lunes, 22 abril 2024 - 14:26

Nuevo tarifazo. La luz aumentará hasta un 150% y luego actualizará el precio por inflación

Siguen sumando tarifazos. El gobierno habilitó otro aumento, a partir de marzo o abril, en el servicio de luz. Las tarifas de la energía eléctrica, que en AMBA están bajo la gestión de Edesur y Edenor, subirán entre un 65% y 150%, según la categorización de los usuarios (ingresos altos, ingresos medios e ingresos bajos). Sumando a esto, luego las firmas empresariales tendrán lo que se le niegan a los salarios: un aumento por cláusula gatillo tomando como referencia la inflación. El interior del país, sufrirá el mismo aumento, reforzado por la quita de subsidios que el Estado nacional realizaba a las provincias.

Estos aumentos ya se oficializaron el jueves 15 de febrero por el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), haciendo que los precios en el AMBA trepen de manera exponencial. Los usuarios del escalafón con más ingresos, considerando un consumo promedio de 380 KV/h, pasarán de pagar casi $14.000 a tarifas de casi $35.000. En el caso de los usuarios de ingresos medios, tomando el mismo nivel de consumo, las tarifas aumentarán en promedio $3.000 (se calcula que de $4.000 pasen a valer $7.000).

Los aumentos mencionados que hacen amasar grandes fortunas a las privatizadas, a la misma vez, son los mismos que hacen que mes a mes la inflación trepe y los salarios pierdan poder adquisitivo. Paralelamente los subsidios que percibía una gran cantidad de usuarios, han sido podados por requerimiento del FMI para alcanzar el tan mentado “déficit cero”. Esto, lejos de ser una reducción de recursos a las empresas de energía, significa un nuevo golpe a las mayorías de familias trabajadoras. Ya que mediante este aumento el gobierno busca asegurar las ganancias empresariales.

Mientras desde el gobierno venden un discurso en el que apuntan a que “sincerar” los precios es lo justo y la quita de subsidios es un paso para borrar una “distorsión” que genera el Estado, las privatizadas brindan un servicio detestable. Hace pocos días, luego del incendio de la subestación de Edesur, miles de usuarios, principalmente del barrio Caballito, se quedaron sin luz. Han pasado los años y estas empresas no han invertido nada en fortalecer la infraestructura del servicio, volviendo una normalidad los cortes cuando llega el verano o hay días con inclemencias climatológicas.

Desde los ´90 a la fecha han las privatizadas del servicio de energía han demostrado que son un modelo fracasado. La desinversión, la falta de regulación y hasta la monopolización son los únicos resultados que tienen en vidriera. Y los distintos gobiernos que se han sucedido, nada hacen para afectar este negocio.

Edenor y Edesur, con cortes de servicios constantes, algunas veces llegando a durar días enteros, no pueden continuar. Es necesario un cambio de modelo, terminar con el esquema de las privatizadas. Como lo propone el MST en el FIT-Unidad, hay que avanzar a la nacionalización de los servicios eléctricos, en toda su rama (producción, transporte y distribución) bajo la gestión de trabajadores, usuarios y técnicos. Convirtiendo al servicio de luz en un derecho, para ponerle un punto final al modelo fracasado de las empresas privadas.

Noticias Relacionadas