lunes, 17 junio 2024 - 05:02

II Congreso Mundial en Barcelona. Crece y se consolida la Liga Internacional Socialista

Extendida representación geográfica e implantación política: Europa del Este y Occidental, África Subsahariana y el Magreb, Medio Oriente, Asia del Sur, Latinoamérica, Oceanía y América del Norte. Cinco jornadas de profunda deliberación política con delegados/as presentes en forma presencial y otros de forma virtual. Todo el acontecimiento fue seguido de forma remota, además, por las direcciones de los partidos y grupos de la mayoría de los países que hacen parte de la LIS. De la situación mundial, pasando por la guerra en Ucrania y las perspectivas en los diversos continentes y regiones. Resoluciones y tareas para seguir avanzando. Una organización internacionalista en movimiento.

Poco más de 15 meses después del I Congreso Mundial, la LIS volvió a reunirse, esta vez en Barcelona, para actualizar caracterizaciones, ajustar política y renovar tareas de orientación para construirse. El evento en sí, cristalizó la síntesis de debates que se desarrollaron en la base de las organizaciones nacionales que integran la internacional en todo el mundo durante el pre-Congreso. Dirigentes, cuadros obreros y de la juventud, la militancia territorial, en reuniones de equipo, en plenarios: un intenso proceso previo de varios meses que politizaron a miles de camaradas de las distintas secciones de la LIS. La situación mundial ocupó una jornada entera y sirvió para enmarcar el conjunto de los temas posteriores. El documento aportado por Alejandro Bodart, dirigente de nuestro MST y en la coordinación del Comité Ejecutivo Internacional, fue la base de ese abordaje. Con definiciones conceptuales muy precisas, sobre el carácter de la polarización mundial, como resultado de la crisis civilizatoria del capitalismo y las tensiones inter-imperialistas en disputa por la hegemonía, se pudo asimilar de conjunto una visión bien dialéctica del panorama político y de la lucha de clases en el planeta. Siguieron días enteros de intercambio muy rico sobre la economía mundial, la guerra, Latinoamérica, Europa, África, Medio Oriente, Asia del Sur y el cuadro socioambiental general. Al final, las tareas de orientación, las resoluciones políticas y de campañas, como así también la elección de un Comité Ejecutivo Internacional fortalecido con nuevos componentes, fueron perfilando un exitoso evento de internacionalismo militante.

Puntos altos (I): la guerra, perspectivas en África y fusiones nacionales

Las guerras, como las revoluciones, son los puntos extremos de tensión en la lucha de clases, conmocionan las organizaciones y ponen a prueba la política de los revolucionarios. En ese sentido, la invasión imperialista de Rusia a Ucrania hace ya más de un año, puso a prueba la política de la LIS y su flamante sección predominantemente obrera en Ucrania: la Liga Socialista de ese país. La valentía demostrada por esa sección nacional, combinando la línea que, partiendo de apoyar al pueblo agredido, y a la vez, delimitarse de forma crítica de su propio gobierno burgués, dio personalidad singular a la joven organización ucraniana de la LIS, que no solo se afianzó como fuerza militante, sino que incluso creció en número de miembros durante la propia guerra. En la voz de sus propios referentes, el Congreso corroboró todo el acierto del acompañamiento que llevamos adelante a escala internacional, la justeza de las posiciones levantadas en polémica con otras corrientes de la izquierda sectaria y campista, y a la vez un aprendizaje colectivo muy profundo. La LIS puede reivindicar con orgullo ser una fuerza con gran implantación en el Este europeo, empezando por Ucrania, pero que incluye también a dirigentes obreros de los sindicatos libres de Bielorrusia, perseguidos por el régimen pro-Putin de Lukashenko. Verdaderamente, este tramo del Congreso, fue bisagra en los debates.

Por otro parte, el punto dedicado a África, que tuvo a camaradas de Kenia, el Sahara Occidental y Tanzania, como ponentes, profundizó largamente lo anticipado en Boletines de Discusión Internacional difundidos en toda la base militante de la LIS en los meses previos. Las características del movimiento panafricano, los debates a su interior y la ventana de oportunidad para la implantación de la LIS en toda esa región, inédita para el trotskismo, fue francamente, un espaldarazo en el evento.

