viernes, 27 enero 2023 - 02:23

Más deuda. El BID aprobó un préstamo de U$S 500 millones para Argentina

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un préstamo de U$S 500 millones como segunda parte del crédito de libre disponibilidad que el organismo le había otorgado al país.

Este nuevo endeudamiento, que tiene como función engrosar las menguadas reservas del Banco Central es parte de las negociaciones que Sergio Massa llevó adelante en su estadía en Estados Unidos durante el mes de octubre. El programa total finalizará con una entrega de U$S 1.200 millones.

Más allá de lo que trascendió en la prensa sobre el carácter del préstamo, que según el BID estaría abocado a desarrollar y planificar la descarbonización del país y alentar finanzas sustentables, este crédito Policy Based Lending (PBL) es de libre disponibilidad; por lo tanto los recursos podrán ser destinados para lo que el gobierno considere necesario. De más está decir que los dichos del BID no son más que parte de su habitual greenwashing, ya que este organismo de crédito es uno de los principales propulsores de los modelos de ciudad que detenta el país, donde el extractivismo urbano es bandera.

Tras haber legalizado la estafa macrista el Frente de Todos, que antes se vanagloriaba por su política de “desendudamiento”, ahora toma más deuda para cumplir de la forma que sea con el FMI. Para tal motivo, esta semana el equipo del ministro de Economía con el comando de su vice, Gabriel Rubinstein, se encuentra en Washington a la espera de que el Fondo le apruebe la tercera revisión del año. De darse el ok por parte de los burócratas del FMI, el gobierno recibiría un desembolso de US$ 5.800 millones que, como es sabido, solo se utiliza para el mismo pago de este saqueo imperialista.

El nuevo préstamo tomado con el BID, y las sub ejecuciones que se han hecho en el presupuesto de 2022 como los recortes en áreas sensibles  Salud y Educación fueron alabados por Kristalina Goergieva. Con este ajuste permanente, la número uno del Fondo con su equipo técnico probablemente apruebe los números del gobierno, comandado económicamente por el “disciplinado” Massa, pero con advertencias de que lo hecho aún no alcanza.

Declarar un desconocimiento de esta deuda y establecer un default soberano para que no se vaya un dólar más hacia ese mecanismo perverso y saqueador es necesario para terminar con este ritmo de endeudamiento sin fin. Estas propuestas son las que levanta solo la izquierda. Como lo hace el MST en el FIT-Unidad denunciando este fraude, para así poder reorientar los recursos para saldar la verdadera deuda que existe en nuestro país: la deuda interna.  

Noticias Relacionadas