sábado, 25 mayo 2024 - 20:34

Martes 23, Marcha Federal. CTERA y los gremios docentes de la CGT deben llamar al paro y movilizar masivamente

Ante el ajuste nacional a las universidades públicas y las escuelas estatales, se llamó a la Marcha Federal Educativa de este martes 23, con una convocatoria central 15.30 hs en Congreso para marchar a la Plaza de Mayo y grandes acciones en cada provincia. Es clave participar y hacer asambleas en todas las escuelas para seguir exigiendo a CTERA y los gremios docentes de la CGT que llamen a paro nacional para garantizar la asistencia masiva.

Porque motivos sobran ante el recorte de Milei y el FMI que deja sin presupuesto a las universidades públicas; que rebaja los salarios al no pagar el Incentivo; que recorta las partidas para infraestructura, libros, becas y comedores escolares; despide a trabajadores en Educación; ataca las ya míseras jubilaciones de docentes nacionales y niega los fondos a las 13 cajas provinciales no transferidas al ANSES, abriendo la puerta a su armonización; mientras -con su nueva Ley Ómnibus-, quieren meter mano en los fondos previsionales para avanzar a las funestas AFJP (ver nota).

Todo un paquetazo para “ahorrar” y pagar la estafa de la deuda con el Fondo, contraída por Macri, fugada junto a banqueros y capitalistas, pero que el PJ avaló. Cuando la única deuda es con la escuela y la universidad pública, con los salarios de docentes y no docentes, con todo el pueblo trabajador. Por eso esta marcha debe tener continuidad, porque nadie se salva solo.

Motivos sobran para el paro y la movilización

Motivos sobran. Por eso desde la Coordinación de Sindicatos, la FND (Federación Nacional Docente), Seccionales y Agrupaciones que agrupa al sindicalismo antiburocrático y de lucha docente, convocamos a ganar las calles masivamente. Y, al igual que la CONADUH y no docentes universitarios que llaman a parar el 23, en varias provincias se ha resuelto convocar a paro docente, como la UTEM junto al FTEL de Misiones, SITECH Federación de Chaco y el MPL de Misiones que votó paro de 48 hs, los tres son gremios que integran la FND.

También Ademys convoca a parar y marchar el 23 en la Ciudad. Lo mismo el CEDEMS y ADEP en Jujuy. A su vez, ATEN en Neuquén, AMSAFE Rosario, ATECH en Chubut y SUTEF en Tierra del Fuego convocan a retiro del lugar de trabajo o cese de tareas para movilizar el 23.

Ese es el camino y por eso exigimos que CTERA y sus gremios provinciales, así como a las entidades docentes de la CGT, llamen a parar el martes y le den continuidad. Porque hay fuerza de sobra en las escuelas, lugares de trabajo, sectores sociales, las asambleas barriales, de la cultura y la izquierda para derrotar esta guerra contra los derechos del pueblo trabajador.

Un nuevo momento de mayores luchas y debates

Como señala la convocatoria de la coordinación docente, estamos en un nuevo momento de mayores conflictos, junto a una importante rebeldía del movimiento estudiantil con un apoyo social enorme. Y este es uno de los debates, por ejemplo, con compañeros de Bahía Blanca.

Al no compartir que haya más luchas, sostener que las huelgas en Santa Fe, Neuquén o Córdoba ya cerraron, aunque sí habría un reverdecer del movimiento estudiantil. Pero también se dieron grandes luchas docentes en Tucumán y en Misiones, que continúa, paro en Entre Ríos y un parazo docente con movilización el 18 en San Juan.

Además, venimos hace 15 días de un nuevo paro nacional docente el 4 de abril, que fue muy importante (ver informe al pie [1]). Si esa fuerza no se organiza y tiene continuidad en un plan de lucha es por responsabilidad de la burocracia Celeste que se centra en el pasilleo con la “oposición” en el Congreso y los gobernadores, como si de ahí vayan a salir la ley que restituya el Incentivo o la defensa de las jubilaciones y las cajas provinciales. Por eso, ante un ataque como el de Milei, el FMI y los distintos gobernadores, la masividad de estos paros es un logro de la base y el activismo.

