martes, 16 julio 2024 - 07:21

No inicio bonaerense. Importante paro Multicolor, a seguirla el 8M

El miércoles 1°, respondiendo a la convocatoria de las Seccionales de SUTEBA, congresales, delegades y un masivo plenario provincial Multicolor, protagonizamos una gran jornada de lucha. Expresada en un importante paro, de amplios sectores de la docencia bonaerense con la Multicolor. Paro que se hizo sentir con más fuerza en el conurbano, aunque también en distritos del interior.

¿Por qué es importante evaluar su adhesión y resultados? Porque hubo intensos debates y muchas presiones para que no saliera. Y porque finalmente, alrededor de 100 mil docentes bonaerenses lo tomaron en sus manos y decidieron plantarse ante el gobierno y la burocracia, jugándose para hacer realidad la medida.

Es por eso que, al impacto del paro en miles de escuelas, se le sumó una importante repercusión de la convocatoria en la prensa. La que desmentía los dichos de Sileoni, Kicillof y Baradel sobre un “normal” inicio de clases.

El paro fue fuerte, superando aprietes del gobierno y la burocracia

El primer derrotado fue el gobierno y su ministro Sileoni, quien afirmó: “El paro no es legal porque los gremios que tienen representación provincial están en el FUDB y todos ellos han firmado la paritaria”. Pero esa declaración, su campaña de mentiras y aprietes, más la Celeste pechando por iniciar como sea, fracasaron.

Inclusive la DGCyE sacó un mentiroso comunicado diciendo que no había ninguna presentación por el paro ante el ministerio de Trabajo. Todo falso, pero como el paro era una realidad, fueron cuidadosos para no amenazar y se limitaron a decir: “se iniciará el ciclo Lectivo 2023 con normalidad”. Pero volvieron a fracasar ya que es su responsabilidad como gobierno garantizar las condiciones salariales, presupuestarias, laborales y materiales para un “normal” inicio de clases. Al no hacerlo, con la Multicolor y la docencia salimos a pelear por ello. Lo hicimos como expresión de un fuerte no inicio de alcance nacional, con conflictos en 15 provincias.

Una importante adhesión provincial

Este nuevo paro Multicolor tuvo una muy alta adhesión en distritos como La Matanza, el que supera la matrícula de 16 provincias argentinas, con sus más de 375.000 estudiantes. Muchas escuelas no abrieron y hubo muchas otras con alta adhesión. Sobre una lista de 25 jardines en Virrey del Pino, 17 avisaron que hacían paro, en un nivel inicial donde miles de niñes no tienen vacante.

Hasta que salió ese comunicado de la DGCyE, no se vieron muchas amenazas. Es más, mayormente los equipos directivos y alguna inspectora, daban por hecho el paro. Lo que marcó la disposición de las bases a luchar, tomando a la Multicolor como el canal para hacerlo, superando la equivocada postura de Comuna Docente y el Encuentro Colectivo que, incluso en el plenario Multicolor, insistían con que el paro no tendría adhesión. La realidad fue la opuesta.

Aunque no al nivel que planteara Tribuna Docente-PO, con quienes compartimos la política a impulsar para este No Inicio. Pero que exageran innecesariamente, al hablar de un 80% de paro en La Matanza, 90% en Ensenada, 60% en Cañuelas o 70% en varias seccionales. Aunque esas cifras no sean compartidas en la Multicolor, si hubo consenso en que el paro se hizo sentir. Un debate saldado positivamente por la realidad.

Es que el paro fue también masivo en Tigre, en particular en las primarias y secundarias, con escuelas en un 90% de adhesión y algunas hasta el 100%, aunque fue menor en los jardines. El paro fue fuerte en Malvinas y en José C. Paz, con escuelas enteras cerradas y paros fuertes en establecimientos que suelen responder a la Celeste. Fue importante en Escobar y hubo paro también en San Miguel y en Pilar. Aunque resultó más débil en San Martín y en Tres de Febrero o pararon distintas escuelas de San Isidro.

En la zona sur del conurbano fue más parejo, aunque con algunas desigualdades. Se puede estimar una adhesión alta, pero sin superar un promedio del 50%, con distritos con mayor impacto como Lanús, Avellaneda, Lomas, Ezeiza o Echeverría, y algunos donde fue menor.

