jueves, 29 septiembre 2022 - 01:47

Moreno. No al cierre de la Escuela Politécnica de la UNM

Cientos de familias afectadas se encuentran en estado de alerta y movilización. Por intereses cruzados entre el gobierno municipal de Moreno y la gestión universitaria se anunció que la ESPUNM no continuaría su actividad como una escuela politécnica y pasaría a funcionar como un ciclo básico de 3 años, dejando a más de 140 estudiantes y más de 400 aspirantes en la incertidumbre sobre su continuidad pedagógica y sin vacantes a posteriori de concluir los 3 ciclos lectivos.

La decisión fue tomada de forma unilateral por las autoridades de la Universidad Nacional de Moreno, institución de la que depende la escuela, sin apelar ni consultar a la comunidad educativa de la UNM sobre esta decisión, a tal grado que las familias supieron sobre esta decisión a través de un comunicado publicado en la prensa local y achacando toda la responsabilidad al gobierno municipal.

La ESPUNM se encuentra funcionando provisoriamente en una pequeña instalación dentro del predio de la UNM, sin capacidad para abrir una nueva inscripción. El lugar que tiene asignado para edificarse la infraestructura necesaria para su desarrollo es un predio lindero a la universidad. Sobre este predio corresponde la potestad de la Universidad Nacional de Moreno según el aval de varios acuerdos provinciales y nacionales firmados con el Ministerio de Educación, con el fin de construir el Instituto Tecnológico que necesita la ESPUNM para desarrollar sus cursos.

El gobierno municipal desconoce estos acuerdos y reclama los terrenos para construir un “Polo educativo” para el cual empezó el proceso de licitación. Justo en el mismo lugar que se corresponde con los planos ya aprobados para el desarrollo de la obra de la ESPUNM, obra sistemáticamente boicoteada por el municipio con clausuras con el fin de detener la obra. Pese a su evidente responsabilidad en el asunto, Mariel Fernández respondió a un grupo de madres que la interceptaron con soberbia y un fingido desconcierto sobre la situación.

Mención aparte merece la situación de la Escuela 37, que provisoriamente funciona en el predio en disputa en un edificio prestado por la UNM, donde originalmente funcionaría desde un comienzo la ESPUNM. La escuela 37 se radicó en el predio tras las revisiones luego de la explosión de la escuela 49 en el 2018 -en la que fallecieron 2 trabajadores de la educación- a la espera de que se desarrollen las obras para tener su edificio propio, que nunca comenzaron ya que el gobierno provincial aun no cedió un terreno para tal fin.

Desde el MST exigimos que se garantice la continuidad pedagógica de los cientos de alumnos afectados y la apertura del ciclo superior de la Escuela Politécnica de la UNM. Ninguna refriega política puede estar por encima del derecho a la educación publica y de calidad. Claramente las maniobras y el desconcierto ocultan detrás años de desfinanciamiento a la educación pública, con un ultimo “hito” en el recorte de 50.000 millones de pesos del presupuesto del ministerio educación por parte de Massa. Esto explica, por ejemplo, la obra que nunca comenzó para la radicación definitiva de la escuela 37. Las familias y alumnos convocan a todxs lxs vecinxs y organizaciones políticas y sociales el próximo jueves 22 de septiembre a movilizar desde la Escuela Politécnica de la UNM al Municipio. Concentran desde las 7:30 horas para partir a las 8 horas. Si gana la comunidad educativa de la ESPUNM, gana la educación publica. Por eso desde el MST nos sumamos a la convocatoria y acompañaremos la jornada.

Juan Russo Estudiante de la UNM – Juventud Socialista del MST

Noticias Relacionadas