lunes, 5 diciembre 2022 - 22:21

La revolución de los botines. Una zurda en el Azteca

Sin entrenador, médicos ni masajistas. Con equipos deportivos de la UTA, con pasión y convicción. Así fueron a jugar las pioneras al primer mundial de fútbol femenino. En honor a Elba Selva, la goleadora 4-1 frente a las inglesas ese 21 de agosto de 1971, hoy celebramos el Día de la Futbolista, una conquista, y peleamos por las que faltan.

Mundial invisible

A pulmón. 17 jugadoras viajaron a México en 1971, en el primer mundial que jugó la selección argentina. Claro, no fue oficial en ese momento, pasaron años hasta que se conquistarlo. Hoy sería impensado pensar una camiseta sin sponsors, pero las pioneras capitaneadas por Betty García fueron a su primer mundial sin botines, sin médicos, ¡sin entrenador! Pero a quienes dan todos sus esfuerzos por una pasión no hay obstáculos ni razones insuperables. Vendieron cosas en la calle, ayudas familiares, equipos prestados por la Unión Tranviarios Automotor e incluso sus instalaciones para entrenar. Así, al pasto y a jugar.

Elba Selva

Allí Dinamarca se consagró campeón ante las locales, Italia quedó tercera y Argentina obtuvo el cuarto lugar del certamen. La magia estuvo en la goleada de la bostera Elba, que metió 4 goles a las inglesas, 15 años antes de la histórica goleada del Diego a los ingleses. Pero la desigualdad brutal de condiciones a las que llegaron al primer mundial no reconocido por la FIFA, contrastaba con la emoción y el sentimiento de la hinchada en el Azteca, donde se escuchaba a más de 100.000 personas presentes, los cantitos al grito de “¡Argentina, Argentina!” Pasaron 51 años de aquella gesta de las Pioneras, y hoy seguimos teniendo deudas pendientes.

Seleccionado de 1971

Profesionalización e igualdad salarial

Hace pocas semanas, la Selección Femenina Argentina se clasificó por segunda vez consecutiva a un mundial de fútbol, al ganarle por 3 a 1 a Paraguay en el partido por el tercer puesto de la Copa América. De ese modo, jugará en el 2023 el mundial organizado por Australia y Nueva Zelanda. También se clasificó a los juegos Olímpicos de París 2024.

Muchas jugadoras de nuestro país recibieron ofertas después del torneo para jugar en el exterior, algunas ya juegan en grandes ligas en el extranjero. Pero no se pudo disfrutar de su talento en el torneo, porque los partidos fueron televisados por la cadena DirecTV y recién en la instancia de semifinal, gracias a la presión popular por ver a las pibas, la TV Pública compró los derechos de la semifinal y el partido del tercer puesto. ¿Creen que a la selección argentina de fútbol masculino le hubiese pasado lo mismo?

“El futbol no es para las chuchis”, escribía el uruguayo Diego Lucero allá por los años en los que Elba Selva y todo el equipo salieron al mundial. Hoy, con avances encima, seguimos escuchando en distintos tonos una lógica similar, donde el fútbol femenino no es redituable como el masculino porque «no juegan tan bien al fútbol” y «no producen lo mismo». Ese germen es el que hoy sigue justificando la diferencia abrupta en los salarios.

ONU Mujeres Argentina dio a conocer que el 55% de las mujeres futbolistas de primera división son profesionales, pero sus sueldos no llegan ni al 2% de lo que ganan los varones. Según la Asociación de Fútbol Argentino (AFA), el sueldo básico equivale al contrato que recibe un jugador varón de la Primera C (la categoría más baja del fútbol profesional masculino). Es decir, alrededor de 37 mil pesos brutos. Este anuncio no era extensivo a los clubes del interior, que siguen jugando de manera amateur. Si bien el fútbol femenino en Argentina es profesional desde el 16 de marzo de 2019, sólo 5 de los 21 equipos de la primera división tienen más de 20 jugadoras profesionales: Boca, River, San Lorenzo, Racing y Gimnasia de La Plata. Muchas jugadoras tienen otro trabajo para poder mantenerse y practicar el deporte.

La diferencia no es el juego, sino el machismo intrínseco en lógicas arcaicas de pensar a uno de los deportes más populares.

https://m.facebook.com/onumujeresar/photos/a.2162553557331079/3014789158774177/?type=3

El deporte no tiene género

La violencia, multiplicada. Veamos solo dos ejemplos de la realidad cotidiana que se sigue viviendo en el deporte.

Este 30 de mayo, la Coordinadora Sin Fronteras de Fútbol Feminista convocó a jugadoras, periodistas, hinchas, miembros de cuerpos técnicos y organizaciones feministas a protestar en la puerta de la AFA, para exigir que desvinculen al DT Diego Guacci del ámbito deportivo y que se le inicie una investigación paralela a la que llevó adelante FIFA, que no lo había ni sancionado tras denuncias en su contra por acoso sexual y conducta abusiva hacia cinco jugadoras.

Hace pocos días, la categoría 2013 de Cañuelas y todo el club denunciaron discriminación después de que la Liga de Buenos Aires le haya quitado todos los puntos conseguidos en las 13 fechas jugadas, por el sólo hecho de incluir a una chica en el equipo masculino. Así, los compañeros salieron a la cancha con la bandera «El deporte no tiene género» y otra que rezaba «todos con vos Paula» en apoyo a su compañera. Sí, los pibes de 10 años tienen mucha más empatía que los dirigentes de una liga de fútbol amateur.

La ola feminista dejó marcada una hoja de ruta que no podrán borrar: el silencio no es opción. Esa lucha en las calles se trasladó a todos los ámbitos y el fútbol no está ajeno, por eso se sigue peleando por capacitaciones permanentes en las instituciones, que funcionen los protocolos y que el área de género no sea una tinta violeta en la AFA para quedar bien, sino que sea de acción y compromiso hacia las jugadoras, que las asesore a la hora de denunciar y las acompañe en el proceso. También hace falta formación con perspectiva de género en dirigentes, futbolistas y periodistas, que han crecido y se ven multiplicados en canales y medios, con una profunda lógica de violencia patriarcal.

Invertir y mejorar para seguir creciendo

La AFA recibe constantemente quejas por parte de las futbolistas. Las comparaciones son odiosas pero existen países que en materia de fútbol femenino han implementado distintas medidas para promocionarlo.

  • En España, La Liga junto a los distintos clubes desde la temporada 18-19 viene incentivando el uso de estadios oficiales para visibilizarlo y apoyar la profesionalización.
  • En Estados Unidos desde el año 1972, la ley bautizada como “Title XI” obligó a las universidades a crear programas deportivos dedicados exclusivamente a sus mujeres.
  • Al día de hoy se calcula que hay entre 400 y 500 equipos contando solo para las jugadoras de 18 a 22 años.
  • Otros países como Alemania y Japón también presentan políticas públicas para incentivar la profesionalización y los espacios de alto rendimiento para las deportivas.

Muchas de estas medidas son parte de un camino para empezar a mejorar no sólo la visibilización, sino también para dotar a los clubes de una mejor infraestructura para promocionar el fútbol femenino. Hasta el momento la AFA no ha podido dar respuestas a muchos problemas históricos y las existentes, son solo un pequeño parche.

Los cambios son permanentes. El camino que se transita puede avanzar y barrer con costumbres machistas imperantes. Nada es imposible de cambiar. Lo sabían las Pioneras del ’71, y lo sabemos hoy.

Noticias Relacionadas