martes, 16 julio 2024 - 07:22

Paraná. Verdad y justicia para Verónica Lezcano y sus hijes

Hoy se realizó una masiva concentración en los Tribunales de Paraná exigiendo justicia por el caso de Verónica. Ella y sus 3 hijes sufrieron el incendio de su casa, dejándola a ella con el 60% del cuerpo quemado y  a les niñes en terapia intensiva.

En la madrugada del pasado viernes 25, la precaria vivienda de Verónica y de sus hijes fue incendiada. Como consecuencia de las quemaduras, ella de 32 años y les niñes de 13, 10, 5 años y de 9 meses respectivamente, fueron hospitalizados en terapia intensiva. Hasta que llegó el servicio de emergencia fueron ayudados por los y las vecinas del lugar.

La convocatoria fue acompañada por la Asamblea de mujeres, lesbianas, travestis, trans y no binarues de Paraná. Nadia Burgos, referente de Juntas y a la Izquierda expresó: “Primero queremos saber qué pasó con Verónica y sus hijes, y después queremos justicia y que esto no vuelva a pasar. El Estado y el gobierno son responsables, con todas sus instituciones: la Secretaría de la Mujer que no da respuestas; el Copnaf que sigue teniendo una mirada patriarcal, la Justicia que jamás escucha (…) Necesitamos con urgencia un presupuesto de emergencia para violencia de género, para que las políticas que estamos pidiendo se cumplan, se efectivicen, y para que las Verónicas puedan tener una vida libre de toda violencia”.

Nadia Burgos

En ese sentido afirmó que “no es solo la violencia machista, también es la violencia estatal cuando se nos niega el derecho a una vivienda digna, a un salario y un trabajo digno, a que nuestros niños puedan tener la infancia que se merecen. Por todo eso también peleamos”.
Además, el reclamo estuvo fuertemente enfocado en el Poder Judicial: “Si hubiera elección directa de los jueces y revocabilidad de mandatos, esto no pasaría. Los jueces se creen con impunidad. Sepan que estamos acá afuera y los estamos mirando, sabemos que es su culpa y no vamos a parar hasta que la reforma judicial sea un hecho, la justicia sea real y no haya ningún intento y ningún feminicidio más”.

La víctima fue trasladada a un instituto en la ciudad de Buenos Aires por las graves quemaduras que padece, con el 60% de su cuerpo quemado; mientras que les niñes permanecen en terapia intensiva en el Hospital San Roque de Paraná con pronóstico reservado.

Verónica es una de tantas víctimas de la desidia estatal y de la violencia machista. Contaba con un botón antipánico que fue presionado por ella esa madrugada, pero como siempre, con estas medidas parciales no se logran evitar las situaciones de extrema violencia.

Es que la violencia del Estado no perdona, el acceso a la vivienda y al trabajo son políticas que los gobiernos no implementan, haciendo oídos sordos a los reclamos de miles de familias que viven en situaciones de extrema vulnerabilidad, situación que expone de lleno a las mujeres a sufrir situaciones de violencia de género y abuso. Según la investigación del caso, se supo que tres hombres que fueron pareja de Verónica fueron denunciados por ella por violencia de género. Además, cuentan con medidas cautelares vigentes: uno con prisión domiciliaria con tobillera electrónica y otros dos con pulseras duales electrónicas.

Tenemos que seguir peleando por un presupuesto real para combatir la violencia de género y para que el Estado y los gobiernos garanticen los derechos básicos. Estamos cansadas de que nos vendan humo con los ministerios de cartón que no cumplen otra función más que lavarle la cara al gobierno. Las situaciones de violencia, de pobreza, de desidia, se repiten todos los días, necesitamos políticas reales en favor del pueblo de manera urgente.

Noticias Relacionadas