miércoles, 24 julio 2024 - 09:21

Juntos por el Cambio. La candidatura de Larreta generó más tensión en el frente

Horacio Rodríguez Larreta se terminó de definir. Si bien parecía una obviedad la candidatura presidencial del jefe de Gobierno de CABA, la interna que se vivenció este verano con Patricia Bullrich y Mauricio Macri hizo que se demore el lanzamiento de la misma. De todas formas, a seis meses de las elecciones primarias lanzó su candidatura para disputar el espacio que ganó la ex ministra de Seguridad de Cambiemos, siendo esto una obsesión de Larreta para llegar holgado a la interna.

En el día de ayer, mediante un texto en las redes sociales  con el hashtag #Hora2023, en el Cabo Vírgenes en Santa Cruz confirmó su postulación. Como se ve en el video, las ideas eje estuvieron marcadas por las insignias “Animarse a transformar el país” y “Terminar con la grieta”. La primera idea hace referencia a algo que viene siendo un plan de gobierno de antaño por parte del PRO. Efectuar el tan ansiado paquete de reformas (laboral, jubilatoria e impositiva) que tanto exige el FMI y, por el momento, ningún gobierno ha podido implementar en su máxima expresión. Para esta tarea la “unidad nacional” parece ser la política escogida por Larreta. Como se ha visto por parte del kirchnerismo, el jefe de Gobierno es el único al que ven del PRO para compartir un plan de políticas en unidad. A tal punto que el propio Máximo Kirchner le ha exigido que rompa con el padrinazgo que recibe de Macri, para avanzar en ese sentido.

Dentro de Juntos por el Cambio este llamado hacia el “centro” fue festejado por algunos. Principalmente por la dirigente de la Coalición Cívica, Elisa Carrió. Más allá de este guiño Larreta trabajará, seguramente, para arrastrar consigno a los radicales. Esta maniobra ya está en marcha a tal punto que durante el fin de semana, en algunos medios y tras trascendidos de estas fuerzas, Larreta-Morales fue una de las fórmulas que se comenzó a rumorear.

Pero todo no es color de rosas en JxC. Dentro de su propio partido, el PRO, Larreta encuentra sus principales rivales. Tras la publicación de su postulación Patricia Bullrich salió al cruce, diciendo que  “no hay lugar para dialogar con quienes son parte del problema y profundizan la decadencia de nuestro país ni para respuestas tibias ante la triste realidad que sufren los argentinos”. La presidenta del PRO se rehúsa a ir hacia la unidad con las diferentes terminales de la coalición que hoy gobierna. Si bien todas las fuerzas aceptan el programa económico del Fondo, se discute cómo llevar el ajuste. En el caso de Patricia Bullrich, se debate la velocidad de aplicar el ajuste y, para ello, ve mejor aliarse con los liberfachos.

Las internas dentro del PRO son más. Se puede decir que paralelamente al anuncio de Larreta se posteaban fotos del encuentro entre Macri y María Eugenia Vidal, situación que generó una alerta en los equipos del jefe de Gobierno. Aún no terminan de definir si la ex gobernadora de la provincia de Buenos Aires se subirá a competir. Estas roscas nacionales luego se trasladan a escalas menores, en las provincias y la Ciudad.

Más capítulos se desarrollarán de esta interna que, como es obvio, nada bueno tiene para ofrecerles a los trabajadores y las mayorías populares. La última experiencia de esta coalición terminó con el regreso del FMI y un endeudamiento monumental. Con el Frente de Todos en el gobierno, ellos como oposición acompañaron la revalidación de la estafa que había contraído, además de festejar los presupuestos de ajuste que se vienen votando. Y en caso de no votarlos, solo reclaman más ajuste.

Esa es la esencia de esta fuerza que con sus candidatos, más los tentativos que empieza a aportar el Frente de Todos, se plantea un escenario que mantiene la herencia menemista. Todos son hijos y defensores de los planes neoliberales que se profundizaron en los ’90.

Noticias Relacionadas