lunes, 22 abril 2024 - 22:38

Neuquén. Acampe y criminalización de la protesta

El pasado 30 de enero, organizaciones sociales acamparon durante cuatro días en reclamo por promesas incumplidas por parte del gobierno. Tras levantar el acampe los referentes de las organizaciones fueron notificados por la justicia. Para conocer mas a fondo la situación entrevistamos a Diego del FOL Unidad.

Esta semana protagonizaron un importante acampe frente a la casa de gobierno. Contanos, ¿A qué se debió este acampe? ¿Hubo avances en la resolución de los reclamos?

El acampe tiene que ver con una deuda del Gobierno de la provincia, que tiene que ver con el convenio de obras que el conjunto de las organizaciones de la CTEP, Frente Popular Darío Santillán, el FOL Unidad y el Polo Obrero venimos conquistado ya hace más de dos años.

Quedaba un pago que era de diciembre, el gobierno se había comprometido y no efectuó. La semana anterior habíamos estado manifestándonos y no quedaba otra que esto porque entendíamos el contexto, digamos, de mucho ajuste a nivel nacional, de políticas muy parecidas en algunas cuestiones con la Milei: seguridad, trabajo, desarrollo social. Entonces también pensábamos que era el inicio de lo que se iba a venir, que tiene que ver con los puntos que teníamos con los compañeros del frente y de las organizaciones que se sumaron al frente (MST, MTE y FPDS Plurinacional).

En ese punto no hubo ningún avance, fue muy trabado, se discutió mucho, se presentaron papeles, el gobierno tenía una posición muy fuerte. Preferimos abrir la otra parte de la negociación que tenía que ver con las propuestas nuevas que tenía el gobierno

Nosotros en diciembre, con el conjunto de todas las organizaciones nuevas, presentamos una propuesta de cuatro puntos que tenía que ver con eso: trabajo y obra pública en los barrios populares. También de dónde sacar eso, que se sacaron de las regalías, que se creará un fondo para eso. El tema de los programas que sea único y que este atado al Potencial de Trabajo. Ahora ya no pero al salario mínimo vital y móvil o a la canasta básica de alimentos mínimamente es la exigencia.

Después algo que tenía que ver con la asistencia, la mercadería y los bonos GAS que también está parado como la mercadería a los comedores y que se haga una ley con compra directa hacia las organizaciones sociales.

¿Qué opinión te merece la campaña mediática del gobierno contra las organizaciones piqueteras?

Nosotros como FOL entendemos que a nivel nacional las organizaciones sociales de diferente definición política venimos siendo un poco sistemáticamente, desde hace más de 15 o 20 años, las que venimos pisando fuerte, por así decirlo, la calle, conquistando derechos. Para decirlo de otra forma, tratando que nuestros compañeros y compañeras no sean más pobre de lo que somos.

Está claro que la campaña es sacarnos del medio, barrernos, sacarnos poder de fuego y los derechos para nuestros compañeros y compañeras. La campaña por lo menos a nivel nacional está bien clara y Neuquén es un calco y copia de eso. Empezaron demonizando a los compañeros de las organizaciones que ya bastante tenemos en el lomo eso y después concretamente a la cooperativa como herramienta fundamental. Nos guste o no nos forma de organización esa pero es la cooperativa la que nos permitía por lo menos tener mejores puestos de trabajo para los compañeros y compañeras a través de eso.

Después la extorsión, el planteo de sacarnos del medio que el Estado va a llegar, mentira no va a llegar a ningún lado. Lo dicen los índices, por ejemplo, de la Cámara Argentina de Construcción, donde dice que se van a perder 200.000 puestos y que encima al gran capital hay obras que no les interesa hacer. Milei dijo que las obras las hagan las provincias, las cuales muchas están fundidas. Neuquén si sería el caso que tiene más posibilidades de poder hacer obras y es lo que planteamos.

La campaña mediática es dura, nosotros no tenemos nada que esconder. Siempre estuvimos donde estamos parados. Hay un contexto difícil donde ya veníamos bastante estigmatizados. Habrá que defender con mucha fuerza con un amplio abanico de organizaciones todos los derechos conquistados de los sectores que representamos.

Durante el acampe recibieron órdenes de desalojo, pero también una citación de la justicia, ¿De qué se trata esta misma?

Hace tiempo que venimos recibiendo órdenes de desalojo que después no se terminan cumpliendo. Entendemos que es también por un acuerdo que había entre el gobierno y nosotros cuando levantamos el teléfono diciendo que esa no era la forma. Salvo alguna vez alguna que eso quedó en la resolución de conflicto. Nosotros sabíamos que esta vez podía pasar, por lo que dije antes de la situación, de cierto contacto entre el gobierno nacional y el gobierno provincial. El lunes nos tenemos que presentar algunos compañeros, compañeras, pero hay varios compañeros delegados y delegada de las organizaciones que estamos en eso: causa común, codo a codo, con sindicatos y organizaciones para poder defender y avanzar en esta situación.

¿Cómo va a continuar la lucha que vienen dando? Tanto por los reclamos que vienen levantando, cómo con la citación judicial.

La lucha está claro que, por ejemplo, una de las cosas que decimos es: qué puede cambiar la táctica, el método, pero no vamos a dejar de luchar. Eso me parece que con las nuevas organizaciones del frente lo tenemos claro. Siempre defendimos lo que tenemos que defender, en la pandemia estuvimos ahí cuando nadie estaba, en el 2001 cuando surgimos, cuando nadie quería hacer nada de los barrios, las organizaciones empezaron a organizar a compañeros y compañeras que se morían de hambre. Inmediatamente lo que se piensa en la continuidad del plan de lucha. Hasta que conquistemos los derechos para una vida mejor y un trabajo digno.

Noticias Relacionadas