La Plata. Omar Cigarán y el gatillo de la impunidad

“El 15 de febrero de 2013 el sargento de la policía bonaerense Diego Walter Flores asesinó de un disparo en el pecho a Omar Cigarán, de 17 años…” Así comienza la historia de impunidad que cuenta el volante repartido este sábado 20 de febrero en el homenaje a Omar.

Llegamos a las 14 hs a la placita ubicada en diagonal 80 y 115. Nos convocaba el homenaje a Omar Cigarán, quien cumpliría años ese sábado. Allí familiares de Omar, de otras víctimas y organizaciones montaron una emotiva jornada, con música, un buffet anti represivo y discursos llenos de garra y dolor.

Pasaron por el micrófono Sandra -mamá de Omar-, Mónica Alegre –mamá de Luciano Arruga-, la mamá de Diego Cagliera, el papá de Alan Maidana y otros.

A metros de esa placita un miembro de la maldita bonaerense le puso fin a la vida de Omar. Hoy es un espacio recuperado para la memoria, lleno de murales con los rostros de pibes y pibas asesinados por Estado, por ese mismo Estado que primero los marginó, luego los asesinó y, finalmente, los volvió a matar bendiciendo de impunidad a los responsables.

Las palabras de los familiares nos recuerdan que no hay salida viable que no parta de disolver la bonaerense, echando a la mierda a Berni en primer lugar, no se puede reformar a la bestia; haciendo que jueces y fiscales sean electos y revocables por el voto popular, implementando los juicios por jurados populares, y depositando en los barrios autoorganizados las tareas de protección comunitaria ante el delito; todas estas medidas en la perspectiva de una sociedad socialista, donde el Estado no sea el aparato de monopolio de la violencia legal y de impunidad utilizado por una clase social minoritaria, para la realización de sus miserables fines. Una sociedad socialista donde la concentración de fuerzas en el Estado sea reemplazada por el creciente protagonismo de la clase trabajadora y demás oprimides.

  • * Fotografías de Cele Gaitán

Transcribimos íntegramente a continuación el volante del Colectivo por el Gatillo Fácil -La Plata:

8 años sin Omar. 8 años sin justicia. LA LUCHA CONTINÚA

EL 15 de febrero de 2013 el sargento de la policía bonaerense Diego Walter Flores asesinó de un disparo en el pecho a Omar Cigarán, de 17 años, en la esquina de diagonal 115 y 43. En el hecho Omar habría intentado desapoderar a una persona de una moto y mientras intentada huir del lugar, flores intercedió y lo fusiló. A 8 años del asesinato de Omar seguimos denunciando la represión del gatillo fácil a manos de agentes armados del Estado y señalamos a la justicia de clase como cómplice de la impunidad del policía asesino Flores.

La causa judicial por Omar tuvo un largo recorrido marcado por las trabas y la impunidad. Al año de sucedido el hecho la fiscal Ana Medina quiso cerrar la investigación, y sólo la insistencia de la familia, entonces representada por la Asociación Bru, logró que el expediente se elevara a juicio oral. Una vez allí se sufrió el abandono del ministerio público, ya que no se designó fiscal para acusar a Flores. La familia de Omar, esta vez representada por Correpi y La Ciega, hicieron la acusación en soledad contra la defensa de 5 abogados defensores pagados por el ministerio de Seguridad provincial. El 11 de abril de 2017 el Tribunal Oral Criminal 4 de La Plata absolvió al sargento Flores, asesino confeso de Omar, con la excusa del “cumplimiento del deber” y la “legítima defensa”. Apelado el fallo en Casación los jueces Jorge Celesia y Martín Ordoqui, convalidaron la absolución y dijeron que, si bien no hubo “cumplimiento del deber” porque la ley orgánica de la policía no obliga a matar, Flores está justificado por el artículo 34 del código penal. En el veredicto del TOC 4 los jueces Emir Caputo Tártara y Juan Carlos Bruni no explicaron por qué el arma que se le atribuye a Omar pasó desapercibida ante la mirada de decenas de policías y fue encontrada 4 horas después en sus calzoncillos en la Morgue Policial. Tampoco explicaron cómo no se encontró restos de sangre en el arma si Omar tenía manchas hemáticas.