También, vamos a resaltar la participación de la recientemente fundada nueva sección brasileña de la LIS, Revolución Socialista, como resultado de la fusión de Luta Socialista y Alternativa Socialista de ese gigante sudamericano. La representación colombiana, por su parte, anticipó que prepara un evento de unificación también, de Impulso Socialista y el Grupo de Trabajadores Socialistas de ese país.
Apasionante todo y lleno de incentivos para seguir apostando a esta construcción en pleno desarrollo.

Puntos altos (II): guerra de clases y reorganización de la extrema izquierda en Francia. Oceanía: la experiencia de Socialist Alternative

La crónica de este Congreso, que en definitiva es una síntesis y selección de lo mucho y bueno que transcurrió en 5 jornadas, no puede obviar el debate europeo, con eje en Francia (aunque también, muy potente sobre Inglaterra), y la experiencia, aportada en Oceanía, Australia, por las y los camaradas de Socialist Alternative de ese país, partido participante como observador del Congreso. Sobre Europa Occidental, y fundamentalmente, Francia, fue importante la participación como invitados de dirigentes de L´Etincelle, corriente mayoritaria del Nuevo NPA en ese país. El marco de la verdadera guerra de clases que tiene como centro la lucha contra la reforma previsional de Macron, y el proceso de reorganización en la izquierda revolucionaria, a partir del nuevo panorama en el NPA. Otra vez Francia, escenario de grandes oportunidades, plantea desafíos para la LIS, ahora en proceso de relaciones fraternales con L´Etincelle. Muy profundo este momento de las deliberaciones. Los camaradas del Reino Unido, también aportaron lo suyo en un país sacudido por un fenómeno inédito en 40 años de huelgas obreras y debates en la izquierda de ese país. En simultáneo, los aportes de la camarada representante de Socialist Alternative en varios de los puntos discutidos, corroboró la importancia de una acción paciente y constante de construcción partidaria aún en condiciones de relativa estabilidad capitalista como durante décadas en Australia, que ante la primera oportunidad de aprovechamiento, por ejemplo en el terreno de la lucha electoral, logra capitalizar descontento y búsqueda de alternativas en franjas obreras y del movimiento de masas, logrando porcentajes de hasta dos dígitos en algunos enclaves populares de las ciudades más importantes de aquel país-continente. En fin: como puede verse, el Congreso de la LIS, no tuvo ningún desperdicio.

Profundizar el internacionalismo militante: orientación, tareas y fortalecimiento del equipo de dirección

El Congreso finalmente, como todo evento militante, que discute para hacer y construir organizaciones nacionales, votó resoluciones y tareas de orientación con el propósito de consolidar lo conquistado y crecer aprovechando las oportunidades en cada país y región del mundo. La edición regular de “Revolución Permanente” como órgano de difusión de ideas de la LIS, en soporte papel, para el trabajo militante sobre la vanguardia política y el activismo, fue la medida práctica principal, resuelta en Barcelona. A la vez, campañas por la libertad de los dirigentes obreros presos en Bielorrusia y de cara al 5° aniversario de la Rebelión de Abril en Nicaragua, fueron también acuerdos logrados. Asimismo, se resolvió planificar una Conferencia Panafricana de la LIS y un II Congreso Socioambiental Mundial como así también organizar Seminarios Abiertos sobre Economía Mundial y la situación en Cuba, Nicaragua y Venezuela. También se votaron resoluciones en todos los puntos abordados, sobre la lucha del pueblo Palestino, sobre género y otras temáticas. Y claro, al final, el punto de elección del equipo de dirección internacional, el Comité Ejecutivo Internacional, fue un cierre indiscutiblemente alentador del Congreso: nuevas incorporaciones para un organismo colectivo que se fortalece de cara a la próxima etapa.

Ahora, con los documentos definitivos enriquecidos, con las resoluciones políticas y tareas votadas, el conjunto de la militancia de la LIS, nos disponemos a fondo a seguir construyendo más internacionalismo militante que nunca. Con las marcas de un proyecto innovador, que apuesta a construir una nueva tradición revolucionaria capitalizando lo mejor de cada vertiente que va confluyendo sobre bases principistas y de un centralismo democrático sano, en esta apuesta de presente y de futuro socialista con democracia que es la Liga Internacional Socialista.

Noticias Relacionadas