viernes, 21 junio 2024 - 05:29

Movilidad jubilatoria. Proyecto insuficiente y derrota del gobierno

La votación en Diputados de la movilidad jubilatoria golpeó al gobierno de Milei, que ya venía en crisis por el escándalo de la comida retenida por Pettovello, corrupción mediante. La media sanción dada por la cámara baja no significa una recomposición real de las jubilaciones, es apenas un parche. Sin embargo Milei, fiel a su estilo, furioso, salió a declarar que la vetará porque pone en riesgo el equilibrio fiscal, lo cual no es cierto.

El martes 4 de mayo el gobierno recibió un golpe más a su política de motosierra. La Cámara de Diputados votó por 162 votos a favor y 72 en contra una fórmula de movilidad jubilatoria que propone una actualización mensual de jubilaciones de acuerdo al último IPC (Índice de Precios al Consumidor) y una recomposición adicional del 8,1% en función de lo que perdió el sector pasivo con la fórmula/decreto del gobierno.

A la comisión de Diputados entraron tres proyectos, además del oficialista que ratificó el DNU 274/24 en vigencia. El del UxP (mayoría con 33 firmas) proponía una recomposición del 20,6. El de la UCR y otros, con 19 firmas, que desarrollaremos por ser el aprobado y uno del PRO que proponía una actualización por IPC más un 30% anual.

En el recinto finalmente se unieron UxP, bloques menores y radicales para darle sanción como dijimos al proyecto de estos últimos. El gobierno lo sintió como una trompada en la frente. Esta derrota legislativa se suma a la crisis política del gobierno. De nada valió que Milei saliera a redoblar la apuesta como es su costumbre, maldiciendo a los Diputados y asegurando que si el Senado la ratifica y la convierte en ley, él la vetará. Argumentando que va a mantener a rajatablas el equilibrio fiscal, así le cueste la vida a millones de jubilados o desocupados sin comida, agregamos nosotros.

El argumento del gobierno, del que se hacen eco de manera irresponsable y lamebotas su red de periodistas obsecuentes, es que con esta fórmula entraríamos en rojo y que todo el plan se iría al carajo (en términos del propio presidente). Lo cual ni siquiera es cierto. Veamos por qué.

El ajuste a los jubilados

Que las jubilaciones son de hambre y miseria no es nada nuevo. Desde hace años que el 70% o más de la masa de pasivos cobra una mínima que no llega a cubrir ni la mitad de la canasta familiar. Ni hablar de la contemplada para un adulto mayor, que incluye un plus por los medicamentos y otro tipo de gastos propios de la edad. A este deterioro crónico han contribuido todos los gobiernos desde hace décadas. Basta con recordar el veto de Cristina al 82% móvil que se votó en su gobierno y que terminó en una fórmula trucha de actualización trimestral, con la cual terminaron perdiendo frente a la inflación en más del 20%. Ni hablar de la recomposición que hizo Alberto Fernández, anulando la terrible fórmula de Macri que había empeorado la de Cristina y que quiso emparchar Massa ya al final del 2023 con bonos extras. Siempre los jubilados salieron perdiendo. Pero el mazazo de Milei a los jubilados fue muy superior. Todos los datos de la realidad, sostenido por analistas burgueses serios, demuestran que un tercio del ajuste brutal que hizo este gobierno apenas asumido, recayó en los jubilados, que sólo en el bimestre enero-febrero perdieron 33 puntos frente a la inflación. Es por esto que la bronca en el sector pasivo contra el plan de ajuste es monumental, ya es tendencia la frase de “los jubilados no votamos más a Milei”.

La fórmula que se votó

La fórmula aprobada en Diputados arranca de un pago inicial extra del 8,1% (por la diferencia entre la inflación de enero 20,6% y el 12,5% que reconoció el decreto de Milei). Además se actualizaría mensualmente por el IPC y un porcentaje del 50% de los aumentos salariales promediados en caso que estos le ganen a la inflación (aplicado en forma semestral). En una mirada rápida y superficial la fórmula radical-UxP aparecería como fantástica, pero tiene varias trampas en su seno. Primero y principal arranca de establecer que nunca el haber mínimo jubilatorio puede ser menor de 1,09 (es decir un 9% más) que la canasta básica de la tercera edad que hoy son $ 288.000! es una burla, porque la canasta familiar ya supera los $ 850.000 y como dijimos eso no contempla los gastos extras que tienen por la edad en medicamentos y consultas médicas. Es decir la trampa fundamental en la que nos quieren meter el PJ y los radicales para posar de progresivos es que se trata de una “recomposición” de la miseria, un 8.1% (7,2% según el cálculo más exacto que publica La Nación) más de los $ 170.000 que cobra la inmensa mayoría de los jubilados (llevándolo a sólo $ 183.000 en abril.

