viernes, 21 junio 2024 - 20:48

Malvinas. Julio Rubén Cao, el docente caído en combate

Solemos decir “docente luchando también está enseñando” y la historia de Julio Rubén Cao es efectivamente una clase de soberanía, un acto pedagógico audaz y comprometido. Como tal, merece ser rescatado y reivindicado.

Julio Rubén Cao fue maestro de grado de varias escuelas (95, 96, 32) de La Matanza, donde vivió. La primaria 32, su escuela, frente a la plaza del Barrio Don Juan de Laferrere cerquita del río, lleva su nombre y desde sus muros y aulas, recupera su historia y a través de ella, la historia de Malvinas.

Julio, era clase 1961 e hizo el servicio militar obligatorio en 1981 en el Regimiento de Infantería Mecanizado 3 “General Manuel Belgrano” de La Tablada. Cuando lo terminó, volvió a ejercer la docencia en la EP32. En abril de 1982, tenía 21 años y mientras esperaba un hijo junto a su compañera, se presentó como voluntario para combatir en la Guerra de Malvinas, siendo destinado a Puerto Argentino. Y le habría dicho a su mamá: “Como maestro y como ser humano, con valores, no puedo dejar de ir. ¿Cómo me siento después detrás de un escritorio si ahora me escondo debajo de la cama?”

Fue ella, su mamá, la que peleó contra la desmalvinización que la dictadura y gobiernos posteriores intentaron imponer, dejando en el olvido a los y las veteranas, intentando instalar la idea de un imperialismo británico “invencible” y el negacionismo de la magnitud de la lucha antiimperialista por Malvinas y en todo el territorio. Tan así, que Malvinas puede ser considerado como “el principio del fin” de la dictadura genocida, que no pudo recomponerse, se degradó y cayó producto de la movilización popular.

Fue recién en 2018 que el Equipo Argentino de Antropología Forense, identificó sus restos, enterrados en el cementerio Darwin, siendo el soldado n° 92 en identificarse. Su caída fue producto de recibir un proyectil en la espalda por parte del campo inglés en el combate de Monte Longdon, el 10 de junio del 1982. Antes de su caída en combate, como maestro comprometido con sus estudiantes, les escribió la siguiente carta:

A mis queridos alumnos de 3ro D:

No hemos tenido tiempo para despedirnos y eso me ha tenido preocupado muchas noches aquí en Malvinas, donde me encuentro cumpliendo mi labor de soldado: Defender la Bandera. Espero que ustedes no se preocupen mucho por mí porque muy pronto vamos a estar juntos nuevamente y vamos a cerrar los ojos y nos vamos a subir a nuestro inmenso Cóndor y le vamos a decir que nos lleve a todos al país de los cuentos que como ustedes saben queda muy cerca de las Malvinas.

Y ahora como el maestro conoce muy bien las islas no nos vamos a perder. Chicos, quiero que sepan que a las noches cuando me acuesto cierro los ojos y veo cada una de sus caritas riendo y jugando; cuando me duermo sueño que estoy con ustedes. Quiero que se pongan muy contentos porque su maestro es un soldado que los quiere y los extraña. Ahora sólo le pido a Dios volver pronto con ustedes. Muchos cariños de su maestro que nunca se olvida de ustedes. Afectuosamente, Julio.

Como socialistas cuyo partido (el PST) tuvo mas de 100 muertos a manos de la triple A y la dictadura y cuyos militantes se alistaron como voluntarios en la Guerra de Malvinas, recuperar las historias mínimas, así como disputar el sentido y la importancia de remalvinizar, es parte de la lucha por la soberanía nacional en nuestro país semicolonial y por lo tanto , de nuestra lucha socialista. Malvinas es una causa justa, que estuvo en manos injustas con los genocidas militares. El pueblo hizo su experiencia y atravesó esa dialéctica en su experiencia. Dejó todo por Malvinas y también, puedo sacarse de encima la dictadura.

En la actualidad, sigue siendo un asunto pendiente la recuperación de las Malvinas Argentinas. Así como también, la agenda antiimperialista también incluye la necesidad de sacarnos de encima las garras del FMI y la deuda externa, la nacionalización del comercio exterior, la recuperación de nuestra flota mercante, la disputa por la soberanía alimentaria en nuestras tierras y la recuperación de las tierras de la patagonia en manos de los ingleses Lewis, Benetton y otros. Con toda esa agenda, y abonando a la memoria activa y la movilización, seguimos luchando por un mundo sin explotadxs ni oprimidxs que soñaron lxs 30.000.

Como trabajadorxs de la educación, reafirmamos el compromiso pedagógico para con nuestrxs estudiantes, los sectores populares y la clase trabajadora, contribuyendo al pensamiento crítico, a la memoria, la verdad y la justicia. Una educación que, contra la educación bancaria, enseñe a pensar críticamente, a ser sujetos activos de nuestro presente y futuro, a rechazar el destino impuesto por portación de cara y de clase que nos ofrece este sistema capitalista.

¡Fuera ingleses de Malvinas, fuera imperialistas de América Latina!

Julio Ruben Cao ¡Presente!

Ana Paredes Landman, orientadora social y militante de Alternativa Docente en la Multicolor de La Matanza

Noticias Relacionadas