sábado, 2 diciembre 2023 - 21:57

Debates. Fortalecer al Sindicalismo Combativo en unidad con la izquierda

(*) Reproducimos respuesta a la nota enviada por sectores del PSC de Neuquén, anunciando la suspensión de un plenario que se había acordado en la última reunión nacional del Sindicalismo Combativo.

En Neuquén, pero también en varios espacios sindicales, recibimos con gran sorpresa la noticia , a través de una nota de un grupo de referentes que decretó la suspensión del Plenario del Sindicalismo Combativo de Neuquén y Rio Negro. El mismo había sido consensuado en el último Encuentro Nacional.
Este Plenario venía complicado por disidencias varias, entre quienes conformamos el PSC en la región. Por lo que solo diremos que, a través de una llamativa carta, llena de calificativos, exigencias y emplazamientos, desde la CSC/PO, el sector sindical de IS y algún otro sector, creen encontrar la “excusa perfecta” para patear esa convocatoria, cuando esa excusa es inédita, nada creíble y con muchas falsedades. Rechazamos por completo todo el falso contenido de esa carta que nos han enviado.
Porque responsabilizan de esta unilateral decisión que nos “informan”, sobre postergar un Plenario de luchadores en Neuquén y Río Negro, por los matices y diferencias que tuvimos y persisten sobre la Jornada del pasado jueves 17. Dicen que no es posible reunirse en el sur, culpa del acto que realizamos en el Obelisco desde el PTS y el MST junto a otros sectores en lucha, el cual estuvo lejos de entorpecer la Jornada Nacional del Sindicalismo Combativo.

Había que ganar las calles

En primer lugar queremos ratificar que, desde el MST y PTS, no está en duda la continuidad, impulso y desarrollo del Plenario del Sindicalismo Combativo. Debemos sí alertar que nos preocupa saber a dónde se quiere llegar con el tono y amenazas donde se alerta que el PSC “no se rompe ni de adentro ni desde afuera”, convocar a “compromisos de sangre” o entender que las polémicas serían contrarias a “la defensa del Plenario”. O que, “desenvueltas hasta el final plantean su disolución”. Nada más falso. Lo que sí preocupa es que, de tanto ir a la fuente, se busque que el cántaro se rompa.
Esto es así porque vemos que, con una liviandad que alarma, desde el PO/CSC se afirma que las corrientes sindicales ANCLA (MST) y MAC (PTS), con diferentes ángulos, desvalorizaron la enorme jornada y al propio PSC. Cosa que desechamos por completo. A la par que llamamos a reflexionar sobre la dinámica que quieran darle a debates concretos sobre cuál es la mejor manera de postular un polo alternativo, desde la izquierda y el sindicalismo combativo, al gobierno del PJ-Frente de Todos y la derecha. Porque eso es lo que está en debate y es muy lícito y necesario hacerlo a fondo.
En la “notificación” que nos llegó desde Neuquén, mencionan como “fundamentos” las diferencias por la Jornada del 17, diciendo que “sin ponerlo en consideración”, concretamos el acto en el Obelisco, luego del unitario en la Plaza de Mayo, lo que es una absoluta mentira. Esto fue propuesto en la Mesa Nacional y se anunció varios días antes, lo que generó incluso debates previos en la Mesa Nacional. Argucias de patas cortas que debemos superar, al ser contrarias a los métodos de la clase obrera.
Es que, como es de público conocimiento, esa Jornada Nacional del PSC del pasado 17 se fue preparando con demasiada anticipación y demoras. Pero en cada oportunidad, por parte del MAC/PST y ANCLA/MST, hicimos propuestas por darle otro carácter a esa Jornada, apuntando a superar lo meramente sindical y reivindicativo. En concreto propusimos que el PSC confluyera con todos los sectores agredidos por este gobierno, las patronales y la burocracia, las familias de las tomas como la de Guernica, las familias victima del gatillo fácil, los movimientos de desocupados, los jóvenes precarios, los informales y la izquierda para levantar un polo alternativo al PJ y la derecha, así como manifestamos nuestra oposición a que la acción fuera con cupos, poniéndole límites a nuestras propias fuerzas.
Pero no fue aceptado por estas corrientes y sectores. Propuesta que expresamos en cada plenario realizado, en las reuniones de la Mesa del PSC y en cada asamblea o sector laboral donde pudimos debatir esa convocatoria. Lo planteamos también en reuniones del FIT Unidad.
Pero no fue posible, creemos que equivocada y lamentablemente, por la negativa de la CSC/PO y el sector sindical de IS a unificar al Plenario con la izquierda y otros sectores en lucha.
En forma insólita, tratándose de un ámbito del clasismo afín a la izquierda anticapitalista y socialista, se llegó incluso a cuestionar que apareciera la palabra “izquierda” en la declaración del PSC. Es la expresión de un increíble retroceso en la experiencia de lucha del movimiento obrero que requiere avanzar a la pelea política, por otro plan de emergencia donde la crisis la paguen los capitalistas y corporaciones, que supere lo sindical, y por el gobierno de trabajadores para encontrar respuesta y fortalecer el programa del PSC.
Desmintiendo las preocupantes afirmaciones de corrientes integrantes del Plenario del Sindicalismo Combativo, más allá de este debate, en cada una de nuestras publicaciones, apariciones mediáticas y declaraciones valoramos la convocatoria como un paso importante y extendida en el país, agregando que hace falta mucho más.
Lo que mostró también lo equivocado de planteos que tiraban para atrás o ponían “cupos” a la participación en la Jornada, apelando a la pandemia, cuando cada vez más trabajadoras deben salir a laburar debido al ajuste y la política de Alberto Fernández, Larreta, Kicillof, los demás gobernadores, las patronales y el FMI, y cuando cada vez más sectores obreros y populares salen a la lucha, estos días con las enfermeras y trabajadores de la salud en la calle, y debiéramos seguir ese ejemplo y estar a la vanguardia de los mismos, en lugar de concentrarnos en debatir sobre cupos.

