viernes, 21 junio 2024 - 05:46

Indiferencia y menosprecio a la vida. Crónicas de un San Juan intoxicado

Hace 1 semana San Juan se encontró con una alarmante noticia: distintos medios provinciales [1] dieron a conocer la ubicación de un vertedero de miles de toneladas de cenizas tóxicas en Chimbas – tercer departamento más poblado de la provincia – dentro de su parque industrial, cenizas que se encuentran al aire libre y casi sin ningún recaudo.

Indiferencia y desprotección ambiental como política de Estado desde hace más de 20 años

Esta bomba de tiempo ecosistémica es resultado de más de 20 años de incineración de residuos industriales peligrosos derivados del sistema de salud y principalmente de residuos de hidrocarburos de maquinaria minera (filtros, mangueras, pastillas de freno, recipientes de combustibles y aceites).

Los especialistas y técnicos en ambiente consultados afirman que sustancias tan peligrosas no deberían almacenarse de esta manera, porque al ser tan volátiles, con los vientos se vuelan, contaminando el aire y la atmósfera de la zona. Esto repercute negativamente en los barrios circundantes, multiplicando el riesgo de padecer enfermedades obstructivas como asma, broncoespasmos y EPOC; no por razones genéticas o malos hábitos sino por estar prolongadamente expuestos a esta ceniza venenosa.

Por otro lado, al estar expuestas a las lluvias, en contacto con el agua todas esas sustancias peligrosas se lixivian y se van a los suelos hasta llegar a aguas subterráneas. No solo sucede con las cenizas que están acopladas directamente en la tierra, sino también con las que están en los contenedores, ya que las sustancias que tienen esas cenizas, al entrar en contacto con el agua, se activan y corrompen cualquier recipiente en los que pueden estar alojadas, inclusive los de acero.

Vale aclarar que el suelo del departamento Chimbas está formado geológicamente por sedimentos gruesos muy permeables que sirven como punto de recarga del acuífero del Valle del Tulum, de donde proviene el 55% del agua que consumimos en San Juan y hace posible que el 85% de la población sanjuanina pueda vivir desde hace siglos en el corazón de este valle. La crisis hídrica impide la recarga natural del acuífero que ya presenta niveles de nitrato y boro casi 4 veces más altos [2] que los establecidos por la OMS y el Código Alimentario Argentino.

Altísimos niveles de Nitrato en el acuífero del Valle de Tulum, bajo el Gran San Juan.

Es urgente colocar las cenizas en rellenos de alta seguridad, construidos con geomembranas de base, con estructuras de concreto y techo, para evitar que se filtren a los suelos y vuelen por los aires. La avaricia de unos pocos no la debe pagar el sufrimiento del pueblo.

Capitalismo bárbaro, como siempre

Desde las empresas operadoras (Tecma, Eco San Juan y Bio Cordillerana) aseguran que sus plantas se encuentran colapsadas con estos residuos, entre las tres tendrían alrededor de 2.500 metros cúbicos de cenizas.

Las empresas operadoras explican que el principal generador de estos residuos es Barrick Gold (proyecto minero Veladero) que lleva a incinerar sus residuos a las plantas locales. Pero los operadores de las plantas de incineración de residuos aseguran que en la empresa minera no quiere afrontar el costo de la deposición final de estas cenizas ácidas, argumentando que esto corresponde a las empresas.
La Barrick ya le ha mostrado a San Juan que no le interesa en lo más mínimo el ambiente, las personas y especies que lo habitan.

Recordemos que ya van 8 años desde el derrame en Jáchal y seguimos exigiendo justicia [3]. Así que ahora las 3 empresas le piden al gobierno que construya con dinero público los depósitos para estas cenizas y otros residuos. Este entramado criminal del manejo de los recursos es moneda corriente en nuestro Cuyo. Ejemplos breves: hace unos años se denunció que Tecma en vez de tratar o neutralizar los residuos simplemente los enterraba en el predio [4], y al día de hoy siguen impunes, ganando millones en licitaciones con el Estado.

También conviene recordar que Bio Cordillerana S.A. es propiedad de Sergio Vallejos, quien fue candidato en 2023 por la LLA y JxC, que parece que subastaban las candidaturas, e hizo una campaña activa pro minería, libremercadista y extractivista. Hoy lo vemos rogarle al Estado que se haga cargo de su antro.

El perro pierde la maña, pero no el collar

El gobernador Orrego (JxC) salió ante las cámaras a decir que se iba a ocupar del tema, que era un problema de décadas ignorado por el PJ y que él “no tenía manos mágicas para solucionarlo de un día para el otro”. De paso también salió a desdecir a las empresas y a su propio secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable, que antes era ministerio. Con esto se comprueba que la complicidad de los gobernadores es el combustible de la motosierra de Milei, afirmando en televisión, que la minería no tenía nada que ver en esto. Orrego, Gioja(PJ) y Uñac (PJ) son la viva imagen de que bajo este sistema solo podemos cambiar de collar, pero jamás dejar de ser sometidos. Es que estas palabras las dijo en las vísperas de la 10ma Expo Minera, repugnante festival donde se rifan nuestros bienes comunes a cualquiera que ponga la plata suficiente para enriquecer a nuestras cúpulas político-empresariales en medio de la peor crisis hídrica de la que tengamos registro y con un planeta que cada vez soporta menos las embestidas de estos cínicos parásitos. Como cereza del postre, la UNSJ, que es cómplice del extractivismo mientras se lava la cara con proyectos de investigación para “replantar especies autóctonas”, participa de la feria con stands de la Facultad de Ingeniería y la de Ciencias Exactas. Esta “expo” es una usina de lo peor que puede reunir esta provincia.