Según Alberto Fernández, Massa y el ministro de Educación, la preocupación docentes es no pagar ganancias…

En La Plata hubo una cantidad importante de escuelas con alta adhesión, con muchas Primarias con paro en turnos enteros y escuelas cerradas. En otras, hubo desigualdades con docentes que paraban y otres que no. Hubo que sortear aprietes, como el comunicado de la DGCyE y equipos directivos que intentaron ser correa de transmisión, pero se revirtió. El paro se sintió también en Ensenada.

En Bahía Blanca, la medida se expresó en una “jornada” de protesta, pero solo de movilización (con constancia gremial). Pese a eso hubo docentes que igualmente decidieron parar, con algunas escuelas cerradas y una evaluación que mostró que, si se llamaba a parar y no sólo a marchar, la adhesión hubiese sido mayor. Aunque eso hiciera bajar la presencia callejera, porque lo central era llamar a parar.

Inclusive así lo interpretaron los medios, al titular sobre “el primer paro del año” de SUTEBA Bahía Blanca. Finalmente, en la marcha participaron 300 docentes de numerosas escuelas. Y resultó importante políticamente porque se fue al Concejo Deliberante a presentar un proyecto para crear un fondo por la provisión de útiles escolares.

En Marcos Paz, el promedio del paro fue del 70%, fundamentalmente por la adhesión en Secundaria. En los municipios vecinos, impactó bien. Con todas las presiones, demandas de las familias y la escasa anticipación para anunciarlo y trabajarlo, lograr en Cañuelas, Navarro, Luján y demás localidades un 30% de participación, es muy meritorio.

A su vez, fue más alta la adhesión en distritos como Bolívar y más parcial en otros como Gral. Pueyrredón, Cnel. Dorrego, Monte Hermoso, Punta Alta. Por eso decimos que unos 100 mil docentes tomaron este paro en sus manos, estimando un promedio provincial de un 40% o el 30% como dato realista.

La Multicolor como alternativa y canal a cuidar y desarrollar

Esta jornada evidencia que la Multicolor se transformó, hace tiempo, en un canal para expresar la bronca, las demandas y un programa alternativo frente al ajuste salarial, laboral y presupuestario. Pero que va más allá.

La fuerza del paro se asentó en el rechazo al insuficiente aumento de Kicillof, que mantiene los salarios docentes por debajo de la pobreza y a los básicos en la indigencia, cosa que impacta en toda la escala y en las magras jubilaciones. Expresa también el malestar ante las reformas anti-educativa. Pero excede todo eso, al canalizar un fuerte malhumor social por la situación general, de enojo e insatisfacción por la realidad de las familias, de pibes que llegan sin útiles, alimento o motivación.

Mucha bronca incluso ante la ola de calor y la falta de ventilación o agua potable en las escuelas. Igual que en la infraestructura provincial y del país, con su transporte de viajes agobiantes y los reiterados cortes de luz y agua. Ese es el contexto en que imponen más días y horas de clases. La Celeste nos vende que así se “quiere” a la escuela y se expresa el “amor” por la enseñanza con niñes y adolescentes… Inclusive, con 35º de calor, en vez de reclamar condiciones dignas y organizar la suspensión, la Celeste pedía ponerse “media pila” y “permitir actividades lúdicas con agua…”. Se ubican como defensores de “lo posible” y administran el ajuste oficial.

Balancear la medida importa para comprobar que todo un sector de la docencia provincial para con la Multicolor. Espera sus anuncios y se pregunta: ¿qué va a hacer la Multicolor? Por eso, a medida que las escuelas se enteran que la Multicolor llamaría, se empiezan a preparar, organizan la escuela y avisan a otras.

Pasó el tiempo en que se preguntaba cómo hacer para parar con la Multicolor. Ahora, inclusive en distritos alejados, casi sin dirección ni presencia de la oposición, igual se sostiene el paro en un 25%, 30% o más de adhesión con la Multicolor, como un hecho instalado. Una adhesión así podría parecer menor, pero tomada de conjunto, expresa a decenas de miles que encuentran ese canal en la Multicolor y lo toman para la lucha, con un programa alternativo.

No hablamos de un “desborde” ni de “rebelión docente” o educativa, como sí volvemos a ver en San Juan. No era ese el momento actual ni había consensos para concretarlo. Por eso no compartimos las posturas que insistían con votar por paro de 48 hs y 72 hs como planteó insistentemente Docentes en Marcha-IS.

