lunes, 15 julio 2024 - 17:38

Kenia. Estallido social derrota Ley Financiera y pone al gobierno de Ruto contra las cuerdas

El martes 25 de junio millones de personas se movilizaron a lo largo y ancho de Kenia contra la Ley Financiera 2024 que se votaba ese mismo día, culminando una semana de lucha denominada “siete días de furia”. La mañana siguiente, el presidente anunció la retirada de la ley. Fortalecido por el triunfo, el pueblo anunció una nueva semana de lucha, “siete días de justicia”, por los caídos en la represión, y exigiendo la renuncia del gobierno. Reproducimos la declaración de la Liga Socialista Revolucionaria (RSL), sección de la LIS en Kenia.

Un importante triunfo del pueblo que se asegurará no abandonando las calles

El pueblo de Kenia ha ganado una batalla muy importante este miércoles 26 de junio que no debemos pasar por alto. En un mensaje televisado, el presidente William Ruto “concedió” al pueblo movilizado, declaró que no firmará la Ley de Finanzas 2024 y que la misma será retirada.

El triunfo es tanto más contundente por lo claro que es. La Ley de Finanzas 2024, diseñada junto al FMI y el Banco Mundial, impone brutales aumentos de impuestos que afectan a los trabajadores y al pueblo pobre con el objetivo de pagar la deuda externa.

Masivas movilizaciones fueron creciendo a lo largo de la última semana en todo el país, culminando en un paro nacional con millones tomando las calles el martes 25, cuando el parlamento trató y votó la ley.

El Estado desató una brutal represión, incluso disparando balas de plomo contra los manifestantes, matando al menos 23 personas, y secuestrando activistas, periodistas e influencers de medios sociales. Al menos 20 de ellos siguen desaparecidos.

Pero el pueblo no se achicó, enfrentó la represión valientemente, incluso irrumpieron en el parlamento obligando a los legisladores que acababan de votar la ley a huir por pasajes subterráneos.

La noche después de las protestas, se registraron tiroteos generalizados en Githurai, con informes de decenas o cientos de muertos. A pesar de la supresión mediática del evento, esto alimentó la ira de la gente que comenzó a exigir que el gobierno dimitiera por completo.

Esa noche, Ruto se mostró duro. Prometió intensificar la represión, calificando a los manifestantes de sediciosos, convocó al ejército a tomar las calles junto a la policía, cortó el servicio de internet y amenazó con cerrar los canales de televisión.

Pero la siguiente mañana tuvo que reconocer la derrota a manos del pueblo movilizado, y lo hizo en esos términos y sin ambigüedad.
“Habiendo reflexionado sobre la conversación en curso sobre el contenido del proyecto de ley de finanzas 2024 y escuchando atentamente al pueblo de Kenia que ha dicho en voz alta que no quieren tener nada que ver con este proyecto de ley de finanzas 2024, concedo, y, por lo tanto, no firmaré el Proyecto de ley de finanzas de 2024, y posteriormente será retirado”, dijo Ruto durante un discurso televisado el miércoles.

La declaración del presidente de Kenia, William Ruto, «concediendo» a las movilizaciones.

Desde la RSL, entendemos que es muy importante reconocer este triunfo para registrar y no olvidar que la lucha sirve, que el pueblo movilizado es una fuerza imparable.

A su vez, advertimos que sólo podemos asegurar el retiro efectivo de la ley si no abandonamos las calles. Si Ruto no firma pero tampoco se retira la ley, la misma entra en efecto a 21 días de su aprobación parlamentaria. No podemos confiar en la palabra de Ruto. Si sus promesas de hoy logran desmovilizar y ganar tiempo, va a renegar de ellas.

En cambio, si mantenemos la movilización, podemos asegurar la caída de esta odiosa ley antipopular y dirigir la confianza adquirida para luchar por más.

La RSL llama a mantener las movilizaciones hasta la retirada efectiva de la Ley de Finanzas 2024, a continuar la lucha contra el gobierno de Ruto y todo su plan neoliberal y de entrega al imperialismo y por el juicio y castigo de los autores materiales y políticos de la represión asesina.

También convocamos a organizarnos para discutir colectivamente cómo continuar la lucha por todos nuestros derechos postergados y construir nuestra propia organización política, de quienes vivimos de nuestro trabajo, opuesta a los capitalistas socios del imperialismo.

Nairobi, Kenia
Liga Socialista Revolucionaria

Noticias Relacionadas