Etiquetado claro. Juan Esteche: “ La Ley de Alimentación Saludable quedó huérfana y las industrias que matan… contentas”

Festeja el lobby de la industria alimentaria. La Ley de Alimentación Saludable -conocida como ley de etiquetado frontal o etiquetado claro-, que es un martes 13 para los empresarios pero un derecho por el que pelea el movimiento socioambiental junto a las comunidades está siendo dilatada una vez más.

Dialogamos con Juan Esteche, Licenciado en Nutrición, de la agrupación Proyecto Timón Verde y vocero de la Coordinadora BFS y con Nadia Burgos, candidata a diputada nacional en Entre Ríos por el Frente de Izquierda al respecto.

Juan, junto a la Coordinadora BFS sos uno de los defensores de la ley de alimentación saludable ¿podés contar sobre la importancia de este proyecto para la comunidad? ¿Qué cambios implica el proyecto de ley? Podrás argumentar también como nutricionista al respecto.

-Juan: “La importancia del proyecto radica en la posibilidad que tendrán las personas de saber qué es lo que están consumiendo, es decir, de tener acceso a la información, y cómo puede repercutir ello en su salud. Es respetar un derecho universal que tenemos las personas de poder vivir de manera saludable. Básicamente se trata de alertar a la población cuando un producto es alto en grasas, azúcares refinados, sodio y edulcorantes en el rótulo del producto. La alimentación es crucial para la prevención del sobrepeso y la obesidad y de todas las enfermedades crónicas no transmisibles: hipertensión, hipercolesterol, diabetes 2, enfermedad renal y varios tipos de cánceres. Las enfermedades cardiovasculares, el asesino número uno en la Argentina y en la mayoría de los países, se previene con hábitos saludables en donde la alimentación es la protagonista. Los crecientes índices de sobrepeso y obesidad en niños también nos alertan de que estamos alimentando muy mal a las jóvenes generaciones. La falta de políticas públicas es muy evidente. Y no sólo alcanzará con la información clara en un rótulo. También los gobiernos deberían ocuparse de brindar educación alimentaria y de la accesibilidad a alimentos reales y saludables para toda la población a precios económicos, en lugar de gastar dinero en tanta propaganda con sus rostros y frases vacías”.

Se movilizaron las organizaciones de BFS al Congreso y en distintos lugares del país. Además, se ve un amplio apoyo de la comunidad a este proyecto, ¿qué sensación te da después de que se cayó la sesión para su tratamiento?

-Juan: “La sensación es que el lobby de la industria es la que gobierna en complicidad con los politicxs de turno. Que en el país del revés, en cuestiones que impactan directamente en la salud, tiene más poder la opinión y voluntad de una industria que de un profesional nutricionista. Se dió una especie de circo y farsa a la hora de que lxs diputadxs no dieran el quórum. Además de ausentarse el bloque entero de Juntos por el Cambio, también no dieron su apoyo algunxs diputadxs del Frente de Todos, que de estar hubieran dado el quórum. Con argumentos contradictorios de ambos lados, y haciéndole creer a la sociedad que el oficialismo “era el bueno”, jugada política macabra, la Ley de Alimentación Saludable (Etiquetado Claro) quedó huérfana y la industrias que matan… contentas”.

«Además de ausentarse el bloque entero de Juntos por el Cambio, también no dieron su apoyo algunxs diputadxs del Frente de Todos, que de estar hubieran dado el quórum. Con argumentos contradictorios de ambos lados, y haciéndole creer a la sociedad que el oficialismo “era el bueno”, jugada política macabra, la Ley de Alimentación Saludable (Etiquetado Claro) quedó huérfana y la industrias que matan… contentas”.

Juan Esteche, Licenciado en Nutrición, de la agrupación Proyecto Timón Verde y vocero de la Coordinadora BFS.

Están las movilizaciones, pero también el debate público respecto a la ley. El movimiento ambiental habla de que “decidan las comunidades”. ¿Qué significa eso?

-Juan: “Significa que los territorios sean consultados, escuchados y tengan participación vinculante, que los pueblos decidan qué, cómo y cuánto producir, según las necesidades reales y no según las imposiciones de un capitalismo frenético, avaro, enfermante y que profundiza las desigualdades. Hoy la Argentina está siendo transformada en múltiples zonas de sacrificio debido al agronegocio (extensión de la frontera agroganadera y del uso de agrotóxicos), la megaminería, el fracking, las represas y la especulación inmobiliaria, un modelo que se profundiza desde hace 3 décadas. Y esto ocurre porque jamás se les da a las comunidades la posibilidad de decidir, es un signo de la falsa democracia en la que vivimos donde los que gobiernan son multinacionales y politicxs corruptos. La sociedad está despertando, los pueblos se están levantando con mayor vehemencia. Estamos con la soga al cuello y hartxs. Es ahora o nunca. La salida está en las calles”.

Nadia, se vio en vivo y en directo la plantada de diputados para tratar la ley que se conoce como de etiquetado frontal, ¿cúal crees que es el motivo de fondo de esta dilatación? ¿Desde qué lugar hay resistencia a esta ley?