Al contrario, apostamos a que la Multicolor lograra asegurar al menos el paro del 1° y darle continuidad el 8M, buscando coordinar nacionalmente el conflicto a partir de la convocatoria con la FND, Federación Nacional Docente y otros sectores. Para así poder expresar esa bronca frente a la cual la Multicolor aparece como referencia, cuando se decide, se postula y convoca.

Debate, reflexión y conclusiones para ir por más

Fue correcto jugarse por el paro, ante parte de la izquierda y el centrismo sindical que se ubicó mal, al no ver ni impulsar el proceso. Como la Marrón del PTS que mostró su electoralismo ya que nunca impulsaron el paro y el No Inicio ni la nacionalización de la lucha. Ahora quieren mostrarse festejando el mismo paro que el PTS obstruyó en Bahía Blanca, por el que no hizo nada en las demás seccionales.

En la asamblea del lunes 27 en Bahía Blanca, el PTS se negó a votar por la moción de parar el 1º con la Multicolor que planteamos con otras agrupaciones. Y votaron con la Granate que solo planteó una “jornada” con artículo gremial, sin paro. Eso fue grave, porque si la Marrón-PTS impulsaba y votaba parar, se daba vuelta el resultado y salía paro también en ese valioso distrito.

Lo que habría evitado las tensiones en el Plenario provincial, cuando la Granate y el Encuentro Colectivo no aceptaban votar nada que indicara que la Multicolor llamaba al No Inicio y paro el 1º. Una orientación que, más allá de toda intención, resultaba funcional al gobierno y la burocracia.

El balance colectivo debería contribuir a la reflexión, incluso a compañeres de la Verde que de arranque revisaron lo que votamos en 2022 de ir por paro, asambleas y el No Inicio 2023. No se jugaban por impulsar que se llame a parar el 1º como lo expresaron en sus consultas sin opción por medidas de lucha lanzadas inicialmente. Aunque se debe reconocer que, con reflejo ante la realidad, les permitió reubicarse y ser claves al votar las resoluciones, y salir a difundir luego que la Multicolor llamaba a paro provincial el 1º.

A seguirla el 8M: Organizar un paro real con la Multicolor

El resultado de la medida da una buena base para ir por más. Es necesario darle continuidad a este paro del 1º, garantizando seguirla el miércoles 8 de marzo, en el día Internacional de la Mujer Trabajadora. Pero no de forma casual o formal como plantea la burocracia, que habla de “adherir al paro”, pero dejando librada la “modalidad” a lo que cada distrito decida, lo que es una trampa que lo vuelve virtual.

Con la Multicolor debemos convocar para hacer efectivo el paro este miércoles 8, a todo el personal y para la totalidad de la docencia por los reclamos planteados y también las demandas particulares en un nuevo 8M. Hay fuerzas para seguirla y profundizar lo hecho. Porque inclusive en distritos que conduce la Celeste o pesan otros gremios, que haya 7, 10 o 20 escuelas que deciden parar, es muy valorable.

Esto da una base para ir por más, que se le planta y desafía al gobierno, las autoridades, la burocracia cómplice y hace notar su disconformidad ante el ajuste del FMI. Y su disposición a pelear para cambiarlo con el método de la clase trabajadora: con paro, movilización, organización y debate democrático.

Debemos organizar el nuevo paro votado para el 8M. Y poner fecha también a un posterior Plenario provincial de delegades, como el que permitió votar este plan de acción. En ese marco, es importante cuidar a la Multicolor, garantizar su funcionamiento democrático y contener a todos. Proponer las medidas más ajustadas a la realidad y al consenso, evitar tensiones y poder canalizar los debates democráticamente, sin ultimatismos ni pretendidas hegemonías.

La Multicolor provincial y sus Seccionales, así como su desarrollo en tantos años, son una conquista colectiva y así lo debemos valorar. Respetando la construcción de las Seccionales que se sostienen, pero en una integración de todas las expresiones y donde el voto democrático permita saldar, sin crisis ni enojos, cuando no haya síntesis como en el masivo plenario provincial del lunes 27.

En un plenario que, superando las tensiones y debates lícitos, tuvo la enorme virtud de convocar a esta medida y a su continuidad el 8M. Así, sin dejar de exigir a la burocracia Celeste y al FUDB, pero asentados en la determinación de lucha, la persistencia y decisión de la base y del activismo para pelear, podremos seguir avanzando.

Noticias Relacionadas