viernes, 12 abril 2024 - 21:47

María Ovando. Crece la solidaridad

Esta mañana se realizó desde Misiones una conferencia de prensa federal por la absolución de María Ovando. Entre otras, participaron Nora Cortiñas y Vilma Ripoll, y seguirán sumando adhesiones en reclamo de su liberta inmediata y la absolución para ella y los jóvenes Marcos y Lucas.

Ante la presentación de un habeas corpus exigiendo la inmediata libertad de María Ovando, hoy se realizó la conferencia de prensa con personalidades de todo el arco político nacional, entre ellas Nora Cortiñas y Vilma Ripoll, quienes ratificaron su acompañamiento a dicho reclamo y su apoyo a las víctimas de un proceso que muestra la violencia patriarcal estatal como pocas veces antes.

Desde Juntas y a la Izquierda y el MST, como lo hicimos desde el inicio de la persecución a María, seguimos apoyando su defensa y, en ella, a todas las mujeres que nos vemos atrapadas en la violencia institucional patriarcal, que vulnera todos nuestros derechos, formaliza la violencia machista social y el abandono por parte del Estado. ¡María somos todas!

María, la suma de todas las violencias hacia nosotras

Mañana 25 N, ante un nuevo día internacional de lucha por la eliminación de la violencia patriarcal, es otra nueva oportunidad para pensar las miles de formas de violencias que las mujeres padecemos. El caso de María es quizá el más claro de la suma de todas esas violencias machistas, personales e institucionales.

En efecto, fue condenada por segunda vez a manos de la arbitraria justicia de Misiones. Luego de ocho años de haber sido absuelta en un proceso absurdo que falsamente la acusaba de “mala madre”, y como ella querelló al Estado, ahora de nuevo fue llevada injustamente a proceso y condenada a 20 años de prisión por “haber permitido o no haber impedido el abuso sexual” de una de sus hijas, que en ese momento no estaba con ella.

Incluso fue condenada a una pena mayor que a los otros imputados, a quienes se condenó a 18 y 12 años, sin poder probar la fiscalía siquiera el lugar, el tiempo y la forma en que eso hubiera sido posible, con la niña en otro lado. Por eso desde el movimiento feminista y la Mesa por la Absolución a María incluimos el reclamo de absolución a los jóvenes por entender que los condenaron para condenar a María.

Seguir movilizadas, nuestra única garantía

La justicia misógina y patriarcal de Misiones no le perdona a María haber puesto a luz la violencia estatal, la desidia y la burda injusticia de su proceso judicial. Es tal el grado de persecución y hostigamiento, que una vez condenada se ordenó su inmediato arresto, cuando esa medida requería de sentencia firme y ésta no lo está porque fue apelada. En revancha, la (in)justicia misionera arremetió de nuevo contra María.

Pero no se lo permitiremos: María no está sola. A la marcha de mañana 25N, llevamos como parte de nuestras consignas la exigencia de absolución a María y a los jóvenes Marcos y Lucas. Y seguiremos en las calles, movilizadas hasta lograrlo, porque es nuestra única garantía que tenemos para conseguir su libertad.

Noticias Relacionadas