martes, 23 julio 2024 - 02:19

Marcos Galperín. Un planero vip intermediario de los programas sociales

Luego de una resolución de ANSES, los beneficiarios de algunos programas sociales, quedaron habilitados para poder cobrar dichas prestaciones utilizando billeteras virtuales, como es el caso de Mercado Pago, en donde el CEO Marcos Galperín, sería uno de los principales beneficiados por esta medida.

Apoyándose en una resolución de ANSES, que data del año 2019, Mercado Pago, a través de sus redes sociales, dio a conocer que los beneficiarios de los programas sociales como lo son, la Asignación Universal por Hijo, las Asignaciones familiares y por Embarazo, el Progresar y el Programa Hogar de ANSES se pueden empezar a cobrar utilizando los servicios que ofrecen este tipo de Fintech (financieras tecnológicas). Luego de este anunció, el millonario más importante de Argentina, según el último ranking de la revista Forbes, Marcos Galperín, salió a festejar dicha medida, utilizando unos de los discursos más rancios que busca implantar el gobierno y sus amigos: el de los intermediarios en los programas sociales.

“Es tal el placer de cortarle el curro a todos los gerentes cooperativistas de la pobreza y los piqueteros, que lo hacemos gratis.” Estas fueron las palabras que el empresario posteó en su perfil de X, a las cuales, no le faltaron en poco tiempo, el apoyo del presidente Milei, Martín Menem y otros dirigentes libertarios.

La mentira de los Intermediarios

Según el CEO de Mercado Libre, actualmente existen intermediarios entre los programas sociales y sus beneficiarios, los cuales, para el imaginario del empresario, estos se quedarían con una tajada de estas prestaciones. Un discurso que tanto el gobierno, como los sectores más concentrados de la economía lo utilizan de manera consciente, para así, disputar el sentido común, en donde los más vulnerables no tendrían derecho ni a acceder a estas prestaciones ni a poder organizarse social o políticamente.

Pero la realidad muestra otra cosa. El funcionamiento de cualquiera de las prestaciones sociales que actualmente están disponibles, nos muestra que no existe ningún tipo de organización que se encuentre entre el banco y el beneficiario.

Hoy en día, la persona que recibe el beneficio, tiene una cuenta bancaria en el Banco Nación, se le deposita el monto mensualmente y este lo puede retirar o utilizar el dinero con la tarjeta de débito. En este circuito no hay intermediario alguno, pero ahora, luego de la intervención de las billeteras virtuales, aparecen los primeros intermediarios. Galperín se anota como el primero y así empezar a usufructuar de este nuevo negocio que se le presenta.

Riesgos y curros financieros que se abren con las billeteras virtuales

Según los datos que administra Mercado Pago, actualmente son más de 24 mil los beneficiarios que perciben sus prestaciones por esta vía. En donde, el 64% de estos usuarios tendría invertido su dinero para generar rendimientos en su saldo. Además, esta billetera virtual asegura que este servicio es gratuito y no recibiría ningún tipo de comisión.

En primer lugar, uno de los riesgos que se abre ante la habilitación de estos servicios, es el del endeudamiento de los beneficiarios de los programas sociales, sobre todo en el caso del acceso al crédito que ofrece Mercado Pago, donde la tasa de interés es muy alta como sucede en las financieras. Y, en segundo lugar, estas Fintech además de agrandar su circulación de dinero, también accederían y engrosarían sus bases de información a la hora de sumar estos nuevos clientes.

Por otro lado, y el más beneficioso para los empresarios como Galperín, son los negocios que se les abren a estas empresas. Hoy para quienes son usuarios de estas billeteras puede resultarle interesante la tasa de interés que se ofrecen para generar rendimientos una vez depositado su dinero, un beneficio que en un banco es un poco más difícil de acceder y en las billeteras virtuales no hay necesidad de dar detalles de esa inversión. Ahora, una de las trampas de este negocio es lo pagado al usuario, ya que solo recibe una ínfima parte del rendimiento generado por su dinero, el grueso queda para la empresa de Galperín. Además, actualmente estas tasas de rendimiento dan resultados negativos, es decir, que corren muy por detrás del índice inflacionario, en el caso de Mercado Pago se encuentra en el 70%, cuando lo proyectado para fin de año está cerca del 200%.

Otro de los negocios que se les presenta a las empresas que brindan estos servicios de billeteras virtuales, es el de los beneficios que obtienen por la adquisición de nuevos usuarios, los cuales serían multimillonarios si vemos la cantidad de personas que acceden a las prestaciones sociales que ofrece el ANSES. Según la economista Mercedes DAlesandro, advierte uno de los negocios que se le iniciarían a Galperín, en donde conseguiría una ganancia entre los U$S100 y los U$S500 por cada nuevo cliente adquirido, un ejercicio financiero conocido como Costumer Adquisition Cost, el costo de cada cliente nuevo.

Además de estas cuestiones, recordemos que el empresario, dueño de un patrimonio de U$S6.300 millones, también está blindado por parte del Estado, gracias a las exenciones impositivas, de las cuales recibió más de U$S100 millones por rebajas de impuestos. Lo cual es posible gracias al Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento, sancionado en octubre del 2020 durante el gobierno del Frente de Todos.

Galperín, el empresario modelo para los libertario, quien tiene su domicilio fiscal en Uruguay para evadir impuestos, gracias a Milei, está recibiendo con esta medida un negocio millonario, convirtiéndose así, junto con otros CEOs de otras Fintech en los primeros intermediarios de las prestaciones sociales. Frente a esto, además de beneficiarse de los negocios financieros que obtendrán con la plata de los más necesitados, se podría allanar el camino para otras discusiones a favor de los intereses de este sector empresarial, como es el caso de que las jubilaciones y los salarios corran la misma suerte que las prestaciones sociales.

Lejos de la imagen que los libertarios quieren dar, del empresario como un benefactor, con estas situaciones, queda bien ilustrado quien es la casta y cual es el accionar parasitario de este sector concentrado de la economía. Mientras la crisis sigue corriendo sobre las espaldas de las mayorías trabajadoras y los sectores populares, el gobierno de Milei, da luz verde para que estos empresarios utilicen la plata de los más vulnerables en la timba financiera y así sacar ganancias extraordinarias.

Noticias Relacionadas