miércoles, 24 abril 2024 - 17:07

Noroeste. Se viene un nuevo encuentro regional de mujeres y disidencias

El sábado 21 de noviembre realizaremos el 23 Encuentro Regional de Mujeres y Disidencias en Moreno, municipio que encabeza el ranking de femicidios en la provincia, de ahí la importancia de que nos encontremos en las calles con mucha fuerza.

La agenda del movimiento feminista y disidente no abandona las calles. Este año, a pesar de la pandemia, la cuarentena, y de no haberse realizado el tradicional Encuentro Plurinacional de Mujeres y Disidencias; logramos garantizar un encuentro regional, el número 23, porque nos parece fundamental sostener este espacio político de debate y discusión que año a año tenemos para intercambiar sobre nuestras realidades en el territorio y trazar una agenda para la lucha.

El Encuentro viene cargadísimo de contenido, arrancando a las 11hs con la convocatoria en la Plaza Buján de Moreno, luego gran olla popular para irnos a las charlas con la panza contenta. A las 12hs nuestra compañera referente nacional del MST, Vilma Ripoll, estará a cargo de la charla sobre femicidios y sistema patriarcal, imperdible dada la realidad que afrontamos, ya que los casos de femicidios aumentaron exponencialmente durante la cuarentena. Luego, alrededor de las 13hs arrancan los talleres y va a haber de todo: activismo LGBTIQ+, feminismos y ambiente, aborto legal, mujeres y disidencias en el sistema educativo, deuda externa, toma de tierras y mucho más. En el medio habrá  festival, feria artesanal, y radio abierta. Más tarde, vamos a leer el documento consensuado entre varias organizaciones, entre ellas Juntas y a la Izquierda; y como no puede ser de otra manera, marcharemos en un extenso recorrido que abarca varios puntos claves del distrito y finalizará en la Municipalidad de Moreno frente a la estación de tren de la línea Sarmiento.

Un evento a la altura de las necesidades de visibilización de los problemas del movimiento de mujeres en la provincia de Buenos Aires. Este año el Encuentro terminó saliendo gracias al esfuerzo y la pelea política que dimos desde Juntas y a la Izquierda, en contra de todo el ala del PJ que se ordenó por vaciarlo de contenido y sacarle el cuerpo, alineadas atrás del gobierno municipal de Mariel Fernández, conducción del Movimiento Evita y parte del Frente de Todos.

Hechos, no palabras

La provincia de Buenos Aires es una de las que encabeza el ranking de provincias argentinas en materia de violencia y desigualdad de género. Contamos de a cientos por año los femicidios y seguimos con una planificación nacional en materia preventiva que da vergüenza clarificar. Según el presupuesto 2021 “con perspectiva de género” presentado por el gobierno, se terminan destinando 34 pesos por mujer por año (1), es decir 2,83 pesos por mujer por mes, increíble. No nos olvidemos que el presupuesto de este año está atado a los designios del FMI, que viene a exigir más recortes de gasto público, lo que nos va a dejar a las mujeres aún en peores condiciones económicas de las que ya estamos viviendo.

Si hablamos de desigualdad salarial, según un informe del Ministerio de Trabajo sobre la situación de género en el sistema de riesgos de trabajo (2), la brecha salarial del 2019 entre hombres y mujeres es de un 20,2%, y si contamos la inflación desatada los números dan en rojo para mujeres y disidencias. A todo esto, se le suma el trabajo doméstico no remunerado, que garantiza a los patrones gratuitamente la manutención de los trabajadores; si tuvieran que pagarlo se fundirían, ya que representa aproximadamente un 30% del PBI, trabajo que las mujeres tenemos asignado de manera “natural” como si nos correspondiera por el solo hecho de ser mujer. En esto la Iglesia juega un rol fundamental como formadora de ideología retrograda y misógina.

Desde el inicio de la cuarentena hasta septiembre, se contabilizaron mas de 28 mil internaciones por complicaciones con abortos realizados de manera insalubre en condiciones de extrema precariedad (3), si se legalizara, todas esas camas estarían liberadas para atender la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus. Cae el relato levantado por el gobierno hace un tiempo de que no se podía porque implicaría un aumento en la cantidad de camas necesitadas para la internación, sin contar que además son dos competencias distintas. Ahora Alberto se encamina a presentar un proyecto propio que según dichos de la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, contemplaría también un proyecto sobre maternidad (que ya es legal), huele raro y tenemos razones para desconfiar. Lo mejor sería que Alberto la corte con el mansplaining y apruebe el proyecto que construimos democráticamente durante 15 años mas de 500 organizaciones feministas, el de la Campaña.

Moreno, capital nacional del femicidio

En el distrito de Moreno, zona oeste de GBA, la realidad es de violencia de género desbocada y absoluto abandono del Estado. Desde principios de la cuarentena hasta ahora contamos 10 femicidios, más de un femicidio por mes, y casos emblemáticos como el de Camila Tarocco, o Ludmila Pretti en donde la respuesta inmediata del Estado fue la represión ante la bronca entendible de los vecinos y familiares que prendieron fuego gomas frente de la comisaría que dejó escapar al femicida. No contamos con refugios y la única política que se dieron fue una línea telefónica para tomar denuncias, insuficiente por donde se lo mire.

A esto se le suman miles de denuncias por mes por violencia de género, más de 15 niñas obligadas a parir y maternar vulnerando todos sus derechos, en un distrito que tiene por primera vez, paradójicamente, una intendenta mujer y que en los papeles adhiere al ILE. Queda claro que ni los papeles ni el género garantizan derechos frente a un Estado que es de clase.

Por todas estas cosas tenemos que llenar de presencia el encuentro regional Nor- Oeste del sábado 21. Porque nuestra única garantía de conquistar todos los derechos que nos faltan son las calles, por las que nos arrebata día a día este sistema machista y patriarcal. Porque ya dijimos ni una menos, por el aborto legal seguro y gratuito con nuestro proyecto, por separar de una vez y para siempre a la Iglesia pedófila del Estado, para que dejen de incidir en las políticas públicas y en nuestras decisiones. Sobran razones para pelear con fuerza hasta vencer.

Juntas y a la Izquierda Oeste

Noticias Relacionadas