miércoles, 24 julio 2024 - 10:12

Lanús, Hospital Narciso López.  Nuevos avances contra los derechos de las y los trabajadores

La patronal avanza nuevamente sobre los derechos de los trabajadores y en especial sobre los derechos de quienes además tienen garantías gremiales. En esta oportunidad, con la utilización de la Justicia. Este nuevo momento tiene además mucho rechazo de los trabajadores, crece el enojo y se preparan acciones. Se preparan asambleas y nuevas exigencias.

Un conflicto que tenía fácil solución

Venimos siguiendo el caso en el hospital vecinal. Allí, hace más de un mes los trabajadores de forma unitaria, con una gran asamblea y con acciones que se decidieron de forma democrática pusieron freno al avance que pretendía la dirección: un comedor privatizado dentro del hospital.

Este negocio pretendía ser dirigido por uno de los trabajadores del hospital, que tiene el rechazo de la mayoría de sus compañeros. Este sujeto denominado “Tino” cumplía sus tareas en el hospital Melo debido a mala conducta hasta hace un tiempo, lamentablemente vuelve al Hospital Vecinal con muy buena relación con la dirección y por supuesto complicidades de negocios. Como decíamos antes los trabajadores le ponen fin a ese intento de negocio, pero por supuesto lo que rápidamente aparecen los aprietes por parte de este sujeto violento. Primero sobre dos compañeras que debidamente denunciaron, las amenazas de muerte de este señor. Estas denuncias no son atendidas de inmediato por la dirección, pero aprovecha y monta una denuncia de Tino contra el secretario general de la Comisión Interna del Hospital, Christian Pizarro por respaldar a las compañeras denunciantes.  Esta nueva denuncia contra el secretario general también la hace enmarcada en violencia de género por ubicarse el denunciante en la diversidad, y es acompañada por la dirección, que por supuesto no aplica con rapidez el protocolo de violencia, con rapidez ni mucho menos da lugar a la exigencia de todo el hospital que es el traslado nuevamente a Tino al Hospital Melo. Pero eso solo profundiza los problemas que escalan.

La patronal es sorda, ciega y muda

El día de hoy esta situación dio un salto cualitativo, porque efectivamente lo que se vio es que esa denuncia propiciada por el trabajador amparado por la dirección tuvo lugar con una perimetral que la Justicia ordenó que se cumpla y se detuvo al secretario general de la Comisión Interna, que además de tener fueros gremiales fue llevado a la comisaría desde el propio hospital, una cosa que inédita.

Esto tiene dos problemas, el primero es que la dirección no se opuso a ese traslado, el segundo es que asimismo el trabajador tenía fueros gremiales y debían haber sido respetados. Pero lo más grave de todo esto es que la dirección es la primera responsable de esta situación, por no haber llevado adelante la operatoria del protocolo debido y legal que se aplica en estos casos. Si esto se hubiera resuelto institucionalmente, encaminando y desplazando al trabajador amparado por la dirección, enviándolo de vuelta al Melo, se resolverían todos los conflictos. En primer lugar, las amenazas recibidas por las compañeras, y, en segundo término, la Comisión Interna no se debería ver obligada a tener que ir atrás de estas acciones contra un sujeto que amenaza constantemente a las y los trabajadores del hospital.

Justicia sin justicia

Luego de la detención arbitraria e irregular, por supuesto se dio un marco de gran solidaridad de organizaciones de diferente índole y por supuesto los trabajadores del hospital que se acercaron directamente a la comisaría Segunda en Lanús, en donde Christian Pizarro estaba detenido. Por supuesto eso obliga a también los sindicatos, como es el caso de ATE, que se presenten cuando desde el inicio del conflicto estuvieron más bien asesorando a la patronal y no a la comisión interna y a las y los trabajadores del hospital.

En ese marco de solidaridad y unidad se logra la libertad de Christian Pizarro y por supuesto un nuevo momento para este conflicto, en el que las y los trabajadores ya no solo solicitan que este trabajador violento se vaya sino también, por supuesto, que sea la directora la que pague el costo de no haber actuado correctamente.

 Hoy a las 11 de la mañana nueva asamblea con acciones en el hospital y nueva reunión y exigencia a la patronal. Hay unidad por abajo y crece la bronca, será mejor que la patronal empiece a ver, a escuchar y a tomar las acciones que debe. Tarea difícil y clave para no generar nuevos escalamientos, pero principalmente para resolver el conflicto con justicia y efectividad. Esto permitiría cerrar las causas abiertas en tribunales y por supuesto dar tranquilidad a las y los trabajadores del hospital. Una nueva oportunidad que esperemos no se desperdicie.

Por Alternativa Estatal Lanús

Noticias Relacionadas