jueves, 25 julio 2024 - 12:49

Media sanción de la Ley Bases con ataques a trabajadores y jubilados. ¿Cómo seguir la pelea?

Finalmente el Congreso voto en general y luego capítulo por capítulo, el proyecto de Ley Bases presentado por el gobierno, que tras esta media sanción ahora tiene que ir al Senado, a ver si logra otra votación y su aprobación definitiva. Entre todas las nefastas cuestiones que se votaron, están las que benefician directamente a las patronales y quitan derechos a trabajadores y jubilados. Veamos brevemente algunos de los artículos y temas votados.

Se votó poder extender el período de prueba en el artículo 88, llevándolo de tres meses a seis, e incluso a ocho o doce meses en empresas más chicas. Es decir que las patronales tendrán más tiempo para utilizar a la gente como mano de obra barata y sacárselos de encima después de un tiempo, trayendo a prueba otro y así seguirá la rueda sin salarios dignos ni personal efectivo.

Como parte de la misma política con esta ley se favorece la quita de multas por el trabajo no registrado. De hecho se aclara en el artículo 87 que un empleado puede ser contratado para ser proporcionado luego a otras empresas contratistas, con quien en los hechos tendrá su relación laboral, que sabemos será precaria.

Para el mismo modelo colocaron la figura de “trabajadores independientes” que en los hechos es dejar a personal contratado sin ningún derecho laboral al no reconocerle una relación laboral y dependiendo de un régimen especial dictado por el Poder Ejecutivo, así que imaginate como será.   

Pagando tu propio despido. En el artículo 92 la ley habilita que a partir de ahora “mediante convenio colectivo de trabajo, las partes podrán sustituir la indemnización prevista en el artículo 245° de la Ley 20.744 por un fondo o sistema de cese laboral conforme los parámetros que disponga el Poder Ejecutivo nacional”. Es decir, vas a tener que hacer tu propio fondo mediante parámetros que ni siquiera sabes cuales son. Y lógicamente al abaratarse de tal modo la indemnización y la forma de juntar ese dinero, para la patronales será mucho más fácil, económico y rápido despedir sin causa.

Como parte de esta política la ley con media sanción alienta los despidos discriminatorios al mantener una multa en esos casos (por ideología, nacionalidad, religión, etnia, género o discapacidad entre otras cosas) pero dice que un despido dispuesto es la extinción del vínculo laboral. Es decir, pagan un poco de plata y el trabajador afuera sin reinstalación posible. En otro orden, pero parte de la misma política, limitan el derecho de licencia, por ejemplo abriendo la posibilidad de que alguien gestante tenga que trabajar hasta diez días antes de un parto.

En otra parte de la ley también se ataca a trabajadores del Estado, a la cultura y a la ciencia, mediante la posibilidad de fusionar o eliminar directamente organismos. Y si bien tuvieron que colocar que algunos en particular no pueden cerrarse, igualmente lo votado les permite avanzar en reducirlos o llevarlos a su mínima expresión.

Y junto a todo esto una importante franja de trabajadores volverán a pagar el impuesto al salario en un nuevo ataque al bolsillo de las familias obreras, que vino incorporado al paquete fiscal también votado hoy en el Congreso.

En el caso de las y los jubilados el ataque y quita de derechos es contra el sector que no pudo tener 30 años de aportes, no por su responsabilidad sino por falta de trabajo, o por culpa de patronales que los tuvieron años en forma precaria sin aportes, o por trabajo doméstico no pago en el caso de miles y miles de mujeres. En estos casos hoy rige la moratoria que permitía completar esos años de aportes y obtener la jubilación. Ahora la eliminan y crean la Prestación de Retiro Proporcional, para aquellas personas que hubieran alcanzado los sesenta y cinco (65) años de edad y que no cumplan con el requisito previsto. Es decir, si no aportaste 30 años, solo a 65 años vas a poder acceder a esta prestación, que además es 20% menor a una jubilación mínima. Indignante.

La CGT ausente y funcional a Milei

A lo largo de la jornada de ayer y hoy se vieron todo tipo de cosas. Los únicos que no se hicieron ver fueron los que integran la conducción burocrática de la CGT, que lisa y llanamente se borró y dejó correr y votar esta ley bases nefasta. En el DNU de Milei frenado por la justicia enero había todavía ataques mayores contra los derechos de las y los trabajadores, pero ese hecho no niega los ataques contenidos en esta nueva ley y que la dirección sindical debía impulsar la lucha con fuerza contra su votación. Nada de esto sucedió, por el contrario la dirección de la CGT se reunió reiteradas veces a negociar aspectos de esta reforma laboral y pegó el faltazo frente al Congreso.

¿Por qué la dejaron votar? ¿Por qué no llamaron a ninguna acción en su contra? Por una sola razón: porque no defienden realmente los intereses de nuestra clase sino sus propios privilegios, y a cambio de mantenerlos están dispuestos a negociar derechos, como lo vienen haciendo. Ahora que pasó la votación, van a realizar mañana 1º de Mayo un acto lejos del poder político, en el Monumento al Trabajo y sin molestar a Milei, donde criticaran la ley votada y el ajuste del cual son claramente cómplices. Por eso no vamos a ese acto ajeno a la lucha que hace falta y convocamos al activismo obrero y a las y los trabajadores a darle la espalda a estos dirigentes vendidos.

Con la izquierda a Plaza de Mayo por un paro general cuando el Senado trate la ley

Durante el largo debate de la Ley Bases, nuevamente fuimos la izquierda junto a organizaciones sociales, de la cultura, asambleas y otros sectores en lucha, quienes estuvimos frente al Congreso repudiando la ley y bancando la lucha pese al aparato represivo enviado por el gobierno. Ahora tras la media sanción, hay que seguir en la calle y tenemos tres tareas muy relacionadas.

Una es seguir fortaleciendo la coordinación que desde diciembre del 2023 viene actuando en común y siendo protagonista de cada acción contra el gobierno. La nueva borrada de la CGT conducida por el peronismo no hace más que confirmar esta necesidad, que además hay que desarrollarla en cada lugar de trabajo, tomando en nuestras manos la pelea, organizando al activismo y llevando apoyo y solidaridad a cada sector en lucha. Por eso este 1º de Mayo invitamos a venir al acto unitario que haremos en Plaza de Mayo.

La otra tarea decisiva en estos momentos, es seguir impulsando la pelea contra esta ley bases, el DNU y todo el ajuste. Desde el acto en Plaza de Mayo y en cada lugar de trabajo tenemos que exigir un verdadero plan de lucha hasta derrotar todo el plan de Milei y sus cómplices de otros bloques en el Congreso. Comenzando por exigirle a la CGT que convoque a un paro general y una gran movilización al Congreso el día que se trate la ley bases en el Senado y esto se una a otras medidas progresivas y necesarias para que no pase esta ley, para que caiga el DNU y podamos avanzar en la pelea contra todo el proyecto de Milei.

Y en tercer lugar hay que seguir fortaleciendo la voz y presencia política de la izquierda y del Frente de Izquierda Unidad en particular, que tiene un lugar político conquistado pero tiene que asumir el desafío de convocar, de abrir canales de participación en estos momentos a miles y miles de luchadores obreros y populares y de la juventud. Para ese camino insistimos en nuestra propuesta al resto de los partidos del FIT-U de convocar a un gran Congreso Abierto del Frente de Izquierda, donde debatamos y decidamos entre miles, donde cada cual lleve sus propuestas y donde demos un salto político y de organización como opción política en nuestro país.

Noticias Relacionadas