miércoles, 24 abril 2024 - 15:39

Gral Pacheco. Voraz incendio en una fábrica de plástico

La empresa Cabelma S.A. fue fundada en 1952 y dedicó toda su trayectoria a la fabricación de baldes y cajones plásticos para la industria, cuenta con una planta principal de más de 10.000 mubicada en Gral. Pacheco, Partido de Tigre. Lamentablemente el pasado sábado dos de enero esta planta fue consumida en un voraz incendio, con llamas que superaban los metros de altura y con densas columnas de humo que se divisaban desde varios kilómetros de distancia.

Al día de la fecha aún no se saben los motivos del inicio del incendio, pero al contener materiales altamente inflamables, el fuego se propagó con rapidez y requirió que trabajaran en el lugar más de veinte dotaciones de bomberos de Tigre, General Pacheco, Benavidez, Don Torcuato y San Isidro; que intentaron contener el fuego durante más de doce horas. Ante la gran propagación del mismo hacia los alrededores, en un frente logró extenderse unos 200 metros.

José Cornejo, jefe del cuartel de bomberos de General Pacheco, en una comunicación con la agencia Télam explicó que el incendio fue particularmente violento debido al material combustible que se encontraba al interior de la fábrica, por ese motivo contenerlo fue mucho más difícil y la destrucción total. Algunos bomberos que combatían el fuego fueron retirados en ambulancia, Cornejo aclaró que han sufrido golpes de calor por la exposición a tan altas temperaturas y que al momento se encuentran bien.

Los vecinos lograron autoevacuarse de los alrededores y alertaron a la Policía de Tigre por la quema de pastizales en una de las puertas de la fábrica, que se baraja como hipótesis de inicio del fuego. Actualmente los bomberos evalúan, además, si el material que se está quemando y se encuentra sobre las paredes puede dar lugar a un peligro de derrumbe.

Hasta el momento no se contabilizan víctimas fatales del incendio, los bomberos que intervinieron se encuentran en buen estado de salud a pesar de su arduo trabajo, lxs vecinxs lograron refugiarse en lugares aledaños y en la fábrica no había trabajadores; caso contrario, podría haber sido una catástrofe.  A pesar de todo, seguiremos atentxs a los hechos sucesivos para conocer las causas que lo originaron y para prevenir que un incendio de tal magnitud se vuelva a repetir.

Candela Ramírez

Noticias Relacionadas