jueves, 20 junio 2024 - 13:12

Jubilaciones sin solución de fondo. Derrota del gobierno y un veto en camino

Finalmente anoche se aprobaron en diputados cambios en la movilidad jubilatoria, es decir una nueva fórmula diferente a la que el gobierno viene aplicando a través de su DNU, que había a su vez cambiado la anterior fórmula existente que provenía del anterior gobierno peronista. La votación, más allá de como siga en el Senado y de como serían de limitados sus efectos en concreto, significó un nuevo golpe político al gobierno de Javier Milei que rápidamente salió a oponerse a cualquier cambio en este tema.

La media sanción de esta nueva fórmula se llevó adelante por un acuerdo entre el bloque de Unión por la Patria, la UCR, Innovación Federal, la Coalición Cívica y el bloque de Pichetto, quienes obtuvieron 160 votos a favor contra 72 negativo de La Libertad Avanza y el PRO. La bancada del Frente de Izquierda presentó su propio dictamen, sin las limitaciones del proyecto votado que no genera en concreto cambios importantes en los haberes de las y los jubilados y propuso una recomposición profunda y real de lo que debe cobrar una persona que se jubila para vivir dignamente. Además de proponer un sistema donde entre otras cosas ataca intereses patronales para lograr una recaudación acorde a lo que en verdad deben aumentarse las jubilaciones para cubrir el mes de una persona jubilada. Estas cuestiones propuestas por la izquierda, no están contempladas en la fórmula votada, que de aplicarse si lograra ser votada en el Senado modificará muy limitadamente las jubilaciones. Ya que la misma propone entre otras cosas un aumento, recompone en forma retroactiva el 8% de enero (que fue directamente robado por el gobierno) y una actualización mensual por el índice de inflación, igualmente apenas llegaría cerca de los $300.000, es decir muy lejos de cualquier canasta básica de una familia de jubilados que según datos de marzo se ubica en $685.000. Es decir estamos ante una fórmula que no soluciona el drama de millones de jubiladas y jubilados. Mientras los diputados sí se otorgan un aumento del 80% en sus sueldos, como antes también lo habían hecho funcionarios del gobierno nacional.

Como decíamos, más allá de los alcances muy limitados de la fórmula votada, el gobierno libertario sufre un nuevo golpe político que reafirma la debilidad en la que se encuentra dentro del Parlamento, ya que no pudo evitar esta votación en contra de su esquema jubilatorio proveniente del DNU, pese a intentar insistentemente lograrlo. Es evidente que las diferencias en temas variados entre bloques de la oposición y el descontento creciente en franjas de la población, alimentan estas situaciones y abrieron paso a esta nueva derrota del gobierno y a que aparezca un episódico acuerdo del peronismo con bloques de la oposición llamada dialoguista. No significa esto que siempre será así ante otros temas, pero al menos en este debate le jugó muy en contra al gobierno.

Y sucede justo en medio de las negociaciones por la Ley Bases, lo cual profundiza los problemas del gobierno que navega entre la falta de votos y acuerdos sólidos en el Senado y la crisis abierta en Capital Humano con la evidencia de alimentos retenidos, negociados, ñoquis, sobresueldos y cuestionamientos a Sandra Pettovello. Cerrando un círculo de una semana negra para el gobierno, la cual no por casualidad, fue acompañada por una muestra de desconfianza en los mercados, con el dólar paralelo y los dólares financieros subiendo y las acciones argentinas bajando aquí y en el mundo. Todo una muestra que la credibilidad del gobierno frente al mercado viene en baja y en alta la desconfianza. Sintiendo el golpe, ofuscado, Milei declaró «Defenderé la caja a veto puro si es necesario«. En una nueva muestra de un modelo de gobierno autoritario que solo traerá nuevas crisis políticas y más tensiones en el horizonte.

Mientras todo esto sucedía, en la jornada de ayer distintas organizaciones de jubiladas y jubilados se manifestaron frente al Congreso, movilizados con fuerza y realizando una radio abierta, exigieron una recomposición real y profunda de sus haberes y un 82% móvil del salario de los trabajadores activos. Recibieron la visita y el apoyo de Cele Fierro, diputada del MST en el Frente de Izquierda Unidad quien se comprometió a seguir rodeando de solidaridad esta pelea juntando más apoyo y convocando con fuerza a movilizar a Congreso el día que el Senado trate la Ley Bases, ya que esa pelea es de toda la población y lógicamente también de las y los jubilados que ahí estarán presentes ese día.

Y desde esa misma jornada de lucha, Fernando Sacarelo, referente de Jubilados de Izquierda nos dijo lo siguiente: «Es evidente que quieren condenar a millones de adultos mayores a la indigencia. Con el DNU del impresentable de Milei veníamos cobrando una miseria que era un genocidio sobre la vejez. Pero con estos cambios que solo llegarán a $300.000 para vivir, seguiremos en una situación de indigencia y abandono. Queremos soluciones de verdad. No nos sirven estas fórmulas que no solucionan ningún problema de fondo, queremos un 82% móvil de un trabajador en actividad que supere la canasta familiar de un jubilado, por eso vamos a seguir luchando en la calle y exigiéndole a los diputados que alguna vez atiendan de verdad nuestra dramática situación económica y social, si no quieren quedar en el basurero de la historia«.

Noticias Relacionadas