Paraná. Perpetua a Christe por el femicidio de Julieta Riera

El jueves 15 de abril culminó el juicio por jurados por el femicidio de Julieta Riera. Luego de cinco días, el jurado popular integrado por 12 personas, con paridad de género, halló culpable a Jorge Julián Christe del delito que se le acusaba: “homicidio triplemente agravado por el vínculo, alevosía y por haber sido cometido mediando violencia de género”.

El veredicto fue unánime, pese a las maniobras que intentó la defensa de Christe. Sembraba la duda y la hipótesis del “accidente” a través de argumentos muy repudiables por su tinte machista y retorcido. Finalmente, se comprobó que fue él quien arrojó a Julieta desde el balcón del octavo piso del departamento donde convivían, ya que las pruebas presentadas por el médico forense fueron contundentes. Además, con los testimonios de su madre y su hermana, se demostró que Julieta había sido víctima de violencia en anteriores ocasiones, ya que ella les había mostrado moretones y agregaron que “Julián era muy celoso”.

Christe se encontraba beneficiado con prisión domiciliaria desde septiembre de 2020, luego de pagar una fianza de medio millón de pesos, confirmando el carácter clasista y patriarcal de esta justicia. Luego del veredicto, el juez Elvio Garzón hizo lugar al pedido de la fiscalía, revocó la prisión domiciliaria y ordenó que el femicida sea trasladado a la Unidad Penal N°1 de Paraná.

Jornada de lucha

Desde las 9 de la mañana, los familiares de Julieta y diversas agrupaciones nos hicimos presentes en las puertas de Tribunales. Los carteles y cánticos se aunaban en un reclamo: justicia por Julieta. Este juicio tenía una particularidad: Christe es un hijo del poder. Su madre es la ex jueza Ana María Stagnaro, a quien el asesino acudió luego de arrojar a Julieta por el balcón. Stagnaro también lo alojó en su domicilio luego de obtener la prisión domiciliaria bajo fianza.

Por eso las exigencias a la casta judicial tenían que ver con que no se ampare a un femicida por ser “hijo de”. Y nuevamente se demostró que la lucha en las calles es el camino a seguir para lograr justicia en casos de violencia de género y femicidios. En la movilización también se planteó el reclamo al gobierno por un presupuesto real para combatir la violencia de género.

Desde Juntas y a la Izquierda y el MST en el FIT Unidad estuvimos en la concentración. Nuestra referente provincial, Nadia Burgos, expresó: “Hoy el jurado popular hizo justicia. No va más esta justicia clasista y patriarcal. La participación popular es clave para que no haya impunidad. Por eso peleamos por los juicios por jurados y también para que los jueces y fiscales sean elegidos por voto directo y con mandatos revocables. Y agregó: No queremos más muertas. Necesitamos políticas integrales urgentes con presupuesto real para combatir la violencia de género y de eso es responsable el gobierno. La ministra Gómez Alcorta recorre el país anunciando un mentiroso plan federal. Pero no se pueden implementar políticas reales para erradicar la violencia machista si no se invierte lo suficiente para proteger a las mujeres y disidencias de las violencias a las que nos somete este sistema.”

Violeta González

Noticias Relacionadas