lunes, 22 abril 2024 - 22:13

Otra muestra de sumisión. Milei recibió a la subdirectora del Fondo, Gita Gopinath

Desde su primer discurso, el ultraderechista Javier Milei dejó clara su dirección política de vaciamiento del Estado, feroz ajuste económico y entrega al Fondo Monetario Internacional. Tras el encuentro entre la número dos del FMI, Gita Gopinath, y el ministro de Economía, Luis Caputo, el presidente Javier Milei se reunió el jueves 22 durante una hora con la funcionaria para tratar de “reordenar” la marcha del plan de ajuste económico y los nuevos términos del acuerdo. En otras palabras, para negociar próximos desembolsos y satisfacer las metas impuestas por el propio organismo. La aprobación al plan de ‘shock’ entre otras cosas mediante la devaluación, la licuación inflacionaria y los tarifazos. Los resultados: superávit financiero a costa del mayor ajuste en 30 años, dejando unos índices de pobreza de casi el 60%, una inflación del 20%, una interanual del 254,2%, la licuación de las jubilaciones, los ingresos y del poder adquisitivo, entre tantos otros ataques a toda la clase trabajadora.

El arribo de la ejecutiva del FMI se produce a menos de un mes que se cerró el primer acuerdo con el gobierno, tras la séptima revisión firmada a comienzos de 2022, por un desembolso de U$S 4.700 millones que, sin embargo, será utilizado esencialmente para el pago de vencimientos del programa Stand-by, contraído por Mauricio Macri. Si bien Caputo explicó que el gobierno prefirió mantener el programa vigente en lugar de buscar uno nuevo porque de esa manera obtenía el financiamiento más rápido, Milei afirmó luego que negoció la posibilidad de avanzar en un nuevo acuerdo por la impagable deuda. En suma, más allá de la situación económica y del plan del gobierno, el oficialismo le tiene que rendir cuentas también al FMI acerca de las relaciones de poder con el resto de los actores políticos para garantizar la aplicación del ajuste. El Fondo mostró de nuevo su y apoyo aunque tiene dudas si semejante ajuste será posible sin problemas mayores.

En medio de un contexto de fuerte conflictividad social, paros y movilizaciones por el severo plan que el gobierno viene aplicando contra la clase trabajadora, los sectores medios y populares, el Fondo se mostró preocupado y reticente a asumir responsabilidades respecto a la crisis que el mismo organismo promueve. Además, atraviesa fuertes cuestionamientos de los sindicatos: hubo paro de ferroviarios, suspendieron actividades los trabajadores de sanidad, los docentes van al paro el lunes y la CGT advierte sobre la magnitud de la crisis aunque sigue sin convocar a una nueva medida. La reunión de Gopinath con la Confederación General del Trabajo fue justamente para ahondar en la crítica situación social.

El encuentro con la CGT

El secretario de Relaciones Internacionales de la CGT, Gerardo Martínez, se reunió la tarde de este jueves con Gopinath y pidió que no haya “ajuste por ajuste”, advirtiendo que la dirección de Milei generará más pobreza. Para la central obrera, la conflictividad va a escalar y derivará en otro paro general, por ello mismo es necesario “un plan de estabilización de la economía”. El encuentro, que se extendió durante varias horas, y que tuvo como único interlocutor a Martínez en representación de la CGT, no tuvo más conclusiones que las ya sabidas metas del FMI y el mega ajuste fiscal en las miras del gobierno. Gerardo Martínez habló mucho con la N°2 del Fondo pero hace poco y nada para enfrentar el ajuste en las calles.

Luego de tres reuniones de altos funcionarios y ninguna salida de fondo, es necesario más que nunca mantener el plan de lucha en las calles. Y fortalecer una verdadera alternativa política que se desligue de los organismos financieros internacionales y finalmente tome las riendas de su soberanía política y económica sin miras a un modelo capitalista en decadencia. Por ello es fundamental dejar de someterse al FMI, romper todo tipo de negociación, comenzando por investigar la fraudulenta deuda externa y hacer que la paguen los responsables de esa gran estafa.

Mientras tanto las acciones siguen: este mediodía miles de trabajadores desocupados reclamaran por alimentos y esta tarde la multisectorial que reúne a la izquierda, al sindicalismo clasista, cultura, asambleas, DDHH y organizaciones sociales, vuelve a reunirse para planificar, entre otras cosas, una gran acción el 1° de marzo a Congreso.

Noticias Relacionadas