lunes, 5 diciembre 2022 - 20:32

Paritaria metalúrgica. La burocracia pacta, les trabajadores luchan.

La paritaria había vencido el 31 de marzo. Recién en agosto, cuatro meses después, acordaron un bono de 6.000 pesos. En el último mes del 2020 volverán a sentarse para acordar el salario de 2021. No hubo un aumento formal. Acorde a estos tiempos de crisis la burocracia acordó un bono no remunerativo, que no se va a incorporar a la estructura del salario y sin retroactividad.  

Pese a que la industria metalúrgica ya se encuentra produciendo en el 90% de su capacidad, las patronales no quieren aumentar los salarios. El secretario general de la UOM, Antonio Caló, avaló esta precarización. No se podía esperar otra cosa de un dirigente que dice “si las empresas crecen, los sindicatos también”. Por eso decidió acompañar el acuerdo nacional entre gobierno, empresas, la iglesia y la burocracia sindical. Un pacto anti obrero al servicio de reducir los costos de producción.

Conflictos y desbordes

Tal como se viene desarrollando en el gremio del Comercio con las asambleas y reclamos de supermercadistas o algunos desbordes en la UTA, tampoco la UOM está logrando contener los reclamos. En distintas seccionales aparecen delegados de base combativos que llaman a desobedecer las órdenes de Caló y pelear por la reapertura de las paritarias. Como así también aparecen conflictos diferentes que la UOM pretende enchalecar y no solo no lo logran, sino que terminan rompiendo con los trabajadores. Como por ejemplo en varias sedes de Siat Tenaris.

En la planta de ACINDAR, ubicada en Villa Constitución, la comisión interna no está alineada con la directiva nacional. Por el alto desfasaje entre la inflación y el salario, crece el descontento por abajo, los trabajadores reclaman un aumento de salario acorde a la inflación en enero y advierten que tomarán medidas de fuerza. En ACINDAR, que pertenecen al sector siderúrgico las paritarias sumaron 20.000 pesos más a los 30.000 que negoció la UOM a nivel nacional. Sin dudas, la presión de las bases comenzó a sentirse.

GRI Calviño, Berni (y Caló) contra los obreros

En la metalúrgica GRI Calviño existe un conflicto que llegó a un nivel superior. La multinacional suspendió la producción, cesó el pago de salarios y desconoció el acuerdo firmado en el marco de la pandemia. De hecho, impuso un lock out hasta que los trabajadores firmen un acuerdo de flexibilización laboral.

Los trabajadores desbordando a Caló y la burocracia sindical decidieron tomar la planta industrial ubicada en Florencio Varela de la zona sur de la Provincia de Buenos Aires. Para desalojar a los trabajadores se hizo presente la policía bonaerense de Berni y Kicillof, quienes ingresaron al predio con escopetas para cuidar los intereses de la multinacional que fabrica torres eólicas, pero al dia de hoy no han podido desalojarlos.

Desde la empresa amenazan con irse del país si no se firma el acuerdo y en caso de que se firme quieren la garantía de la burocracia de la UOM que los trabajadores van a cumplir con lo acordado, ya que desconfían de los trabajadores combativos que no aceptarán las condiciones de flexibilización y reconocen que el “Barba” Gutiérrez, líder de la UOM en las seccionales Quilmes, Varela y Berazategui, será incapaz de contener a los obreros que vienen movilizando hace tiempo. Los trabajadores autoconvocados de GRI Calviño vienen además movilizando en las calles para visibilizar el conflicto.

¿Quiénes no quieren pagar los salarios?

Se trata, por ejemplo, de GRI Calviño, resultante de la fusión entre la multinacional española GRI Renewable Industries y Metalúrgica Calviño. Se dedican a la fabricación de Torres Eólicas y cuentan con plantas de producción en 8 país, entre ellos China, EEUU, India y España. La empresa recibió el año pasado dos millones de pesos de la mano del macrismo, un desembolso del Ministerio de Producción y Trabajo para abaratar costos de 30 despidos. En 2020 recibieron un aval crediticio del Fondo de Garantías de Buenos Aires (FOGABA) para la adquisición de nueva maquinaria, lo que permitirá desarrollar su máxima capacidad en la producción de las torres eólicas, componentes de turbinas, equipos de elevación y servicios de montaje.

Por una salida obrera

Evidentemente las paritarias que acordaron migajas no están conteniendo a los trabajadores y se van a seguir desarrollando los conflictos salariales y contra la flexibilización del trabajo. Desde ANCLA y el MST alentamos a los trabajadores para que sigan desarrollando las asambleas y que se voten nuevos delegados combativos.

Hay condiciones para convocar a un plan de lucha nacional y exigir el pago de los salarios adeudado, la reapertura de paritarias y aumentos de salario acordes a la inflación. Y seguirla hasta derrotar el pacto social y los convenios de flexibilización y explotación y avanzar hacia un nuevo modelo sindical y una nueva conducción democrática y combativa de la UOM.
GRI Calviño marca el camino a seguir. En caso de cierres y despidos el camino es la toma de la fábrica, medida de fuerza que debemos acompañar todos los vecinos, las familias de los obreros y las organizaciones obreras y combativas, para rodearlas de solidaridad y frenar los desalojos que impulsarán las fuerzas represivas a cargo de personajes como Berni.

ANCLA (Agrupación Nacional Clasista Antiburocrática)

http://www.infogremiales.com.ar/noticia.php?n=63971

http://www.infogremiales.com.ar/noticia.php?n=64244

https://fb.watch/1Pygt6e7Zc/

Noticias Relacionadas