-Nadia: “La industria alimentaria argentina, fundamentalmente los sectores de la malnutrición que están asociados a grandes corporaciones alimenticias que para nada están pensando en cómo favorecer una dieta necesaria y sostenible para la población argentina, sino justamente en cómo seguir acumulando ganancias, son los sectores efectivamente a través del lobby intervinieron para que la Ley de Etiquetado llegue hasta esta instancia. Con media sanción de una Cámara y con dejar a punto de caer su labor parlamentaria y la sesión que se debería haberse realizado y que la oposición pro patronal además también los sectores ligados a los lobbistas de estas corporaciones impidieron que se trate. La resistencia a esta ley viene fundamentalmente a nuestro país no solo de las corporaciones, sino de todo el sector del agronegocio que impulsa un modelo de producción atado a los commodities y no atados a la discusión de cómo podemos generar verdadero alimento para las poblaciones en un contexto en donde 50% de la niñez, en nuestro país están bajo la línea de pobreza y no tienen garantizado la alimentación adecuada, esta ley también permitiría llevar adelante, un camino para reducir una situación concreta, qué es que la mayoría de los niños en los hogares pobres tienen una dieta de malnutrición producto de alimentos baratos, pero que son altos en grasas trans, en azúcares, en sodio en sí de todo lo que el cuerpo no necesita para subsistir. Por eso, una vez más denunciamos que estas acciones están atadas directamente a los lobbys de sectores que piensan productos para favorecer la ganancia capitalista y no para favorecer la nutrición de las poblaciones”.

El oficialismo culpa a la derecha por no dar quórum para esta ley, la derecha dice que hay temas más importantes… ¿Qué diferencias hay en esta disputa? ¿Qué opinión tenés respecto a las maniobras y acuerdos para decidir dar quórum o no?

-Nadia: “En el sentido de lo que comentaba antes, también hay que decir que por más que el gobierno diga que la derecha es absolutamente responsable que el quórum no estuvo ayer vemos cómo a estas leyes que son tan necesarias para discutir la transformación del modelo productivo y alimenticio nuestro país están fuertemente atravesadas por la dilatación constante, esto lo vemos en otras leyes que las poblaciones estamos exigiendo hace mucho tiempo como puede ser también, por ejemplo la Ley de Humedales. Lo que se ve acá es como las corporaciones y ciertos sectores asociados a intereses muy mezquinos y particulares son los que maniobran y acuerdan junto con la clase política tradicional para dar luz verde o luz roja a ciertas iniciativas. Desde la Red Ecosocialista y el Frente de Izquierda-MST creemos que hoy más que nunca es necesario fortalecer la movilización, la unidad en la diversidad de la lucha ambiental y social para poder generar una gran marea y un gran movimiento que logre como así lo hizo, por ejemplo movimiento feminista romper, estás brechas y estás maniobras que se dan por atrás y que efectivamente seamos las poblaciones las que decidamos, qué y cómo producir y en ese marco, qué tipo de alimentos necesitamos para no tenemos de verdad”.

Noticias Relacionadas

Paraná. Frente al lobby extractivista, propuestas ecosocialistas

En el marco del ciclo de charlas sobre las propuestas de izquierda para una discusión política profunda, la candidata a diputada nacional...

Ley de etiquetado frontal. El lobby alimenticio postergó su tratamiento

El martes 5/10 falló el quórum para tratar la sanción definitiva de la Ley de Etiquetado Frontal de los Alimentos. El faltazo...

Agronegocio. Los pooles tienen su ley de Fomento de Desarrollo Agro-bio Industrial

La “Estrategia de Reactivación Agroindustrial Exportadora Inclusiva, Sustentable y Federal” dada a conocer en agosto del 2020 por el Consejo Agroindustrial, ya...

24S. Córdoba se sumó a la Huelga Mundial por el Clima

El pasado viernes 24 de septiembre miles de personas marcharon en la capital de la provincia para exigir políticas públicas que protejan...

Un año de Periodismo de Izquierda. Avanzando con ideas desde abajo y sin falsas neutralidades

Se está cumpliendo un año desde que a mediados de octubre del 2020 lanzamos nuestro sitio web periodismodeizquierda.com y sus cuentas de...

Agronegocio. Los pooles tienen su ley de Fomento de Desarrollo Agro-bio Industrial

La “Estrategia de Reactivación Agroindustrial Exportadora Inclusiva, Sustentable y Federal” dada a conocer en agosto del 2020 por el Consejo Agroindustrial, ya...

La vigencia o no del peronismo. Y la izquierda que preocupa a Cristina

Por el 17 de octubre, el Frente de Todos hizo tres actos distintos. Uno lo encabezó Cristina en la ex ESMA, en...

17 de octubre. ¿Lealtad a los trabajadores o al FMI y el gran capital?

Este 17 de octubre, la CGT y el gobierno apelan con actos a la mística del “peronismo”. Pretenden revertir la derrota electoral,...