lunes, 15 julio 2024 - 06:02

Más ajuste. El FMI aprobó la última revisión trimestral y el un nuevo desembolso de US$ 5400 millones

El viernes que pasó, 31 de marzo, tras el paso de Alberto Fernández y Sergio Massa por Estados Unidos, el Directorio del FMI aprobó la última revisión trimestral del 2022 y un nuevo desembolso de US$ 5.400 millones.

Además, Fondo también confirmó la flexibilización de las metas de reservas, aunque sin modificar nominalmente el cambio. Según especulan desde el gobierno, la modificación para el trimestre que viene quedaría de la siguiente re forma: de US$ 5.400 millones bajaría a US$ 1.900 millones de dólares, mientras que las metas anuales bajarían de US$ 9.800 a US$ 7.800 millones de dólares.

Esto, lejos de lo que busca vender el gobierno, no es una conquista. La «flexibilización» del Fondo, que en parte responde a un criterio político para asegurarse el cobro de la deuda, también significa más saqueo de nuestros bienes comunes. El pedido que Alberto Fernández hizo ante Joe Biden y Sergio Massa ante Gita Gopinath, de reveer el acuerdo y también modificar las metas fiscal y monetaria, por las consecuencias de la guerra entre Rusia y Ucrania, el nuevo crack mundial y la histórica sequía local, tiene como contratarte una profundización del extractivismo. Los funcionarios mencionados recorrieron el país del norte apuntando a la entrega de las reservas de litio y otros minerales, para así hacerse de esta petición.

Te puede interesar: Reunión cumbre en Estados Unidos. “Tiene en mí un aliado absoluto”, dijo Fernández a Biden

Del viaje realizado también queda como saldo nueva deuda con otros organismos de crédito. Para asegurarse liquidez, nada más ni nada menos para seguir pagando deuda, con cuanto acreedor espurio existe, Massa cerró préstamos por US$ 3.000.

La decisión del Fondo de: «(…) un desembolso inmediato 5400 millones de dólares (equivalente a 4.000 millones de DEF), lo que sitúa el total de desembolsos en el marco del acuerdo en alrededor de 28.900 millones», no modifica en absoluto el estado de las reservas locales. Las mismas que en la tarde del viernes cerraron en US$ 39.055 millones de dólares, unos US$ 2.500 millones por arriba del cierre del jueves, una vez descontado el pago de US$ 2.900 millones que Argentina debía completar en marzo con el Fondo Monetario Internacional, siguen en una situación calamitosa. Más por el último mes donde la intervención para contener la demanda de dólares hizo que las reservas caigan a niveles aún más críticos que los de 2018 (año en el que Mauricio Macri decide volver al FMI).

El año recién comienza y el peso del acuerdo de Facilidades Extendidas, para pagar una estafa al conjunto del pueblo ya no se soporta. Este cogobierno entre el Frente de Todos y el FMI, es el responsable de que hoy en Argentina existan más de 18 millones de pobres como lo indicó el Indec.

Te puede interesar: INDEC. Las ataduras al FMI agravan la crisis social: en Argentina hay más de 18 millones de pobres

No hay nada que festejar y menos aún con una inflación del 100% interanual que sigue degradando los salarios e ingresos populares. Seguir insistiendo con la política del no pago a la deuda externa, desconociéndo la misma e investigarla, para hacer pagar a los responsables de este crimen político y económico, esta más que nunca a la orden del día.

Noticias Relacionadas