miércoles, 24 abril 2024 - 15:14

Guernica. Decidir entre todos, que el gobierno no divida nuestra lucha

Ayer se puso en debate, en distintas asambleas por barrio de la recuperación de tierras de Guernica, la última propuesta que el gobierno hizo. En la misma si bien se avanzaba más viéndose el gobierno obligado a reconocer el último censo de octubre, mantenía igualmente definiciones ambiguas y confusas más algunas maniobras para dividir.

Por un lado el acta acuerdo plantea la posibilidad de lotes, aunque el gobierno aún no tiene los macizos de tierras para construcción de los lotes definitivos, por esto sigue sin haber claridad donde irían el conjunto de las familias. En cuanto a la transición hay frases generales sin absoluta claridad de cómo será. En vez de definiciones precisas, el gobierno pide que creamos en su buena voluntad. La misma “buena voluntad” que hasta ayer mismo nos envió helicópteros a sobrevolar el predio y a generar  miedo en las familias. Esa “buena voluntad” que nos viene amenazando con desalojo y represión.

Además la propuesta tenía varias cuestiones muy delicadas; por un lado dividía a las y los vecinos, en particular separando al barrio La Unión. Y a la vez proponía en dos puntos del acta, que se aceptara que la policía ingresara a la zona y se le dé intervención si hubiera delitos (punto 7), y además que quien no desaloje inmediata y voluntariamente el predio quedaría sujeto a los efectos procesales, ya que sigue vigente una orden de desalojo (punto 10). Por eso no se podía apoyar el acta tal cual está sino exigir cambios en algunos temas y más claridad y precisión en otros.

En este marco, que combina avances de la lucha con maniobras y amenazas del gobierno, fue lógico que ayer hubiera distintas posiciones y opiniones entre las y los vecinos. Y que haya sectores que votaran aceptar y otros rechazar. 

Hoy miércoles se realizará la última asamblea por barrio, que veremos qué posición adopta. Pero es evidente que hay división y confusión.  Por lo cual creemos que lo único verdaderamente democrático es convocar a una asamblea general de los cuatro barrios, de carácter soberana y con poder de decisión y que allí se resuelva democráticamente que hacer, respetando la voluntad mayoritaria de las familias.

De nuestra parte, y como ya hemos manifestado en las reuniones de organizaciones de la última semana, creemos que  si bien hay pasos logrados al hacer que el gobierno tenga que reconocer el censo de octubre y hacer una propuesta que contenga esa realidad, se podía mejorar eso mucho más todavía, si hacíamos estos días algunas grandes acciones de lucha y solidaridad para mostrar la fuerza de nuestro reclamo, y sobre esa base exigirle al gobierno mayor claridad sobre los terrenos, garantías de que las 1400 familias serán verdaderamente ubicadas en terrenos y viviendas decentes y no aceptando ningún tipo de maniobra divisionista, ni presencia y hostigamiento policial.  

Por eso insistimos que hace falta convocar a una gran asamblea general de todas y todos los vecinos, para decidir finalmente que hacer.  Rechazamos las divisiones, las decisiones parciales y las maniobras para imponer tal o cual decisión. Decidamos entre todas y todos, es lo único que garantiza plena democracia. Y le volvemos a exigir al gobierno que escuche al conjunto de las familias, que ninguna quede sin solución y que suspenda la orden de desalojo si de verdad quiere una solución pacífica al drama social planteado. Sigamos rodeando de apoyo y solidaridad esta lucha por tierra y viviendas dignas.  

Corresponsal en Guernica 

Noticias Relacionadas