viernes, 21 junio 2024 - 05:10

Inicio electoral en Ademys. Así no va

El sábado 27 de agosto se llevó a cabo en el Joaquín V. González la asamblea que vota la Junta Electoral y abre el proceso de elecciones en Ademys, sindicato docente de la Capital Federal. La asamblea reunió alrededor del 10% del padrón y también demostró parte de los problemas que tiene actualmente el sindicato y que nosotres desde Alternativa Docente venimos señalando.

Asamblea con debate

Lamentablemente, la lista Multicolor, de la cual somos parte, no llegó a una propuesta unificadada. Esto refleja los problemas políticos de orientación que venimos señalando. Al no acordar en parte del balance y, sobre todo, en cuáles son los problemas a resolver, no hubo acuerdo para presentar una lista común. Ante esto, Lista de Maestres y Profesores (dirigido por Izquierda Socialista) y la 9 de abril (PTS) quisieron imponer un falso hegemonismo encabezando todas las listas. Y ese falso hegemonismo se notó en una asamblea dividida casi a la mitad.

Desde Alternativa Docente, llevamos la propuesta de votación nominal. Esto es, que se pudieran proponer diferentes personas y la asamblea fuera votando cada una de ellas. Para que de esta manera la lista quedara ordenada según la cantidad de votos que cada persona sacara, lo cual también contemplaría la posibilidad de integración a una eventual lista opositora. En esto coincidíamos con Tribuna Docente (PO) y con la Haroldo Conti, con quienes dimos juntes la pelea. Lejos de esto, el tándem Lista de Maestres-9 de abril, contrapropusieron un método de votación con la búsqueda de una integración falsamente subordinada: lista completa contra lista completa, y que el que ganaba se llevaba todo, aunque ellos expresaban su “buena voluntad” de cederle algún cargo a quienes se consideraban minoría.

Pensamiento único

Con la votación de lista contra lista no se expresó la representatividad de las distintas corrientes de opinión que estaban en la asamblea. Por eso, propusimos que de hacerse por un método de lista contra lista, el armado final fuera por un método proporcional, el método D`Hont. También a esta propuesta se opusieron.

Es realmente preocupante como antecedente dentro del sindicato una votación contra el método de elección D´Hont, más aun cuando esto contradice el estatuto de Ademys. Una maniobra con la cual se pretende esconder una fuerte tendencia a no incorporar sanamente y proporcionalmente las diferencias que puedan surgir. La cabeza del sindicato con tal de cuidar su posición es capaz de vulnerar la democracia y copiar el modelo sindical verticalista y monolítico cegetista. Un error terrible, justo en el momento en el que necesitamos que Ademys sea todo lo contrario, para confluir con todes les docentes que están hartes en las escuelas, pero que no encuentran una salida.

Por una Ademys grande, no para unos pocos

Que la educación pública viene siendo atacada no es novedad. El gobierno nacional acaba de recortar 50.000 millones al presupuesto asignado al Ministerio de Educación. Esto también se refleja en la Ciudad de Buenos Aires, donde les docentes de la Ciudad venimos resistiendo los embates tanto de Fernandez-Massa como también de Rodríguez Larreta. La semana pasada fuimos parte de una masiva movilización denunciando que este ajuste era el responsable de la muerte de una de nuestras estudiantes. Todo el tiempo denunciamos la falta de presupuesto en las escuelas, en infraestructura, en material didáctico, etcétera. No llegamos a fin de mes y nos reforman nuestro convenio laboral precarizando aún más nuestras condiciones. Por abajo hay bronca, pero bronca que no encuentra cómo canalizarse.

Las burocracias sindicales, principalmente de UTE- CTERA, pero también de otros sindicatos como UDA, CAMyP y SADOP se juegan a desmovilizar, intentando instalar el discurso de que “no da, no se quiere salir a luchar”. Nosotres estamos convencides de que eso no es cierto,  hemos salido masivamente a las calles cuando hubo convocatorias claras y unitarias. Esto se conjuga con otro de los grandes problemas que es la dispersión, que haya 17 sindicatos también desmoviliza.

Y ante este panorama, es justamente donde Ademys podría y debería tener un rol superior. Siendo un sindicato que nuclea a un sector activista de la docencia podría haberse jugado más a fondo a encauzar la bronca y el enojo y comenzar a masificarse. Para ello habría que haber llamado a más asambleas, siendo más consecuentes y peleando por más medidas de lucha, como proponíamos desde Alternativa Docente.

Ademys tiene que dejar de ser testimonial y tiene que jugarse a tomar el sindicato de manera masiva, para poder debatir entre todes y luchar mejor. Y desde ese lugar, llamar al resto de los sindicatos y desenmascararlos, mostrando claramente que la lucha es la salida lo cual ayudaría a empalmar con honestos luchadores que están afiliados en otros sindicatos.

Esto es lo que se debate en estas elecciones. Te invitamos a fortalecer este rumbo con nosotres. Si ves estos problemas y querés cambiar la suerte de les docentes sumate a Alternativa Docente, para que demos esta pelea juntes.

Vanesa Gagliardi, Alternativa Docente CABA

Noticias Relacionadas