Pero ni siquiera esta miseria toleran el ajuste de Milei y Caputo. Pese a que el costo real de esta recomposición sería (otra vez según La Nación insospechada de ser de izquierda) sería de sólo el 0,43% del PBI (pasando del 7,14% actual según decreto de Milei, al 7,57% del PBI). La razón por la cual han hecho tanto escándalo y están furiosos, más allá de endilgarles una miserable maldad congénita tanto al jefe de estado como a su ministro, hay que buscarla en la endeblez de su plan y la crisis que atraviesa. Porque el gobierno viene de traspié en traspié desde que se cayó la votación de la ley ómnibus en el Congreso, luego vendría la tremenda movilización en defensa de la Universidades, el parazo del 9 de mayo, la crisis de Pettovello, y otros casos de corrupción que saltan a medida que pasan los días. El humor social está empeorando y el famoso y promocionado apoyo del 56% está cayendo. La baja de los bonos argentinos, el aumento del riesgo país y la suba del dólar blue son la expresión que los especuladores también ven la crisis del gobierno.

La movilidad que necesitan los jubilados

Desde el MST en el Frente de Izquierda Unidad llamamos a defender a los jubilados como una causa nacional. Denunciamos con todas nuestras fuerzas y llamamos a combatir con la mayor fuerza al ajustazo de Milei para lograr la derogación del DNU y convocamos a rodear el Congreso para que no se vote la Ley Bases.

También advertimos que esta fórmula del PJ-UCR aunque se refrende en Senadores y sortee con éxito el anunciado veto reaccionario de Milei que hay que impedir y enfrentar, tampoco solucionaría la situación de pobreza y hasta indigencia en la que están nuestros adultos mayores, que trabajaron toda su vida y hoy tienen que elegir entre comer 15 días o comprar un medicamento. Un verdadero genocidio orquestado por este gobierno al servicio de pagar la deuda externa.

Desde el MST en el FIT Unidad rechazamos esta política y acompañaremos a los jubilados rechazando el veto de Milei. A la vez que planteamos que única fórmula que le serviría a los jubilados y los trabajadores en general es la que proponemos desde la Izquierda y el MST, que parte de que cobren el 82% móvil del sueldo de un trabajador activo, para eso los trabajadores deben ganar dignamente por encima de la canasta familiar y ser actualizado mensualmente.

Como cada miércoles reclama en Plaza Congreso el frente unitario de jubilados, que integra nuestra agrupación Jubiladxs de Izquierda/ANCLA, y como se resolvió en la comisión respectiva del Encuentro de Luchadores y la Izquierda del 25M, hace falta en lo inmediato:

• Aumento de emergencia para recuperar lo perdido; mínima a 850.000 pesos; 82% móvil en cada una de ellas.

• Movilidad automática mensual. Jubilación universal para todos los trabajadores que no llegan a los aportes por precarización. Impuesto a las patronales que precarizan y evaden cargas sociales para completar los aportes que ellos mismos no efectuaron.

• No a la reforma antijubilatoria en marcha. Defensa de las jubilaciones por moratoria. Plenos derechos. Defensa de las cajas provinciales y los regímenes especiales.

• Abolición de las jubilaciones de privilegio del Ejecutivo, jueces, diplomáticos, obispos y jerarquía de las Fuerzas Armadas.

Los fondos para solventar esta actualización y recomposición real de jubilaciones hay que sacarlos de la suspensión inmediata de los pagos de la fraudulenta deuda externa, pero también de una profunda reforma impositiva donde paguen impuestos progresivos y sustanciales las grandes fortunas y ganancias (entre otros los mismos que fueron beneficiados por Milei en diciembre con la megadevaluación que los hizo 118% más ricos de la noche a la mañana). Toda otra propuesta de movilidad no será más que un engaño de los partidos de siempre que hoy, basándose en la bronca que genera el ajuste liberfacho pretenden sacar rédito político con unas migajas de aumento como tuvo que reconocer hasta el mismísimo diario la Nación.

Noticias Relacionadas