viernes, 24 mayo 2024 - 19:19

Lisboa. 50° aniversario de la Revolución Portuguesa

El 25 de abril el pueblo ganó las calles en el 50° aniversario de la conocida como Revolución de los Claveles. No solo fue una jornada de celebración sino también de lucha, en la que STOP fue la expresión del sindicalismo democrático y combativo movilizado. Una delegación de la Liga Internacional Socialista (LIS) marchó junto al Movimiento Alternativa

Caída de la dictadura

La Revolución de los Claveles fue un evento europeo de trascendencia mundial ya que casi al mismo tiempo (1973) Pinochet había dado un golpe militar en Chile y en la vecina España subsistía la dictadura franquista. Se inició como expresión del hartazgo de los capitanes del ejército por la situación colonial en decadencia del viejo imperialismo portugués en África y Asia, pero en el proceso irrumpieron los trabajadores y el pueblo, derrotaron a la dictadura del Estado Novo, liderada por Antonio de Oliveira Salazar y luego por Marcelo Caetano, que había durado casi medio siglo. Así se abrió la perspectiva para realizar cambios profundos, en el sentido socialista. Con el tiempo, la burguesía logró encaminar la situación para que se estancara en un cambio de régimen, de dictatorial a democrático burgués, y que no avanzara hacia el cambio de un sistema capitalista a uno socialista. La ausencia de una dirección revolucionaria y socialista con peso de masas fue determinante para que el poder burgués retomara las riendas. Igualmente, la Revolución dejo una huella imborrable en el pueblo trabajador y tareas democráticas y sociales por realizar. Por eso, después de cinco décadas, los festejos han vuelto a reivindicar la Revolución.

Reivindicada ayer y hoy

Desde el primer minuto del día 25 de abril de 2024, los fuegos artificiales iluminaron el cielo de Lisboa. Indicaban el inicio de los festejos por la Revolución. Durante el día continuaron las celebraciones de todo tipo y con distintos fines políticos, desde las que montó el gobierno de derecha hasta las que organizó la oposición, pero con un denominador común: reivindicar la gesta de 1974 en alguno de sus aspectos. Los eventos continuarán realizándose durante varios días.

Miles de personas en las calles

No fue un feriado más de descanso y diversión. Miles y miles de personas organizadas en partidos políticos, sindicatos o de forma independiente salieron a las calles con sus organizaciones, amigos y familiares de distintas generaciones. Las representaciones artísticas, la entonación de las estrofas de Grândola Vila Morena, los claveles rojos en las manos o las solapas, las pancartas y banderas con reclamos llenaron de color y combatividad las calles de la capital portuguesa. La Revolución de los Claveles sigue ocupando un lugar de privilegio en el sentir popular.

Las izquierdas

Las distintas formaciones consideradas de izquierda, entre ellas el Partido Comunista de Portugal (PCP), el Bloque de Izquierda y el Partido Socialista se concentraron en Marqués de Pombo para luego marchar hasta la Plaza del Rossio. Sin embargo, esto no se concretó ya que el PCP, principal organizador de la acción, usó su columna como un tapón durante tres horas, para que la manifestación no avanzara, hasta que el hartazgo llevó a los participantes a superarlos.

STOP con los docentes

Entre la variada concurrencia estuvo el sindicato docente democrático y combativo STOP, que también fue una de las organizaciones que se cansó de la maniobra del PCP y lo rebasó. A su paso recibió el reconocimiento y el cariño de mucha gente hasta el destino final. Los docentes cantaban: “25 de abril siempre, fascismo nunca más” y otras consignas relacionadas con la escuela pública.

El MAS en la jornada

El Movimiento Alternativa Socialista (MAS) organizó un almuerzo de camaradería en el edificio de los Bomberos Voluntarios Lisbonenses, entre cuya concurrencia había activistas sindicales, políticos y dirigentes de larga trayectoria en el socialismo revolucionario, como Gil García y Joao Pascual. Luego el partido participó de la manifestación ubicándose detrás de STOP. En la actividad ofreció decenas de periódicos Ruptura, lució banderas, entre ellas la de Palestina, y desplegó una faja de cabecera con la inscripción: Un, dos, tres, abril otra vez.

La LIS en Lisboa

Una delegación de la LIS viajó desde el Estado español para participar del aniversario junto a los camaradas del MAS con quienes avanza el relacionamiento en la dirección del reagrupamiento internacional de los revolucionarios.

1. https://lis-isl.org/2024/04/26/lisboa-50-aniversario-de-la-revolucion-portuguesa/

Rubén Tzanoff

Noticias Relacionadas