domingo, 23 junio 2024 - 15:53

Lanús. El Piedrabuena y sus espacios no se negocian

No a la quita del campo de deportes de la EES N°8 y la EET N°5.

El municipio de Lanús presenta el proyecto del parque de las colonias, con fondos privados o de recaudación municipal, y para su construcción se utilizaría parte del campo de deportes de la escuela Piedrabuena (EES8) y la Kennedy (EET5). Un espacio de deportes que hoy utilizan 10 escuelas de la zona, que se quedarían sin lugar para esas prácticas.

Un predio que no solo es espacio verde

El predio no solo es utilizado por la escuela Piedrabuena, sino que también por otras escuelas que no poseen un espacio en condiciones para desarrollar las prácticas deportivas, como lo son la EES N°2, la EES N°3, EES N°22, la EES N°24, la EES N°28, la EES N°31, la EES N°49 y la EE N°506. Y en el caso de la escuela Kennedy, también comparte su espacio con la técnica N°9.

El campo de deportes no solo es importante para la formación de los estudiantes que van a dichas escuelas en cuanto a la educación física, el bienestar y la salud; sino que es un espacio múltiple, donde se promueven jornadas artísticas, recreativas y educativas.  Quitarles a los estudiantes el acceso al campo deportivo es vulnerar sus derechos. Pero además es un espacio seguro para esos estudiantes, visible, al aire libre y en la cercanía de donde estudian.

El proyecto para construir un parque de colonias allí tiene un acuerdo de construcción actual de la DGCE de la provincia de Buenos Aires al mando de Sileoni, con firma del Rugby Club Lanús y la UNLA, para que el megaproyecto inmobiliario comunique el velódromo con la Universidad de Lanús. Este proyecto dejaría sin campo de deportes a todas las escuelas mencionadas, lo que contradice en sí mismo a este mega proyecto, sin explicar además cómo se resolvería la situación, ni cómo sería la administración de ese parque que no lleva la palabra público en su acuerdo.

Este predio no es un espacio libre sobre el que se pueda proyectar una construcción, es un predio escolar compartido y de gran utilidad para las 10 escuelas que tienen sus actividades allí, que sostiene con el esfuerzo de las cooperadoras escolares, desde el corte del pasto, los materiales y las instalaciones. Un gran atropello a las comunidades educativas que ven perder su predio a cambio de un multimillonario negocio inmobiliario.

¡Otra vez sopa!

Históricamente la escuela Piedrabuena fue perdiendo espacio por los distintos convenios que se fueron realizando para con su espacio físico. Se le dio al Club Lanús parte de los terrenos para la construcción de canchas y luego se edificó otra escuela en el estacionamiento. En ese momento se dio una gran lucha de la comunidad educativa contra un proyecto que originalmente quería no solo el estacionamiento sino parte de su espacio deportivo. La lucha y la resistencia obligó a la municipalidad, en ese momento también del PJ, a solo avanzar sobre el estacionamiento.

Allí se construyó una escuela especial, que seguramente al estar rodeada de espacios de una secundaria no es un lugar óptimo, y podría haber tenido uno mejor, sin ruidos y sin el constante ir y venir propio de la dinámica de una institución con adolescentes. Pero se resolvió por la vía de «comer» esos espacios a otra escuela.

Necesitamos más espacio para la educación, no seguir achicando los espacios que ya tenemos. En lugar de expropiar terrenos de fábricas y galpones abandonados, la misma línea que se tuvo en ese momento es la que se tiene ahora: seguir achicando los espacios de las únicas escuelas en el distrito que pueden disponer de campo de deportes y que además lo comparten. Nuevamente pierde la escuela pública frente a un nuevo negocio inmobiliario. A cambio Julián Álvarez, intendente por La Cámpora en Lanús, ofrece arreglos en estas escuelas. Como si no fuese su obligación realizarlos igual.

La comunidad educativa no desea intercambiar los arreglos que necesita la institución a cambio de perder los campos deportivos. Por eso en una gran asamblea del Piedrabuena, la comunidad afirma, que el Piedrabuena no se negocia y que esta iniciativa perjudica a la institución a los estudiantes. Por eso desde Alternativa Docente, acompañando  el cuerpo de delegados de la EESN8 Piedra Buena, llamamos a organizarnos con el resto de las escuelas perjudicadas y sus comunidades. Basta de recortar a la escuela pública y sus espacios. Basta de extorsión y negocios con el lugar de nuestros pibes. Basta de especular con los espacios de las escuelas. Les decimos que daremos batalla, ¡la escuela pública no se toca!

Noticias Relacionadas