Gualeguay. Soychu: incendio y ataque patronal

El pasado viernes 19, en Gualeguay, se produjo un incendio de gran magnitud en la planta de faenado del frigorífico Soychu. Uno de las plantas de producción más importantes para la ciudad y la provincia de Entre Ríos (se calcula que trabajan alrededor de 900 en forma directa y 2400 en general).

La noticia del incendio de una parte de esta empresa avícola, puso en vilo a gran parte de la población local debido a lo que significa en materia económica. Todas las dudas comenzaron a surgir, entre ellas ¿qué va a pasar con los trabajadores en actividad? y ¿cuál va a ser el futuro funcionamiento de la empresa en la ciudad? En este marco, ante la incertidumbre, varios periodistas que se acercaron al lugar para cubrir el hecho noticioso, recibieron agravios por parte de la patronal. El justificativo rezaba que actuaban con un comportamiento irresponsable al preguntar cosas que “no correspondían en el momento”.

Pocas horas después del incendio parte del funcionariado provincial, con el ministro de Producción, Turismo y Desarrollo Económico (Juan José Bahillo) a la cabeza, se concretaron reuniones con la patronal. Las mismas escalaron a nación y el día 23 fue la cita entre el gobernador, Gustavo Bordet, un referente de Soychu y una comitiva del gobierno nacional comandada por el propio Alberto Fernández.

Una vez concluidas las reuniones entre los distintos funcionarios nacionales y provinciales, se dieron a conocer las primeras respuestas por parte de Soychu. Hoy, en una conferencia con medios periodísticos, uno de los directivos de la empresa, Edgardo Denoni, esbozó que: “se hará lo posible para sostener los puestos de trabajo, aunque mientras dure la reactivación no percibirán los sueldos que venían cobrando”. Una declaración de parte por el lado de la patronal, informando que los costos del siniestro tendrán que abonarse con los ingresos de los trabajadores que han hecho amasar grandes fortunas a la empresa.

Las centrales sindicales convocan a no hacer nada y confían en la prudencia patronal que hoy, en la misma conferencia advirtió que: “está en juego la sensibilidad de las personas que trabajan: la reconstrucción edilicia estructural nos puede llevare de cinco a seis meses; la reposición de máquinas más tiempo”. Mientras, la empresa, según fuentes oficiales, ya cuenta con propuestas de ayudas por parte de las distintas gestiones gubernamentales. Desde el municipio, por 7 meses, ya corre una exención impositiva sobre el pago de los impuestos locales, el Estado provincial está diseñando algún plan de asistencia financiera y desde Nación también se prevé la asignación de un programa similar al REPRO, además de alguna liberación impositiva para la importación de los insumos requeridos para la reconstrucción de la planta.

Desde nuestra organización política acompañamos a los trabajadores en esta hora trágica y nos ponemos en total disposición para luchar por cada puesto de trabajo, asegurando que ninguno quede en la calle y se cumpla el pago de los salarios. También repudiamos el accionar patoteril y antidemocrático de la patronal hacia periodistas.

Si la empresa se considera quebrada por el trágico hecho, es obligación de los gobiernos de turno sostener los puestos de trabajo con los salarios previos al incendio y respetando los derechos laborales de los trabajadores del frigorífico. Que la crisis no recaiga sobre los trabajadores de Soychu.

MST en el FIT-Unidad Gualeguay

Noticias Relacionadas