martes, 28 mayo 2024 - 11:07

Otro golpe al bolsillo. Aumenta el pan

Panaderos anticipan un nuevo aumento del valor del pan, entre un 10 y un 15% esta semana. El kilo podría llegar a 160 pesos en algunas panaderías de las grandes ciudades.

El alimento predilecto e infaltable en la mesa de los argentinos aumenta de precio y abre un abanico de interrogantes en el sector de panaderos. Una de las principales cusas del aumento son la suba exponencial del precio de la bolsa de harina que hace 15 días tenía un precio cercano a los 1500 pesos y hoy ronda los 1800 pesos, debe sumarse a eso el aumento sostenido del resto de materias primas.
En el sector de panaderos temen por una reducción de las ventas, nuevos aumentos y la pérdida de puestos de trabajo. En declaraciones a la prensa el titular del centro de panaderos de Avellaneda, Gastón Mora, aseguró que es inevitable que los aumentos de costo y combustible no se trasladen a precios.
Además, Mora, añadió «El Gobierno tiene que plantarse y exigir a los formadores de precios una solución y que los controlen para que estas cosas no pasen y menos en el contexto económico que estamos».
El incremento de precios pondría en dificultades la efectividad del plan nacional Potenciar Trabajo, con el objetivo de vender el pan a 75 pesos, que había sido firmado entre representantes del gobierno nacional y diferentes cámaras de panaderos y afines.
El aumento del pan impactará en los precios de otros productos afines. Los más perjudicados son los sectores de ingresos bajos ya que gran parte su dieta nutricional se basa en el consumo de hidratos de carbono, porque son los productos más baratos.

Hay otra salida

Es momento de que las políticas de precios máximos internos sean realmente efectivas y no de cotillón. El camino a tomar demanda de un gobierno que no ceda a las presiones de los sectores agroindustriales que priorizan las exportaciones antes que el consumo interno. Es ridículo que en el país del trigo sus habitantes no puedan acceder al pan.
La eliminación de la carga impositiva de los precios de canasta básica de alimentos es otra política que debe ser tomada rápidamente. En lugar de seguir dando lugar a nuevos tarifazos se tendría que aplicar un plan económico alternativo con prohibición de despidos y suspensiones, control real de precios para frenar la inflación, y aplicación de la Ley de Abastecimiento a las empresas que incumplan.
En tiempos de pandemia y crisis económica medidas que hasta ayer parecían imposibles se vuelven más que necesarias: la nacionalización de la banca y del comercio exterior y una reforma agraria integral se vuelven claves y centrales para ponerle límites reales a los que especulan con la crisis. Es imperioso poner los resortes de la economía en manos de los trabajadores y el pueblo, entre otras medidas.

Noticias Relacionadas