miércoles, 24 abril 2024 - 16:52

Jornada de lucha de CICOP. La voz de les esenciales

Concluyó un día de reclamos. Con los barbijos ajustados para protección, pero desprotegidos por el gobierno, lxs trabajadorxs de la salud bonaerenses realizamos hoy una Jornada de Lucha con acciones de movilización simultáneas en todos los hospitales y centros de salud.

Después del congreso de delegados de CICOP que sesionó el pasado viernes 9/10, pusimos en marcha el plan de lucha a seguir, que visibiliza los reclamos de nuestro sector.

A casi ya 7 meses de pandemia, lejos estamos de sentirnos valorizadxs y acompañadxs en nuestra labor de esenciales.

Los contagios y la enfermedad siguen avanzando, la población necesita de la mejor atención en un contexto difícil, y más difícil aún se hace sobrellevar nuestra tarea.

Las exigencias son muchas pero nuestros derechos se vulneran diariamente con salarios que se diluyen, con precarización laboral, con desigualdades a la hora de cohortizar los grupos de trabajo, con situaciones de constante tensión difíciles de resolver para enfrentar la pandemia.

Somos trabajadorxs que desde hace casi 7 meses seguimos sin licencias para los grupos de riesgo y para unicxs cuidadorxs de niñxs y adolescentes.

Tenemos serias y crónicas irregularidades en materia de concursos, designaciones y planteles acordes a los lugares, tenemos irresuelto el tema de desgaste laboral para acceder justamente a las jubilaciones, y tenemos el agotamiento físico, mental y afectivo que diariamente nos ubica en un lugar de trabajadorxs esenciales con necesidades esenciales no resueltas.

Por los reclamos que venimos sosteniendo muchos de ellos con anterioridad a la pandemia, es que los venimos planteando con fuerza de4sde sucesivas jornadas de lucha resueltas en asambleas.

El próximo lunes se abre nuestra paritaria. Vamos por el salario actualizado, las licencias, por la regularización de la carrera y el presupuesto que se necesita. A reclamar que la plata se ponga en la salud y no en el pago de la deuda externa. Que se cobre un verdadero impuesto a la riqueza y las rentas.

Los barbijos ajustados, no nos impiden alzar la voz, y seguiremos reclamando por todos nuestros derechos.

Tenemos el compromiso con nuestrxs compañerxs que ya no están y solo luchando es el camino.

Colaboración: Mirian Carusso, dirigenta de CICOP

Noticias Relacionadas