jueves, 30 mayo 2024 - 10:25

Metalúrgicos. Nos autoconvocamos contra la traición de Caló

Atravesamos una crisis del capitalismo y una pandemia sin precedentes, donde los empresarios y gobiernos descargan ajuste y abandono sobre las espaldas de la clase trabajadora. Nos quieren hacer pagar las crisis que ellos mismos generan. En este panorama, nuestro sector está cada vez más golpeado por la precarización de las condiciones laborales y pérdida de derechos. No hay que olvidar que durante todo este tiempo hubo despidos y suspensiones que fueron consensuadas con los grandes dueños de la industria metalúrgica: Techint y Aluar, con la conducción de Caló como cómplice.  Además, la burocracia firmó un acuerdo con la patronal y el gobierno para rebajar salarios en la cuarentena, insólito. Como si fuera poco las paritarias vienen siendo a la baja, el salario pierde año tras año frente a la inflación. En 2020 la paritaria cerró sin aumento y de manera inconsulta, con un mísero bono que es una “mojada de oreja” de la dirigencia multimillonaria hacia los metalúrgicos, que somos trabajadores pobres. Nuestro básico está entre los $23.000 en las categorías más bajas y $33.000 en las más altas, mientras la canasta familiar llega a $75.000 y sigue subiendo. Tenemos una dirección sindical traidora que transa todo a espaldas de las bases, llenándose los bolsillos y enquistándose en los sillones.

Nos organizamos desde abajo

Es por eso que muchos compañeros en distintos lugares del país dijimos basta y nos empezamos a organizar, a salir a la calle a reclamar lo que nos corresponde y recuperar nuestra dignidad como trabajadores. Así surgió la movilización del viernes 30/10 en distintos puntos del país, de manera autoconvocada por fuera del oficialismo del sindicato. Hubo concentraciones como en el polo industrial de Burzaco, donde confluyeron compañeros de fábricas de la zona y la importante presencia de la cooperativa Gotan en lucha. También la emblemática Siderca en Campana con una importante movilización a la sede gremial. Además de compañeros de San Francisco en Córdoba, San Juan, Rafaela en Santa Fe y otros lugares del país. El día anterior salió a la calle Gri-Calviño en Florencio Varela, lucha testigo que tiene todo nuestro apoyo y solidaridad. En La Matanza también nos estamos organizando. Acá, la conducción de la seccional Matanza se plantea como oposición de la UOM Nacional y criticó algunos de sus acuerdos. Por eso, creemos que, desde su lugar y consecuente con esa posición, debería convocar a una asamblea abierta de metalúrgicos del distrito y de la zona, para resolver desde abajo un plan de lucha por todos nuestros reclamos.

Continuar y profundizar

Ahora la pelea sigue, charlando con más compañeros en los lugares de trabajo, para que se animen a participar y activar decidiendo todo por el método asambleario y coordinando con los demás sectores de trabajadores que salgan a movilizarse y luchar. De manera antiburocrática, proponiendo otro modelo sindical opuesto al del traidor de Caló y sus secuaces, donde todo lo que se haga lo decidan las bases. Por una nueva convocatoria a las calles en todo el país para seguir visibilizando nuestros reclamos, sumando más compañeros y fábricas nuevas a la lucha y con el objetivo de lograr confluir luego en una gran movilización a la UOM central en CABA. Para esto debemos fortalecer la organización desde cada empresa, fábrica y taller, con asambleas, reuniones abiertas y debate colectivo para tomar todas las decisiones.

*Reapertura de paritarias. Salario mínimo igual a la canasta familiar.

*Fuera Caló y la burocracia traidora.

*Por otro modelo sindical en la UOM

*Coordinar las luchas de los metalúrgicos y demás trabajadores del país.

Seba / Integrante de Metalúrgicos Autoconvocados de La Matanza

Noticias Relacionadas