jueves, 8 diciembre 2022 - 00:47

La Plata. Crónica de la visita a la Reserva de Biósfera Pereyra Iraola

A raíz del proyecto ecocida que viene impulsando la UNLP y el gobierno de Kicillof que busca talar 200 hectáreas de la Reserva de Biósfera Pereyra Iraola, desde la Red Ecosocialista y la Juventud Socialista del MST en Universidad impulsamos una visita guiada el sábado 7 de mayo, con el fin de que nuevxs activistas conozcan la Reserva, su ubicación, historia, biodiversidad, y decidan sumarse a defenderla.

Acompañaron y fueron protagonistas de la visita guiada los guardaparques Pedro y Rosana, quienes nos señalaron las diferentes especies de árboles y arbustos en el camino. En el caso de ella, es guardaparque voluntaria hace doce años. Su lucha por cubrir las vacancias laborales vegetativas es una pelea contra la política de vaciamiento del Pereyra.

Durante el recorrido explicaron el carácter mixto de la Reserva, sobre su riqueza arbórea y la fauna del lugar. En esas más de 10 mil hectáreas existen aproximadamente 200 especies de aves y 132 especies de árboles (nativos e implantados); es uno de los últimos espacios naturales a lo largo del Río de La Plata, la zona de mayor biodiversidad de la Provincia de Buenos Aires y, si destacamos que la Reserva de Biósfera Pereyra Iraola además incluye la costa de Hudson y la Reserva de Punta Lara, se convierte en la zona selvática más austral del planeta, de ahí su importancia ambiental, principalmente, social y cultural.

En un momento del recorrido nos detuvimos en una zona de la Estancia San Juan, hoy perteneciente a la Escuela de Policía Juan Vucetich, y polemizamos sobre la contradicción de que en una reserva natural existan prácticas que perjudiciales por las detonaciones y cánticos de una fuerza represiva instalada en el corazón del área protegida, justo detrás del patrimonio natural de la Provincia de Buenos Aires, el Árbol de Cristal, emblema de la Reserva y el único ejemplar de Agathis Alba que existe en Sudamérica.

También pudimos constatar el estado en el que trabajan los guardaparques. Durante la última tormenta muchos árboles bloquearon senderos o quedaron suspendidos e inestables, convirtiéndose en una zona de riesgo para les visitantes y ciclistas del lugar. Quienes deben cuidar proteger este valioso lugar no disponen de las herramientas ni presupuesto suficientes.

El momento de la Asamblea

Después de la visita guiada, los guardaparques junto a organizaciones ambientales, autoconvocadxs y vecinxs participamos de un corte informativo en Camino Centenario, en el Arco de Piedra. Frenamos intermitentemente a automovilistas que pasaban por el lugar y se logró empatizar con la mayoría, quienes acompañaban la protesta con sus bocinas y se acercaron periodistas. En definitiva, fue una jornada sumamente positiva.

Al momento de la Asamblea se resolvieron acciones de protesta para seguir exponiendo la situación y participar de diferentes actividades para dar lugar a que las organizaciones que conforman la Asamblea del Parque Pereyra tengan voz y den a conocer su lucha. Una de esas actividades es una charla-debate que se realizará en la UNLP en 1 de junio, con el filósofo y biólogo Guillermo Folguera para hablar sobre la relación entre la ciencia y el extractivismo.

Una cuestión a destacar es que se cambió la consigna general de la lucha, Parque Pereyra No Se Tala, por Reserva de Biósfera Pereyra Iraola No Se Toca, por darse a conocer el proyecto de extensión de la autopista CABA-La Plata hacia el puerto de Berisso, también impulsado por la UNLP; y la repavimentación del Camino Negro, auspiciado por la Municipalidad de Ensenada, que atravesará la zona núcleo de la Reserva.

También se destacó la importancia de impulsar el crecimiento de los encuentros, actividades y movilizaciones.

Hacer crecer la organización y juntar fuerzas es clave para detener la avanzada extractivista y terricida. Claramente es parte del programa del gobierno provincial que la Reserva pierda la categoría de Reserva internacional de Biósfera y así dar pie para que se den en el territorio proyectos económicos que solo van a beneficiar a una minoría, a la misma clase capitalista de siempre.

Fernando Figueroa – Red Ecosocialista MST

Noticias Relacionadas