Que se escuche la voz de los agredidos por este gobierno y las patronales, empezando por las tomas, la izquierda y los sectores en lucha

Descartamos también la insistencia con otro falaz argumento, superado por la realidad, sobre una supuesta ruptura de los acuerdos o una actitud de boicot, divisionismo y debilitamiento de la jornada nacional del PSC, el que convocáramos desde ANCLA/MST y el MAC/PTS a un acto posterior al de Plaza de Mayo. Cómo ya hemos dicho cumplimos todos los acuerdos en el marco del PSC. Y nadie puede arrogarse el derecho a prohibirnos que hacer luego de la jornada, algo que es un derecho elemental y democrático innegociable de cada organización.

En lugar de cartas con acusaciones falsas, es necesario estar a la altura de la situación, impulsando la confluencia del sindicalismo combativo los que luchan por la tierra y la vivienda, los precarios e informales, los jóvenes precarios y el mov de mujeres, la izquierda, junto a organismos de DDHH, sectores en conflicto, jóvenes, el movimiento de mujeres, quienes disputan el derecho a la tierra como en Guernica. Por todo esto repetimos una vez más nuestra propuesta: seguir organizando cada jornada en común, ampliando y fortaleciendo al PSC, sumando a nuevos sectores, llamar a nuevas acciones que ganen la calle, sin “cupos” en la protesta. Y revertir el carácter sindical, economicista y reivindicativo ante una crisis magnitud planetaria que requiere una respuesta y cuya salida se desenvuelve en el terreno político, no sindical. Convocando junto con la izquierda organizada en el FIT Unidad a una confluencia política y social que permita plantar un polo alternativo al gobierno y la derecha.
Ampliando la unidad del PSC, abiertos a la participación de sectores en lucha u organizaciones que aceptan el programa y las convocatorias. En medio de una crisis que avanza y se descarga cada vez peor sobre los sectores más desprotegidos como vemos en Guernica y en todo el país con el avance de la desocupación o en el intento de desalojo de Cerámica Neuquén. Instamos por eso a recapacitar y convocar a poner en pie esa alternativa en forma unitaria.

Noticias Relacionadas