lunes, 17 junio 2024 - 04:40

Gilbert, Entre Ríos. Justicia por las víctimas del intendente abusador

El miércoles 20 de abril, en Gilbert, una localidad del departamento Gualeguaychú, se realizó una movilización en repudio al intendente Ángel Constantino (Frente de Todos). El funcionario está imputado por tres casos de abuso sexual, uno con acceso carnal y otra imputación por lesiones contra un empleado municipal.

Mientras transcurría la sesión del Concejo Deliberante, una multitud de personas y organizaciones de mujeres, también de pueblos vecinos, marcharon para exigieron justicia para las víctimas. En la sesión, concejales de Juntos por el Cambio y del PJ aprobaron que Constantino deje su mandato hasta que se eleve a juicio la causa por abuso sexual. Pero es indignante que su licencia será con goce de sueldo, en su domicilio y ni siquiera renunciará al cargo. La sesión se realizó en el salón parroquial, lo que muestra la mentalidad clerical de dichos funcionarios en cuanto a los derechos de las mujeres y sus lazos con la Iglesia.

La primera denuncia contra Constantino data de 2018, luego se sumaron dos en 2021, acompañadas por múltiples testimonios de mujeres que fueron acosadas por este nefasto personaje. Además en agosto de 2021 violó una restricción perimetral contra una de las denunciantes y estuvo detenido por 24 horas. Después de esto las consecuencias para Constantino prácticamente no existieron, igualmente podía salir del país y no tenía que notificar si salía del pueblo.

Las extorsiones que viven las víctimas y quienes se quieren solidarizar con el caso son aberrantes. Los abusos de poder por parte del núcleo duro de Constantino son moneda corriente, dejando así a las victimas sumamente desprotegidas. De políticas de género, ni noticias.

La indignación y bronca acumulada se expresó en la movilización del 20: cientos de vecinas, vecinos y familiares, junto a agrupaciones feministas, llevaron su reclamo de justicia, pidiendo que se lo condene por abuso y violación.

Una vez más se demuestra que la lucha popular puede contra los poderosos abusadores y sus encubridores, que no deben quedar impunes. Aunque se trate de una localidad con poco más de mil habitantes, el caso repercutió en medios nacionales y generó un repudio generalizado. La fuerza de la pelea por los derechos de las mujeres tiene sus frutos incluso en los lugares en donde la Iglesia mantiene injerencia en las instituciones políticas.

Desde Juntas y a la Izquierda y el MST en el FIT Unidad apoyamos esta lucha por el juicio y castigo a Constantino y llamamos a seguir la pelea por erradicar la violencia de género y exigir el presupuesto necesario. Las calles y la organización por abajo siguen siendo el camino.

Noticias Relacionadas