lunes, 4 marzo 2024 - 03:12

Paraná, 19D. La plaza se vistió de rojo

En el marco de los actos a nivel nacional que realizó el MST en el FIT – Unidad en 20 puntos diferentes del país, su regional de Entre Ríos realizó el cierre de año en la Plaza Alvear de la ciudad de Paraná.

Cayendo la tarde del día sábado, a las 18:30hs, la Plaza Alvear teñida de rojo y con la presencia más de 100 personas, marcada por una alta participación de jóvenes y militantes de distintas partes del interior de la provincia, comenzó el acto del MST. El inició del evento estuvo marcado por saludos obreros que llegaron desde Gualeguaychú, como el de de Gastón Silva trabajador que viene peleando con la patronal Rontaltex S.A. por su reincorporación después que la justicia haya fallado en su favor.

Seguido a esto continuó la participación de Giuliana Ragone. La dirigente de la Juventud Socialista manifestó “Como la juventud del continente, tenemos que ser un actor fundamental para combatir a los gobiernos pro-patronales que embisten contra nuestra educación. Al igual que en Chile, Bolivia y Ecuador, tenemos que ser los jóvenes los que tenemos que estar en la calle para conquistar un futuro que sea digno de vivir”.

Finalizado el primer discurso de la tarde, otro saludo se hizo presente. Desde Concordia llegaron palabras de un trabajador reincorporado de Egger, tras la lucha librada en 2019, quien hizo presente el siguiente mensaje “Buenas tardes compañeros, compañeras y a toda la militancia. Desde Concordia les mando un gran abrazo, siendo uno de los trabajadores reincorporados de Egger. Quiero decirles que sigamos firmes en la lucha, con gran convicción y unión entre la clase trabajadora que estos años ha sufrido los embates de la clase política y empresarial que muchas veces no ven las necesidades de nosotros, los trabajadores. Un gran abrazo y a seguir la lucha”.

En segundo término, tomó la palabra la referente transfeminista, dirigente de Libre Diversidad y militante del MST Nogoyá, Keili González. La misma esgrimió “El movimiento feminista y disidente viene creciendo y eso no se puede negar y no escapa a nuestras realidades porque formamos parte y como MST somos vanguardia. Hemos venido a tambalear y voltear las viejas estructuras que nos han tenido sometides históricamente. Y también sumó “Este año no fue fácil para la disidencia y las mujeres, fue muy complejo. No me voy a olvidar cuando El Frente de Todos en su eslogan decían que venían a gobernar para todos. Quiero que me expliquen quienes son esos todos, porque hasta ahora fuimos nosotres el sector más castigado por las políticas que vienen implementando.

Al finalizar el turno de Keili González, tras un pañuelazo en apoyo a la legalización del aborto, se reprodujeron unas palabras llegadas desde Buenos Aires de parte de la dirigente nacional del MST, Celeste Fierro. A continuación, siguió el momento de la actual Secretaría General de SITRADU (Sindicato de Trabajadores Docentes Universitarios de Entre Ríos), Sofía Cáceres Sforza. La activista de Alternativa Universitaria sentenció “Mientras los gobiernos aumentan el presupuesto para la policía, los estatales nacionales hemos tenido un mísero aumento del 7%, y encima ahora anuncian con bombos y platillos un aumento en 3 cuotas para el 2021. Mientras el gobierno de Fernández blanqueó la totalidad del sueldo del Ejército, les docentes siguen peleando para terminar con las sumas no remunerativas, que afectan profundamente al sistema previsional, las obras sociales y el derecho al salario. Después quieren hacernos creer que el desfinanciamiento es culpa nuestra, que es culpa de la falta de “solidaridad” de nuestros aportes”.  También le dedicó palabras a la burocracia sindical “La burocracia sindical nos ha privado de un verdadero plan de lucha, nos quiere aplastar con sus discursos en pos de la “paz social”, ¿qué paz social puede haber en un sistema que nos explota a esta escala? Quieren la paz de los cementerios. La paz de los privilegios de una casta parasitaria. Por eso es necesario un sindicalismo combativo, de y para les trabajadores. Que confluya con los movimientos sociales, con la juventud, con el movimiento feminista, con todos los sectores que no han dejado de dar pelea en las calles, que cuando les decían “vayan a sus casas” se quedó, porque sabe que en esta parodia que es la democracia burguesa, lo que no se pelea en las calles no se gana”.

El cierre del acto se dio con el discurso de la dirigente provincial del MST en el FIT-Unidad, Nadia Burgos. En primer término, denunció al orden social vigente exponiendo “La pandemia puso ante los ojos de millones de personas en todo el mundo que el capitalismo no tiene nada para ofrecer a trabajadores, la juventud, los jubilados, sino más explotación, opresión es decir una profundización de la precarización de la vida”. También dedico parte de su discurso para exponer la matriz contaminante y destructiva del capitalismo al decir que “Así también la crisis de este sistema busca profundizar los niveles de saqueo y contaminación promoviendo técnicas extractivas y de concentración al servicio de mayores rentabilidades. Exponiéndonos a un posible colapso ambiental, cada vez son más extremas las consecuencias como lo vimos el año pasado con los incendios en Australia y la Amazonia, y como lo vivimos este año aquí con el ecocidio a nuestros humedales. La unidad en la diversidad para enfrentar esta política extractiva es crucial y una tarea que tomamos junto a la red ecosocialista en todo el país”.

Haciendo un repaso por las calamidades que sufren los pueblos de la mayoría de los países de un mundo convulsionado, la dirigente entrerriana se manifestó en favor de “Un mundo con una economía planificada democráticamente, en función de las necesidades sociales. Con democracia real, obrera, es decir que todo sea controlado y dirigido por quienes vivimos de nuestro trabajo. Donde podamos terminar con la especulación de unos pocos, nacionalizar la banca, el comercio exterior, se expropien las industrias y empresas de servicio para poner todos los recursos en pos del desarrollo industrial y la soberanía tecnológica”. Para alcanzar estos horizontes Burgos remarcó que “Nuestro MST y la Liga Internacional Socialista está al servicio de esa tarea. Tenemos que fortalecernos para poder disputar la conformación de un gran movimiento político común, abierto, de izquierda, romper los límites del FIT y construir un partido de tendencias con corrientes internas, con mecanismos democráticos para debatir y organizar. Un gran movimiento socialista que se trasforme en alternativa”.

Al finalizar el acto se cantó con gran energía La Internacional, el himno de los trabajadores, que terminó con un gran agite de la militancia del MST, en una tarde que quedó teñida de rojo.

Noticias Relacionadas