martes, 23 julio 2024 - 18:55

Ganancias. ¿Qué hace la CGT? ¿La siesta continua?

Luego de la aprobación de la Ley Bases y el Paquete Fiscal, el consejo directivo de la central se reunió con el acuerdo de avanzar en la estrategia judicial contra la restitución del impuesto a las ganancias para la 4ta categoría.

Otra vez sopa…

De este modo, la CGT avanzaría en una estrategia judicial similar a la presentada a fines del año pasado contra el capítulo laboral del DNU 70/23.  La central siquiera tiene acuerdo en oponerse judicialmente a toda la ley, aceptando tácitamente la reforma laboral que está implicada en ella. Porque su comunicado nada refiere al conjunto de elementos que impone la ley bases, se limita a protestar sobre ganancias.

En su comunicado declaran que utilizaran “todas las herramientas que estén a su alcance para que el fruto del esfuerzo y dedicación de quienes producen realmente riqueza en la Argentina se vea reflejado en sus ingresos”.

La realidad difiere de las declaraciones de la central, ya que, ante un escenario de saqueo brutal de los ingresos de las familias trabajadoras, donde se avanza en la flexibilización y precarización laboral, y se despiden a miles de trabajadores, la central no fue capaz de llamar a un plan de lucha. Realizo dos paros aislados, por la presión social, y ninguno de ellos impulso que sea activo.

Además, en la jornada de lucha contra la Ley Bases en el Senado, no convocaron como central, sino que fueron gremios por separado, no garantizaron con paro y cese de tareas la posibilidad de que se movilicen aun mas trabajadores y se retiraron antes de Plaza de los dos Congresos, facilitando la represión y cacería de Bullrich.

Porque, a pesar de su comunicado apuntando contra esta medida de Gobierno diciendo que “se condonan multas, se fomenta la evasión el fraude en materia laboral, se desfinancian los sistemas de seguridad social, pero se generan nuevos contribuyentes: los trabajadores, imposibilitados de las prerrogativas de evasión o blanqueos de las que se benefician los grandes contribuyentes”. La contracara de estas declaraciones es el pacto confieso de la reforma laboral que implico la ley.

Ninguna medida a la vista

Recapitulando, se oponen a ganancias, sin oponerse al conjunto de la Ley, en un contexto de ajuste y despidos en curso tanto en institutos estatales como en fabricas y sectores nucleados en la central. Aun así, no ha anunciado una sola medida.

Y la perspectiva es hacia más traiciones a los laburantes, ya que ante la invitación a ser parte de la reglamentación de la ley o de participar del famoso Pacto de Mayo, no existe aun una contundente negativa a ser parte de dichos eventos.

Como lo viene mostrando hace décadas y en particular en los últimos meses, es una central anquilosada burocráticamente y que termina en muchos casos, yendo en contra de los intereses de los trabajadores.

Es necesario la coordinación por abajo, en cada lugar de trabajo para desde el clasismo poder empalmar con el nuevo activismo que repudia el plan motosierra de Milei y no encuentra contención sindical en su central.

A su vez, seguir exigiendo a las centrales para que, en vez de estar dubitativas de su posición sobre la reglamentación de la ley, sean parte de la lucha para enfrentar sus consecuencias.

Noticias Relacionadas