lunes, 22 julio 2024 - 04:15

Oferta de Kicillof. El salario docente sigue atrás de la inflación y la pobreza

En forma relámpago se anunció este jueves 9 la convocatoria a la reunión paritaria o la mesa técnica salarial de la docencia bonaerense. Y al poco rato ya transcendía el titular: un 53,9% de “aumento”, diciendo que así se le ganaría a la inflación… Pero esto no solo es falso, sino que tampoco trascendió ningún dato concreto que sustente la oferta, hasta muy avanzada la tarde. A pesar de eso, quieren que la docencia lo apruebe de modo exprés.

Por si hubiese duda, basta mirar el video que publicó la cúpula Celeste de SUTEBA en su página web, donde Baradel se desvive en elogios al gobierno de Kicillof. Dice que cumplió al convocarles antes de la liquidación correspondiente, que tiene en cuenta y supera a la inflación y que la plata que destinan iría al salario básico y a los jubilados (¡?).

Por eso, después de decir que lo pondrán a consideración, Baradel afirma sin dejar dudas: “Lo que queda claro es que este Frente ha defendido el salario de los trabajadores y que encontramos un gobierno provincial que ha escuchado y dado respuesta a las necesidades de las y los docentes de la provincia de Buenos Aires”. Más claro, imposible: hay que aprobarlo y punto. Felices fiestas y a otra cosa, según la instrucción de Baradel.

Salarios básico por debajo de la indigencia. Se pierde con la inflación

Pero veamos qué significaría este “aumento”, qué pidió la burocracia sindical y qué estaría otorgando el gobierno, frente al reclamo y presión de las bases por la incesante suba de precios que licúa los ingresos. Según el comunicado de la Celeste de SUTEBA y el FUDB, “los gremios docentes reclamaron una recomposición basándose en la evolución de los índices inflacionarios, con el objetivo de que los salarios superen a la inflación”.

En ese sentido reconocen que el aumento hasta noviembre era del 45,5%, cuando la inflación interanual acumulada era del 52,1% en octubre, según el INDEC. Y acá se desnuda la Mentira 1: porque se viene perdiendo ante la inflación, incluso esa que mide el propio gobierno y no la inflación real, la de la góndola o el supermercado. Porque se corre siempre por detrás, perdiendo en la carrera con esa inflación real. Sobre todo porque partimos de salarios que estaban más que devaluados y con su poder adquisitivo muy licuado. Indignante (1).

Pactan salarios básicos muy por debajo de la línea de indigencia…

Mentira 2: Nos quieren vender que la plata puesta por el gobierno va al básico y que así se «mejora de la estructura del salario…». Pero este es otro cuento ya que, incluso con esta suba, más de la mitad de nuestro sueldo sigue estando por fuera del básico, con lo que no impacta en los adicionales ni en las jubilaciones. Si vemos los cuadros que aparecen en el Acta firmada por gobierno y burocracia, comprobamos lamentablemente que el básico -es decir, la parte en blanco- del cargo de una maestra de grado quedó en unos paupérrimos 24.832 pesos. Y el básico de preceptor, en 22.575 pesos. Mientras que la parte que corresponde a cifras en «negro o gris», llega a sumar hasta los 30.278 pesos.

Por eso no hay ninguna «mejora en la estructura» ni en la pérfida matriz salarial que viene reproduciendo el gobierno de Kicillof, como antes hacían Vidal, Scioli y antes otro ajustador de la docencia como Solá. Es que con esta «suba» el 54.9% del total del salario de una maestra sigue estando por fuera del básico y solo el 45.1% está «blanqueado» (ver arriba el cuadro del Acta), es decir, integra el básico y se toma para los adicionales y la jubilación. Con lo que Kicillof sigue dejando a la docencia con salarios básicos muy por debajo de la línea de indigencia, la que el INDEC medía en 30.925 pesos en octubre. Indignante (2).

Mentira 3: Hablan de una recomposición salarial, pero como vemos no hay ninguna «recomposición» como pretende hacernos creer la burocracia. Porque «recomponer» nuestros salarios implicaría ganarle en serio a la inflación, superarla por varios cuerpos en la carrera. Y no seguirla de atrás o empardar o tener una pocas décimas más, según el cargo y la escala. Pero además, recomponer nuestros salarios siempre implicó luchar por recuperar el más del 20% que la propia Celeste reconocía haber perdido ante el gobierno de Vidal y Macri. Pero nada de eso se logró con Kicillof. Al contrario, indignante (3).

Hagamos números, contemos “plata”

El salario inicial de una maestra de grado en noviembre había quedado en $ 52.568,90 (con esa suba del 45,5%). Si ahora el aumento llega al 53.1% como anuncian (ver cuadro con las nuevas escalas), eso implica un 7,6% más a partir de diciembre, la que se cobra en enero de 2022. Pero eso significa apenas 2.542 pesos para el cargo de MG, con lo que el «aumento» no llega ni a los 85 mangos más por día. Y el inicial de una maestra de grado pasa así a valer míseros 55.110 pesos. Indignante (4).