En diciembre de 2019 la familia de Omar presentó un recurso extraordinario ante la Suprema Corte de Justicia bonaerense para que revise el fallo absolutorio, que volvió a rechazar nuestro pedido. Luego apelamos a la Corte Suprema de Nación, con muy pocas expectativas de un fallo favorable… Entendemos que esta justicia clasista intenta reafirmar una y otra vez la impunidad policial, avala el hostigamiento, la represión cotidiana, las amenazas y los aprietes a los pibes y pibas pobres.

La bronca que nos generó aquel fallo absolutorio del asesino Flores nos da hoy más fuerza para seguir luchando y acompañando a Sandra, la mamá de Omar, en la denuncia de todos los casos de represión estatal en nuestra zona. Así están presentes en nuestro reclamo Darián Barzábal, Ezequiel Heredia, Cristian “Rusito” Perez, Víctor González, Damián Corvalán, Mauricio Andrada, Ismael Perusatto, Daniel Migone, Miguel Bru, Andrés Nuñez, Soledad Bowers, Nicolás Vargas, Sebastián Nicora, Braian Mogica, Néstor Canizzo, Rodrigo Simonetti, Maximiliano Campos, Matías Marincovich, Germán Ramón Gomez, Santiago Maldonado, Johana Ramallo y tantxs otrxs que nos arrebataron.

La tregua que prometió el gobierno de Alberto Fernández sobre la represión, con su ministra de Inseguridad Sabina Frederic anunciando derogar la “Doctina Chocobar” duró lo que sus policías tardaron en volver a apretar el gatillo. Berni encubrió sistemáticamente a los policías Siomara Flores, Alberto González, Mario Gabriel Sosa y Jana Curuhuinca, principales señalados en la desaparición de Facundo Astudillo Castro. Nuestrxs pibxs siguen sufriendo el hambre y la marginación y son blanco de la discrecionalidad en el accionar policial. Las causas armadas y las muertes en cárceles y comisarías siguen siendo moneda corriente.

En la calle nos reprimen, nos matan, nos hostigan. En los tribunales nos quieren golpear duro con sentencias como la que dejó impune el caso de Omar. Sin embargo, en la calle nos fortalecemos y redoblamos nuestros esfuerzos para hacer que la verdadera justicia sean la condena social a los asesinos de uniforme y la denuncia de los responsables políticos de las muertes impunes de miles de pibxs en la provincia de Buenos Aires.

A 8 años sin Omar

¡La lucha continúa!

¡Justicia por Omar y por todos lxs pibxs asesinadxs por las fuerzas represivas del Estado!

¡Si es institucional no es violencia, es represión estatal!

Noticias Relacionadas

Florencio Varela. Basta de clausuras al arte y la cultura

Los espacios artísticos y culturales, se han visto paralizados por esta histórica pandemia. Pese a ser considerado, el acceso a la cultura,...

CBC. Que ningún estudiante quede afuera

Vamos por un modelo educativo gratuito, de calidad y para las mayorías. Venimos de un 2020 con una cursada...

Neuquén. Escuela Superior de Música en lucha

El viernes 19 de febrero estudiantes y docentes de la Escuela Superior de Música de Neuquén se manifestaron en el monumento a...

Entrevistas. La maldita Bonaerense y las causas armadas

En el marco del juicio y luego absolución de Santiago Almirón, desde Periodismo de Izquierda nos contactamos con la Coordinadora contra la...

Paritaria docente. Una maestra ganará lo que Trotta en 3 días

En otra paritaria exprés, sin ninguna consulta a las bases docentes y a pocos días del fijado para el...

8 de marzo. La violencia es el sistema

En lo que va de este año ya tenemos 57 muertas, es decir, más femicidios que días transcurridos. Al femicidio de Úrsula...

Un debate. El Frente de Todos y sus frustraciones endógenas

La conformación de una nueva conducción del PJ encabezada por Alberto Fernández, reproduce los mecanismos de siempre de este histórico partido burgués...

Ni Una Menos. El grito que otra vez cruza el país

El 17F no tuvo la masividad de aquel primer Ni Una Menos de 2015, pero sí más firmeza e indignación. Es que...