Sumemos además que hubo paro de 48 hs de docentes universitarios; paro nacional y marchas de metalúrgicos; paro de la UTA; la UOCRA que amenaza; paro nacional de estatales; la lucha del INCAA y la Cultura; paro nacional de ANSES y de la salud en varias provincias; una gigantesca movilización unitaria de las organizaciones sociales, brutalmente reprimida; reclaman los jubilados, trabajadores del neumático, de Pepsico, en Villa Constitución, Télam, CONICET, el plan ENIA, Discapacidad y otros.

Vamos a una Marcha Educativa multitudinaria y la CGT se vio obligada a anunciar su segundo paro el 9 de mayo, que debería ser activo y tener continuidad. Claro que hay un nuevo momento que tumbó la Ley Ómnibus y superó el protocolo de Bullrich. Para terminar de derrotarlos, debemos superar a la burocracia que divide y condena a pelear dispersos. La marcha del 23 es una oportunidad para unificar y reclamar que tenga continuidad.

Paros del 26F, 4M y 4A: la vuelta de los paros nacionales

El 4 de abril, a 17 años del fusilamiento de Fuentealba en Neuquén, fue el 3er paro nacional en lo que va del año, un paro por mes con fuerte adhesión (ver informe al pie). Fue el 2do de CTERA, con alta participación, pese a su nula preparación y a convocarlos por la prensa. La fuerza de esos paros, evidencia tres cosas: que sobran razones, que hay fuerza en las bases y las escuelas, y que la docencia trata de superar el lamentable divisionismo de las cúpulas de CTERA y de los gremios docentes de la CGT.

En ese sentido, ya en la reunión nacional del 2 de diciembre en Córdoba, al asumir la nueva directiva de UEPC Capital, marcamos como hipótesis probable que volvieran los paros nacionales, frente a la asunción de un Milei que vendría por la escuela pública y los derechos docentes. Y encontraría una fuerte resistencia a organizar.

Que debíamos prepararnos para fuertes paros nacionales y luchas provinciales, exigir el No Inicio y un plan de lucha que incluyera el 8M, un 24 de marzo que sería multitudinario y levantamos entonces la propuesta de Marcha Federal Educativa para empalmar con la comunidad y mostrar toda la fuerza en la calle. Lo ocurrido, lo fue confirmando.

Hubo y hay debates y la realidad permite sopesar qué orientación resulta más acorde para responder a los cambios en el país, reflejo de la crisis sistémica del capitalismo desde el 2008. Crisis de la que no se han recuperado y los gobiernos de derecha, pero también los supuestamente progresistas como el del PJ con Alberto, Massa y Cristina, descargan sobre los pueblos y trabajadores.

Esa realidad y el salto en el ajuste y la represión de Milei, llevaron a que CTERA, en el Congreso del 22 de febrero votara el paro nacional del 26/2, la acción del 8M y una Marcha Federal Educativa como le exigíamos, aunque nunca le pusieron fecha.

Después la Celeste se negó a llamar al paro del 4 de marzo con los gremios de la CGT, aunque luego tuvieron que llamar al 4 de abril. Ante la marcha de este martes 23, CTERA fue la última en convocar. Y anuncian que irán con la CGT el 1º de mayo a un acto limitado, con un programa patronal y que llaman al paro del 9 de mayo, sin que sea activo ni tenga continuidad como reclamamos.

¿Cómo la seguimos? El 27, Encuentro nacional

Debatir y acertar en cómo la seguimos es clave si aspiramos a restituir el Incentivo, que se lo aumente y pase al básico; arrancar mayor presupuesto al 10% del PBI; salarios que igualen la canasta familiar y no la de pobreza, como imponen desde Jorge Macri a Pullaro, Llaryora o Kicillof; derrotar los “presentimos” que impulsan en Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes o Chubut. O la pretendida reforma jubilatoria en Santa Fe y el ataque previsional de la nueva Ley Ómnibus (ver acá).

Para lograrlo, es importante marchar este martes, pero también seguirla en una lucha nacional unificada, ya que nadie se salva solo. Hasta enterrar el DNU 70/2023 y el protocolo anti protestas, la nueva ley ómnibus, el supuesto “pacto de mayo” o la reforma laboral de la UCR, que declara a la educación como “servicio esencial”, atacando el derecho de huelga.

