Hospital Italiano. Agasajo a Cavallo: más a la derecha imposible

En el día martes 10 de mayo, invitado por el Hospital Italiano de Buenos Aires, en calidad de disertante en un supuesto ateneo de “interés general” trajeron a uno de los padres de la deuda externa argentina: Juan Domingo Cavallo. Se lo invitaba para hablar sobre la dolarización y la experiencia en el manejo de la inflación. Sí, leíste bien.

Es repudiable que este personaje nefasto de la historia argentina sea invitado a dar una disertación sobre la dolarización en la Argentina. Sin embargo, no es casual que la patronal del Hospital Italiano ponga su sello para avalar la política de un evidente hambreador del pueblo. Es importante recordar que este personaje durante la dictadura militar, bajo la función de presidente del Banco Central fue clave para estatizar la deuda privada de los Rocca, los Techint y los Macri entre muchos otros. Todos poseedores de una fortuna ilegítima que se apropiaron gracias Cavallo, quien transfirió sus deudas al Estado.

¿Cómo fue esto? La deuda privada de las empresas pasó a ser deuda de todos los argentinos. En criollo, se afanaron guita que pagamos con hambre nosotras y nosotros. Así son las deudas externas, de eso se tratan. Rememorando esto es bastante lógico que se lo invite a ver si pueden darle aire a ideas que los sigan beneficiando como en aquél momento.

Ahí solo inicia el prontuario de este delincuente de guante blanco que anda como buen señor por la vida dando charlas para fortalecer ideas que solo benefician al mismo puñado de siempre a costa del 99% que las padece.

Su última función pública fue ser ministro de Economía de Fernando De La Rúa. Cabe recordar también que el ministro fue eyectado del gobierno horas antes que el presidente durante el Argentinazo del 2001. La sentencia de todo un pueblo movilizado hizo justicia; sin embargo, de la mano del supuesto hospital de beneficencia vuelve al ruedo como invitado especial.

El ministro que dijo antes de la devaluación y la fuga de capitales que “el que apuesta al dólar pierde” viene a hablarnos de la dolarización. Todo es ridículo y muy cínico. Como bien versaba la Bersuit “Cavallo y sus lágrimas de cocodrilo de años” no tiene perdón.
En nombre de miles de trabajadores y trabajadoras del italiano y millones de Argentinos repudiamos enérgicamente el evento, su presencia (aunque fue virtual) y denunciamos con toda claridad a los mercaderes de la salud que vienen, se animan y tienen el tupé de volver a traer a tan despreciable economista.

Noticias Relacionadas