lunes, 5 diciembre 2022 - 21:32

¿Me quedo o me voy?. Pablo Moyano reculó y no se rompe el triunvirato de la CGT

Luego de que se haya filtrado la renuncia de Pablo Moyano al triunvirato de la CGT, motivada por haber sido excluido de la reunión que ayer Alberto Fernández mantuvo con Héctor Daer y Carlos Acuña, se supo que el líder de camioneros puso marcha atrás. Finalmente, el hijo de Hugo Moyano, no renunciará ni tampoco lo hará el gremio que representa a seguir afiliado a la CGT.

De manera conjunta con el sector sindical más afín a Cristina Fernández de Kirchner, decidió que Pablo Moyano decline su renuncia. Reunidos en San José al 1700, los representantes del Frente Sindical por el Modelo Nacional (Fresimona), donde militan Mario Manrique (SMATA), Omar Plaini (canillitas), Juan Pablo Brey (aeronavegantes), Raúl Durdos (SOMU), Graciela Aleñá (viales) y Cristian Jerónimo (vidrio), entre otros, decidieron que no haya ruptura.

Te puede interesar: SUTNA. Apoyemos la lucha y paremos los ataques a sus trabajadores

Sin dejar de existir la interna interburocrática en el seno de la CGT, no habrá quiebres en la estructura de la principal central obrera que hoy es dirigida por una casta burocrática. Entre los motivos que se encuentran para comprender el cambio de parecer de Pablo Moyano, también se encuentra la negativa a tal decisión por parte de su padre. Antes de la reunión, Hugo Moyano había mantenido contacto con los demás integrantes del triunvirato cegetista mostrando plena disconformidad con los planteos realizados por su hijo.

Más allá de las idas y vueltas, la nueva decisión de Pablo Moyano, respetando lo que dice su padre, muestra el carácter putrefacto de una dirección que se mantiene petrificada ante la criminalización de la protesta de los trabajadores del neumático, realizado por el gobierno, la oposición de Juntos por el Cambio y los liberales, y las patronales Firestone, Fate y Bridgestone.

Te puede interesar: SUTNA. Cele Fierro en apoyo a la lucha del neumático

Lejos de convocar un paro general e implementar un plan de lucha hasta que el SUTNA gane esta disputa, la CGT mantiene disputas de aparatos que son totalmente ajenas a las necesidades de las y los trabajadores.

Un nuevo modelo sindical, clasista, democrático y combativo se vuelve imperante para que la clase trabajadora pueda resistir y vencer el plan de ajuste que el Frente de Todos está realizando de la mano del FMI.

Noticias Relacionadas