lunes, 22 abril 2024 - 12:51

FMI. Comenzaron las reuniones por el acuerdo de facilidades extendidas

El lunes 7 de diciembre, en Washington, comenzaron las reuniones entre el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el gobierno argentino de cara a cerrar los vencimientos del pago Stand By adquiridos en la gestión de Cambiemos.

En las tres reuniones que mantuvieron los equipos técnicos de la Secretaría de Finanzas, encabezados por Diego Bastourre, se trató con los funcionarios del Fondo Luis Cubbedu y Julie Kozak, para consolidar un acuerdo que permita a Argentina pagar una deuda fraudulenta a costa de estremecer la situación de los trabajadores y grandes franjas populares empobrecidas en este año donde la pandemia azotó al país.

También se hizo presente Sergio Chodos, director por el Cono Sur ante el FMI, luego de haber sido quien trabajó con la delegación que auditó Argentina y resolvió en un comunicado final haber visto “avances” para alcanzar un nuevo programa que permita refinanciar los u$s44.000 millones que el país recibió de ese organismo.

Como resultado de las 3 jornadas mencionadas, El Palacio de Hacienda remarcó que en las reuniones “se generó un intercambio fluido con los expertos y los representantes del FMI, sobre el diagnóstico y las herramientas más eficientes para abordar la problemática de brechas territoriales, sociales y de género en términos de inclusión y educación financiera”. Un síntoma del clima que el propio gobierno de Fernández auspició al volver ley, durante la semana anterior, todo tipo de acuerdo que se llegue a acordar con el FMI.

En busca del préstamo de facilidades extendidas que quiere obtener el gobierno del FdT, hoy continuaran las reuniones. Demostrando, una vez más, que la estrategia económica del endeudamiento eterno es un aspecto del régimen político local, sin importar qué partido tradicional esté en el poder. Como se viene advirtiendo en diferentes artículos, de acordarse un nuevo programa con el Fondo, también se buscará investir nuevamente contra derechos laborales y las jubilaciones que ya están sufriendo nuevos ataques antes de finalizar el año, dañando el poder adquisitivo que no para de degradarse desde 2017. Fin de año llega entonces, nuevamente entre reuniones, pactos, sumisión del FdT al Fondo y un fuerte ajuste hacia el 2021. La respuesta social y en la calle, seguramente no se hará esperar.

Noticias Relacionadas