viernes, 21 junio 2024 - 19:44

Inestabilidad política. Milei no designará su gabinete hasta el 10D y se empantana la transición

El recién electo presidente, Javier Milei, por medio de un escrito que lleva la firma de Oficina del Presidente Electo, comunicó que no dará a conocer el nombre de ninguno de sus ministros hasta el 10 diciembre, día que asumiría el cargo.

Además, en el mismo documento, el derechista deja  en claro que de acá hasta la fecha que tome posesión de la presidencia toda la situación está bajo responsabilidad de Alberto Fernández y el actual ministro de Economía, Sergio Massa.

Te puede interesar: Balotaje. Ganó Milei, capitalizando el fuerte descontento con el gobierno del PJ

Estos cruces entre la fuerza entrante y la saliente se dan en un marco de inestabilidad política y económica muy grande. La deteriorada economía local ante las medidas que se preanuncian en el programa de La Libertad Avanza, por el momento, ha generado la expectativa de que mañana los mercados puedan abrir con el inicio de una corrida cambiaria. En foco está la dolarización, de la cual Milei poco dijo en sus primeras intervenciones después de haber sido electo.

Entre otros de los puntos, el reciente escrito también informa que, al menos hasta estas horas, no hay ninguna reunión acordada entre Fernández y el ganador del balotaje. Toda esta incertidumbre que se acumula solo genera indefinición que, como ocurre de costumbre, tiene desenlaces de ajustes, corridas y devaluaciones que afectan los ingresos de las mayorías trabajadoras. Pareciera, para arrojar una especulación, que las fuerzas mencionadas están midiendo quien asumiría el costo de una nueva suba del precio del dólar para emparejar el desfasaje entre los financieros y el dólar oficial.

Te puede interesar: Primer discurso de Milei. Sin gradualismo en el horizonte y buscando gobernabilidad

Como reprodujimos en otros artículos, es momento de preparar las respuestas ante cada avance que implique un ataque directo a nuestros derechos. Las calles decidirán el resultado final de un nuevo gobierno que, al menos por sus promesas, quiere evitar el gradualismo que Macri no supo superar para asestar un golpe a los trabajadores y sectores populares, quienes seguramente resistirán las medidas y darán nuevas batallas en calle.

Noticias Relacionadas