Esto implica lisa y llanamente que, para Kicillof, el PJ y el Frente de Todos que se auto titula “gobierno del pueblo”, el salario de la maestra de grado debe seguir estando en 17.200 pesos por debajo de la línea de pobreza. Al tomar en cuenta como línea de pobreza a la que -en octubre- el INDEC valuaba en 72.365 pesos. Y esto vale para gran parte de la escala salarial, para toda la escala del cargo base (preceptor) y toda la escala de maestra, solo superada levemente al tener más de 24 años de antigüedad.

Cuando deberíamos luchar por trabajar en un solo cargo, con un salario que cubra la canasta familiar, no la de pobreza. Considerando que el valor del salario mínimo, no el «óptimo», alcanzaba los $ 116.134 en octubre, según la Junta Interna de ATE INDEC. Indignante (5).

¿Por qué no ganan Kicillof, sus ministros y funcionarios como una docente? ¿O ganamos todes como un funcionario o diputado? Como el sueldazo que gana Kicillof, de los más altos entre los gobernadores del país, y que en junio superaba ya los 433 mil pesos mensuales. Así y al sumar más de $ 5,6 millones en el año, Kicillof gana lo que una maestra tardaría 8 años en cobrar con este “aumento”. Otra vez: indignante (6).

Por todo esto llamamos a rechazar esta oferta trucha y el mecanismo más trucho aún de aprobación exprés y su definición por un puñado de Secretarios Generales Celeste de SUTEBA. Exigimos que se abra un verdadero proceso de debate, con tiempo para analizar, hacer cuentas y resolver en cada escuela, en la realidad de cada familia y sin tener que naturalizar el doble cargo o hasta un tercer cargo para poder llegar a fin de mes.

Valor del salario mínimo, no el «óptimo», medida en $ 116.134 a octubre de este año, según la Junta Interna de ATE INDEC

Para dar tiempo al debate y análisis, exigir que se convoque para el lunes a un plenario provincial de delegades con mandato de esas asambleas de base y definir un plan de lucha por una verdadera recomposición de nuestros salarios. Porque plata sobra en la Provincia. Inclusive el BAPRO acumula en sus cuentas más de 140.000 millones de pesos, ante la subejecución de muchas de las partidas presupuestarias durante este año, entre ellas las de educación e infraestructura.

A su vez, debemos votar la exigencia de una verdadera paritaria salarial. Con una negociación a la que asistan paritarios electos por la base y con mandato expreso de las asambleas y plenarios de delegados. Solo así empezará a ser realidad que decidimos las y los docentes, no un puñado de dirigentes.

Plata hay: rechazar la oferta de Kicillof y retomar la lucha

Plata hay para alcanzar un salario que iguale la canasta familiar. Si en vez de un nuevo impuestazo al pueblo como están proponiendo votar en la legislatura, se pone un verdadero impuesto, permanente y progresivo, a los “dueños de la Provincia”, a las 1.300 familias dueñas de un tercio de las mejores tierras, a las corporaciones.

Si se eliminan los más de $ 40.000 millones que Kicillof destina a subsidiar a los colegios privados, de la Iglesia Católica y las demás confesiones; y si se deja de pagar la estafa de la deuda externa a los bonistas extranjeros. Porque la única deuda legítima es la que tienen con el pueblo trabajador, con la docencia, los salarios y el presupuesto educativo.

Todo esto será posible si, en lugar de seguir elogiando a un gobierno del que son parte como la Celeste de SUTEBA, que tiene una ministra, funcionarios, legisladores, concejales y consejeros en el oficialismo, se llamara a retomar la lucha que la Celeste abandonó hace ya casi 2 años. Y damos inicio a un plan de lucha provincial y nacional por salario, presupuesto y una verdadera educación al servicio del pueblo trabajador.

Sábado 16 hs a Plaza de Mayo: Contra el FMI, por educación y salario

Para eso llamamos a rechazar este acuerdo y votar en cada escuela y asamblea sumarse a la marcha este sábado a la Plaza de Mayo, como parte de una amplia y unitaria convocatoria que lanzamos desde el Frente de Izquierda Unidad para movilizar contra el FMI y el ajuste, por el no pago de la deuda. La que fue tomada por los SUTEBA Multicolor, por Ademys y otras más de 100 organizaciones. Vení entonces este sábado con Alternativa Docente y el MST en el FIT Unidad, concentrando 16 hs en Avda. de Mayo y 9 de Julio para llenar otra vez la Plaza.

Alternativa Docente en SUTEBA Multicolor

ANCLA, Agrupación Nacional Clasista Antiburocrática

MST en el Frente de Izquierda Unidad

Noticias Relacionadas