Cartel intervenido de la expo minera. @aguitapura.parasanjuan

Ecosocialismo o barbarie

Las consecuencias ambientales luego de tantos años de saqueo son cada vez más notables en el ventanal de Cuyo. La misma lógica de competencia caníbal capitalista reduce cada vez más nuestro tiempo para responder y revertir la desidia de los de arriba. Es por esto que la organización contra el ecocidio es más necesaria que nunca, no queremos y directamente ya no podemos vivir así.

El agua en San Juan para los pequeños productores es indignantemente inferior a lo que se destina para el agronegocio industrial. Acá mismo se cultiva el 94% del pistacho que se planta en Argentina [5] y es un fruto desconocido para las verdulerías y hogares sanjuaninos. Despojan a las familias de la poca tierra que puedan haber conseguido, plantan lo que Wall Street o China demande y se llevan todo, incluyendo el futuro. Más arriba, en la cordillera, no nos dejan ni las piedras de nuestras montañas y los ríos que durante siglos fueron oasis para la vida, hoy por hoy están envenenados.

El drama de las cenizas en Chimbas solo es una prueba más de lo que la depredación ecocida puede ocasionar en la vida cotidiana de personas que solo viven tranquilamente, muchas veces sin conocer lo que pasa tras las paredes de las industrias y las oficinas. Merecemos vivir dignamente. Exigimos que se abra una investigación independiente de las empresas, con comisiones de vecinos afectados e interesados, para ver la toxicidad exacta y cómo repercute en la población. Los responsables empresariales y políticos deben ser procesados por un jurado popular, a la par que sus mal habidas fortunas deben destinarse a subsanar los problemas sociales ocasionados (contenedores aptos para la ceniza, problemas médicos, etc.).

Basta de especular con los residuos. Hay que implementar ya medidas de sustentabilidad ambiental para todas las mercancías que se producen. Para las empresas, el reciclaje o tratamiento de residuos no debe ser una opción, sino una obligación. Hay miles de familias que usan pozos negros por no poder costear una conexión cloacal, el Estado debe realizar obras publicas de saneamiento e higienización urbana en toda la provincia.

El agronegocio y la megaminería derrochan nuestro bien más preciado, el agua. Unas pocas familias oligarcas que acaparan miles y miles de hectáreas deciden qué se planta y con cuánta agua. A esto le decimos basta. Reforma agroecológica para producir alimentos sanos y frescos para nuestra gente. Necesitamos más mercados locales donde los productores puedan intercambiar sus cosechas. Es prioridad avanzar con la impermeabilización de cunetas y canales de riego.

Debemos prohibir la megaminería a cielo abierto, que nos hunde en la miseria y la contaminación de nuestros ríos y acuíferos a la par que dinamita nuestros glaciares, de donde brota nuestra agua. No podemos seguir siendo el vertedero de cuanta corporación minera haya en el mundo. Desde San Juan decimos basta de extractivismo y saqueo. El agua es de los pueblos y somos sus guardianes.

Todas estas medidas de transición agroecológica sólo pueden ser llevadas a cabo como parte de una transformación radical de la estructura de este sistema. Debemos tomar el destino en nuestras manos y romper todo lazo de servilismo con el poder económico de los nortes. Empezando por desconocer la usuraria deuda externa, estatizando la banca y aduanas para que los trabajadores puedan disponer de las herramientas necesarias para planificar una sociedad donde se resuelvan las necesidades del 99%. Por todo esto, te invitamos a dar vuelta todo con la Red Ecosocialista y MST en el FIT-U.

Ariel Cortez Red Ecosocialista San Juan

[1] https://www.diarioelzondasj.com.ar/309598-gobierno-y-empresas-abordan-el-problema-de-las-cenizas-acidas-de-la-mineria
https://www.diariohuarpe.com/nota/peligro-ambiental-cenizas-toxicas-mineras-en-plena-ciuedad–20245166027
[2] https://www.instagram.com/ina_arg/reel/CxjGDJCPRak/?__d=11
[3] https://elresaltador.com.ar/8-anos-del-mayor-desastre-ambiental-minero-en-la-historia-argentina/
[4] https://www.diariohuarpe.com/nota/2013-5-10-7-37-28-chimbas-denunciaron-a-tecma-por-enterrar-residuos-peligrosos
[5] https://www.diariodecuyo.com.ar/economia/Productores-de-pistacho-se-juntan-para-darle-impulso-sin-precedentes-al-sector-20230409-0030.html

Noticias Relacionadas