jueves, 29 septiembre 2022 - 01:10

Mar del Plata. Las playas públicas no se venden, se defienden

El avance de la privatización de las playas en Mar del Plata es una cuestión que viene generando mucha indignación social, ya que el 85% está en manos de concesionarios privados. En estos meses, fueron varios los casos en que se detectaron construcciones irregulares por parte de concesionarios privados y que pudieron detenerse gracias a la movilización popular.

El detonante esta semana fueron las imágenes del balneario Perla Norte, en las que se observaba un cerco perimetral prácticamente sobre la línea de las olas, un avasallamiento total hacia el espacio público.

La convocatoria de la Asamblea en Defensa de las Playas Publicas, se viralizó rápidamente en las redes sociales y este domingo más de un centenar de vecines y activistas ambientalistas se acercaron a manifestarse en defensa de las playas públicas. El comunicado leído por les integrantes de la asamblea explica que las playas son espacios de propiedad pública estatal de la provincia de Buenos Aires, los cuales, según lo establece la Constitución Nacional y el Código Civil de la Nación, son de dominio y uso público a disposición de cualquier persona que busque recreación, dado que se trata de un patrimonio “inalienable”, “inembargable” e “imprescriptible” de todes les ciudadanes.

Además, el Código Civil, en su art 1974  indica que debe respetarse un margen mínimo de 15 metros entre la línea de agua y cualquier construcción privada, cuestión que obviamente no se respetó en el balneario Perla Norte.

La indignación generada por el avance inescrupuloso de los emprendimientos privados con la complicidad de las autoridades municipales que debieran impedirlo, motivó a les presentes a desarmar con sus propias manos el cerco de madera y las bases de una línea de carpas que invadían la playa pública. Como era de esperarse, no tardaron en llegar las fuerzas represivas, integradas por la Infantería y el Grupo de Apoyo Departamental (GAD) obviamente para defender la propiedad privada de los empresarios millonarios en detrimento del derecho de todes a disfrutar de las playas públicas.

Al finalizar la jornada, desde la Asamblea se manifestaron gratificades por la participación de les vecines que decidieron asistir para expresar su descontento, y destacaron que si bien no impulsaron desarmar el cerco perimetral que privaba a la población del libre uso de las playas, dicha acción “no constituye una acción violenta, sino que forma parte de una reacción ante la violencia estatal y empresarial que avanza sin tregua”.

Desde la Red Ecosocialista Mar del Plata, apoyamos esta iniciativa popular que marca la potencia del proceso que lucha contra este modelo de especulación inmobiliaria, del agronegocio,  extractivista y contaminante. Cada vez queda más al descubierto hacia que sector se inclina la balanza del gobierno: beneficios y subsidios para los ricos; ajuste y represión para la clase trabajadora.

Te invitamos a sumarte a la Red Ecosocialista Mar del Plata, para apoyar esta causa y unificar las luchas contra el acuerdo porcino con China, por una Ley de humedales y por un modelo agroecológico sustentable.

Sonia Magasinik

Noticias Relacionadas