lunes, 22 abril 2024 - 23:09

Ley Ómnibus. Provocación policial en la puerta del Congreso y el debate adentro continúa mañana a las 12hs

Mientras los diputados trataban el proyecto de ley ómnibus en Diputados las fuerzas de seguridad avanzaron esta tarde sobre los manifestantes, camiones hidrantes y gases lacrimógenos en las afueras del Congreso, aunque no pudieron impedir que la movilización continúe hasta la noche. La maratónica sesión podría durar varios días y ahora pasó a cuarto intermedio.

“No sé quién le dijo a Bullrich que hay Estado de sitio en Argentina” criticaron desde la izquierda esta tarde, entre silbidos, empujones y tensiones por los choques entre los manifestantes y la gendarmería frente al Congreso expresando su rechazo a la Ley Ómnibus y al plan motosierra. La mano dura de Patricia Bullrich se hizo presente el primer día de la votación del megaproyecto de ajuste y represivo de Javier Milei, pero no logró disuadir la movilización que se mantuvo y continuaría mañana jueves desde el mediodía y todo el tiempo que dure la sesión. También se sucedieron hoy movilizaciones en otras ciudades del país.

Temprano, el Ministerio de Seguridad ya advirtió que usaría el operativo antipiquetes. Mientras la calle ardía, a dos horas de haber empezado la sesión en Diputados, el jefe de Estado decía: “Hoy la política tiene la oportunidad de empezar a revertir el daño que le ha causado al pueblo argentino.” El presidente comenzó el día supervisando la jornada desde Olivos y en Gobierno desconfían del apoyo de los bloques “dialoguistas” para los artículos controversiales y temen que haya más cambios, de hecho, los mismos se siguen sucediendo con el correr de las horas.  Javier Milei se negó a eliminar la lista de empresas a privatizar y a coparticipar el impuesto PAIS, dos reclamos de los gobernadores. A inicio de la sesión, por pedido de Unión por la Patria se puso a consideración la moción de volver a comisión a la Ley Ómnibus, pero fue rechazado y continuó el debate.

Hacia una larga recta final

Sin saber con que texto se iba a votar, el debate comenzó encendido tras una fuerte discusión entre un empresario que insultó a Bregman, cuando la diputada del Frente de Izquierda Unidad hizo una moción contra Milei. Tras los insultos del empresario el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem, tuvo que pedir que lo echaran del recinto.

Luego de que varios diputados se refirieron al dictamen sobre el tratamiento de la Ley Ómnibus, comenzó el segundo bloque de cuestiones de privilegio. Desde Unión por la Patria cuestionaron la presencia de Leonardo Sosa y otros integrantes del espacio Revolución Federal en el comienzo de la sesión. Desde la izquierda apuntaron contra la pena de cárcel y el protocolo antirrepresivo: “En esta ley quieren prohibir la protesta social. Esta ley quiere encarcelar a las personas que convoquen a manifestaciones”.

En cuanto al ya conocido método de presión del gobierno, Florencia Carignano, diputada de Unión por la Patria, señaló uno de los puntos álgidos de la ley ómnibus que finalmente retiró el gobierno para agilizar el tratamiento: “cuando soy diputado voto a favor de que los gobernadores no paguen impuesto las ganancias, y cuando soy presidente trato de imponérselo.” Siempre los gobiernos capitalistas actúan con chantajes y aprietes, y no solo el gobierno actual, olvidó la diputada.

No se sabe sobre qué texto están decidiendo los diputados. Sobre el documento, Nicolás Massot de Hacemos Coalición Federal señaló: «Nuestro bloque va a dar voto en general y no sólo para lo que está en esta ley, sino que queremos que se incluya la moratoria y el blanqueo.» El oficialismo suma más apoyos. El presidente de la bancada radical, Rodrigo de Loredo, se mostró a favor de todas las modificaciones a la ley ómnibus. Justificó las facultades delegadas “por sólo un año.” Otros diputados se anticipan y plantearon por lo bajo la necesidad de cuartos intermedios para que haya cortes y se pueda retomar la sesión este jueves, algo que finalmente sucedió. Otros ya ven un horizonte de debate hasta este viernes y ya se habla que podría ser una de las sesiones más largas que se haya dado en la Cámara de Diputados. Hay 158 oradores anotados, con una votación final de incertidumbre, cambios permanentes y negociaciones hasta último momento. ¿Qué pasará con las privatizaciones, con la reforma laboral, con los cambios en materia penal y represiva? ¿Y con los superpoderes? Todo sigue en debate con rosca permanente, incertidumbre y crisis.

Cómo sigue la maratón

Mañana se tratará el capítulo de privatizaciones, que aún no está definido, entre otros temas. En pleno paro nacional del 24, el ministro de Economía, Luis Caputo, ya había enviado una advertencia a los gobernadores: “Si no se aprueban todas las medidas económicas propuestas en la ley, como dijo el presidente Milei, el ajuste será mayor, fundamentalmente para las provincias”, advirtió encendiendo el rechazo en la “oposición dialoguista.” La presión es bien conocida como método de este gobierno liberfacho, pero el Ejecutivo sabe que si pasa la ley en general (algo probable) puede que caigan varios capítulos controversiales como el de privatizaciones, entre otros. El único bloque que ha pedido la nulidad del proceso por las irregularidades en el tratamiento del dictamen ha sido la Izquierda.

Desde el MST en el Frente de Izquierda Unidad llamamos a mantener el plan de lucha rodeando el Congreso a pesar de las acciones que la ministra de Seguridad está ejerciendo en las inmediaciones del Parlamento, hasta derrocar la Ley Ómnibus, el DNU, el Protocolo de Bullrich y el resto del plan motosierra.

En las puertas del Congreso, la diputada del MST en el FIT-U Cele Fierro confrontó con las fuerzas policiales y denunció las provocaciones de las fuerzas de seguridad. Y volvió a exigirle a las CGT un nuevo paro nacional y un plan de lucha. Ya que la CGT y las CTA´s hoy brillaron por su ausencia.

Noticias Relacionadas