Para eso invitamos al Encuentro nacional de trabajadores ocupados, desocupados, asambleas barriales y de luchadores de la cultura, del movimiento estudiantil y la izquierda que haremos el sábado 27, 11 hs en Plaza de Mayo. Aquí hubo otro debate, con algún sector sobre la necesidad o conveniencia de impulsar con fuerza un espacio de coordinación alternativo. También con compañeros de Docentes en Marcha que, equivocadamente, no firmaron la declaración unitaria docente, diciendo no compartir la exigencia a la burocracia de la CGT para que el paro del 9 de mayo sea activo.

También sobre qué hacer el 1º de mayo, ya que desde el MST en el FIT Unidad insistimos en marchar a Plaza de Mayo con los luchadores y la izquierda, y no ir al acto detrás de la burocracia CGT que no le dio continuidad al paro del 24 de enero, pese a los despidos, el ajuste, la destrucción de las jubilaciones y la agenda anti obrera del gobierno, como señala la convocatoria al Encuentro del 27. Una CGT que convoca a un paro el 9 de mayo sin continuidad, mientras negocia la reforma laboral.

Sobre todo esto vamos a debatir el 27. Para organizarnos, apoyar e impulsar los conflictos y un plan de lucha nacional hasta derrotar el plan de Milei, el FMI y el ajuste de los gobernadores. Te invitamos a sumarte.


[1] El 4 de abril fue otro fuerte paro en el país: En casi la totalidad de los grandes distritos, junto a otros que concentran el 60% de la docencia del país, el paro superó el 80% y estuvo más próximo al 90% de adhesión, llegando incluso al 95% en Santa Fe, donde fue prácticamente total. Entre estas provincias, en orden de masividad, además de Santa Fe la adhesión al paro fue altísima también en Neuquén, Misiones, Río Negro, Entre Ríos, Tucumán y La Pampa. En estos distritos, el paro docente superó el 90% e incluso más.

Seguido luego por la provincia de Buenos Aires, donde el paro fue muy fuerte, con una adhesión que rondó el 80% y niveles altísimos en varios de los distritos del conurbano bonaerense, en La Plata o en distritos claves del interior como Mar del Plata. En nivel del 80% estuvo también la participación de la medida en San Juan que se hizo notar, fue alta además la adhesión en Santa Cruz, mientras que en Tierra del Fuego y La Rioja, el paro superó el 70%, seguido por Córdoba, Jujuy, Catamarca y Corrientes con una importante adhesión, de alrededor del 60% o más.

A pesar de haber sido convocado con apenas casi 24 horas de anticipación, esto marca que en el 75% de la docencia del país, el paro superó el 60% y 70% e incluso en una mayoría de distritos grandes, los niveles de adhesión superaron el 80%. Eso habla de la masividad de la protesta, resultando en un fuerte paro que la docencia tomó en sus manos para hacer notar su bronca y protesta ante el duro ajuste salarial y presupuestario, ya que la burocracia Celeste de CTERA y de los gremios hizo poco y nada para garantizarla.

Un poco más atrás, aunque rondando un nivel del 50%, fue el apoyo al paro en Formosa y Salta, seguido por la Ciudad de Buenos Aires, aunque aquí algo más de la mitad de la educación es privada y no llamaban a parar. Finalmente la medida fue dispar en Chubut, Chaco y San Luis. Y prácticamente inexistente en Mendoza y Santiago del Estero.

Salvo en Neuquén con una fuerte movilización, apenas si hubo una concentración de CTERA en el Congreso con la CTA, pero resaltó el boicot de la Celeste de SUTEBA, al llamar a juntar firmas en el conurbano. Por eso con SUTEBA Multicolor y Ademys fuimos tantos o más que la CTERA, la CTA, SUTEBA y UTE juntos. Es que privilegian las negociaciones con los gobernadores y diputados que “opositores” en el Congreso como supuesta vía de lograr restituir el Incentivo o el aumento de las jubilaciones.

Noticias Relacionadas