martes, 23 julio 2024 - 02:48

Macri. Coparticipación, PROblemas en casa y disputas con Milei

Se terminó el periodo de suscripción gratuita del PRO con LLA. Ahora le pide renueve la suscripción con el pago de la coparticipación. En un marco de disputa y quiebre dentro del PRO. ¿Cómo seguirá el bloque de alianza del Gobierno?

Disputas de poder

El PRO, colaborador esencial para la aprobación de la Ley Bases, como así también para acompañar y sostener las distintas iniciativas del Gobierno, empieza a pretender favores a cambio de su solidaridad con el ajuste y la motosierra de Milei.

El calabrés Macri, presidente del PRO apuntó sobre las debilidades del Gobierno de Milei en un documento publicado por la Fundación Pensar, firmado por él y la exgobernadora de provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal.

En el mismo informe señala a Bullrich, y aumenta la tensión con la ministra de Seguridad, que semanas atrás había despedido del ministerio y denunciado ante la Oficina Anticorrupción a un hombre de Ritondo, titular del PRO en la provincia de Buenos Aires.

La pugna por la coparticipación

La exigencia central que le hace el PRO al Gobierno Nacional, es el pago de la coparticipación correspondiente para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En la Legislatura porteña, Néstor Grindetti señaló que habiendo pasado “más de 550 días de dicho fallo, la Ciudad recibió 0 pesos, a valores de hoy, la ciudad está dejando de percibir 88 mil millones de pesos por mes. Ya pasaron 6 meses del nuevo gobierno: venimos pidiendo con firmeza que se acate el fallo”.

Haciendo referencia al fallo de la Corte, que dispuso el aumento del 1,4 al 2,95 a raíz del conflicto que existió entre Alberto Fernández y Rodríguez Larreta en el contexto de la crisis con la policía bonaerense.

A través de la red social X, Macri le seguiría marcando la cancha al actual presidente marcando que, para alcanzar los cambios, “hay una condición anterior aún más importante que crear nuevas leyes, y es cumplir con las existentes, en especial, cumplir con los fallos irrevocables dictados por la corte suprema. Ese caso es la deuda de coparticipación que la Nación mantiene con la Ciudad de Buenos Aires”, además agrego que sin respetar las instituciones “no habrá justicia, ni progreso, ni crecimiento, ni bienestar, ni inversiones”.

A su vez, a través del Congreso presentaron un proyecto de resolución que apoye el pago de la coparticipación que reclama la Ciudad, los diputados que responden a Bullrich no firmaron.

Todo este combo, aleja la posibilidad de fusión soslayada por Milei y más bien empieza a mostrar un debate público con la exigencia no solo de la coparticipación, sino también la quita del cepo, el trato preferencial para los gobernadores de Juntos por el Cambio y un esquema de consulta más orgánico que Milei no está dispuesto a ceder.

Conflictos internos

Las tensiones aumentan no solo con Milei, sino que dentro del bloque amarillo se está desencadenando una pugna de poder.

Dentro del PRO las fichas se mueven, Macri realiza su jugada y Bullrich se encuentra en la encrucijada. La cúpula del PRO se reunirá para designar a Martín Yeza para presidir la Asamblea partidaria, cargo que había negociado la ministra de Milei.

A través de X, Patricia Bullrich contesto: “el debate que quiero dar en el PRO no es un debate de cargos, es mucho más profundo: es un debate de rumbo. No vamos a dar marcha atrás. Decidimos apoyar a Javier Milei porque si el cambio no se daba ahora, nos hundíamos”. de esta forma, con declaraciones publicas cruzadas y un desenlace de quiebre se riñe la interna del PRO, que hoy culminó con gritos cruzados y con los representantes de Bullrich abandonando la reunión partidaria, sellando así un importante salto en la crisis. Mientras el sector macrista definió que no se fusionará con el partido de gobierno de Milei.

La jugada de Macri puede responder a varios elementos, uno de ellos es la reubicación en el mapa político del PRO, después de haberse asimilado al gobierno de Milei, al punto de tener rasgos de coalición. En paralelo, la situación económica que produce el plan de Milei incrementa el malestar y descontento social, en una perspectiva de seguir aumentando. por lo que probablemente busque despegarse un poco de la gestión para poder darle al régimen político otra variante para cumplir los objetivos del capital concentrado.

Noticias Relacionadas