martes, 23 julio 2024 - 18:00

Estudiantes TESG UNLaM. “Estamos dispuestos y dispuestas a no dejar que la carrera se cierre”

El pasado martes, compañerxs de MST UNLaM nos reunimos con compañerxs de la carrera de Tecnicatura en Electrónica con orientación en Sonido y Grabación, que nos contaron la situación ante el intento de cierre de la carrera, las respuestas -o falta de ellas- por parte de las autoridades y del Centro de Estudiantes.

Hace varios días lxs propixs estudiantes hicieron pública una decisión del rectorado y las autoridades, tomada en secreto y de manera inconsulta, que por medio de lxs ingresantes se pudo saber: intentan cerrar la carrera en mitad de la pandemia. El primer paso en este sentido fue inhabilitar nuevas inscripciones. Se profundiza una orientación de ajuste en la universidad, encontrando en la pandemia el contexto para avanzar. Previamente fueron los despidos en medicina, y la persecución sindical de sus docentes; la resolución xenófoba que pretendía que estudiantes migrantes pagaran $ 90.000 un curso de español; los despidos en arquitectura y ahora, se lanzan a reemplazar la carrera pública por una arancelada. Crece el repudio en redes sociales de la comunidad universitaria y de otros lugares, el Departamento y el Centro de Estudiantes improvisan respuestas justificatorias y los estudiantes de la carrera se organizan. Charlamos con Pato, uno de los representantes.

Un intento de ajuste y una resistencia con antecedentes

“El pasado jueves 27 de mayo, a través de algunas personas que se pusieron en contacto con compañeros que quisieron inscribirse para empezar la carrera en el 2022, es decir, quisieron anotarse en el curso de ingreso 2021, que la carrera no estaba ofertada. Algunos lo que hicieron fue anotarse en otras ingenierías dentro del mismo departamento, pensando que tal vez era un error del sistema como ya estamos tan acostumbrados los alumnos, tanto de la tecnicatura nuestra como probablemente toda la facultad.

Los estudiantes frente a esto automáticamente empezamos de vuelta a organizarnos. Lo que empezamos a hacer fue a movilizarnos, a visibilizar la situación, ya creamos redes sociales, empezamos hablar con los docentes”.

VER: Comunicado de les estudiantes de Sonido y Grabación

Un ajuste “pendiente” en mitad de la pandemia

Continuó: “Hoy en día llevamos ya el tercer cuatrimestre sin poder cursar presencialmente en la facultad, como todos los alumnos, lo cual implica que el presupuesto un poco se ha relajado porque también sabemos que el estudio rescindió contrato con la facultad. Entonces no están destinando esta parte del presupuesto. Creemos también que viene de la mano de la pandemia y de la incapacidad de poder presentarnos en la facultad que hayan tomado esta decisión. Es decir, nos suena que es bastante más fácil cerrar una carrera cuando, de repente, la comunicación es más difícil. Porque, no es lo mismo si vos sos una autoridad en la facultad, estar en tu despacho y que te golpeen la puerta a que te suene el teléfono en tu casa, como estamos manejándonos todos hoy, entonces creemos que viene un poco por ahí.

Ellos, desde las autoridades del departamento de ingeniería, del rectorado y el consejo directivo alegan que se gasta demasiada plata en el estudio, lo cual probablemente sea verdad. Ahora, ante la pregunta de por qué no se usa ese presupuesto para crear un espacio dentro de la facultad, siempre las respuestas son ambiguas o no nos la dan. Entonces hoy por lo que estamos luchando es porque no se cierre la carrera y porque mejore la condición en la que cursamos, y que sea teniendo un espacio propio en la facultad. A través de eso se resolvería un poco el tema del presupuesto.

También nos enteramos que, a partir del 2019 se empezó a impulsar una carrera arancelada en la facultad, que es una tecnicatura en artes audiovisuales […] Esta es una carrera para la cual, más allá de que sea arancelada, evidentemente la facultad ha puesto presupuesto, para esta carrera tiene proyectado un lugar en donde se puedan cursar las prácticas, entonces ¡momento! nosotros ya somos una carrera con muchos estudiantes, con muchos años, con profesores que han dedicado mucho y no nos merecemos que nos vengan a correr diciéndonos que para nosotros no hay plata, cuando para otras carreras nuevas sí va a haber plata.

LFU y el departamento de espaldas a los estudiantes

“[El Centro de Estudiantes] Es otro tema con el cual estamos un poco en conflicto, porque en su momento el centro estudiantes se quedó bastante al margen cuando hicimos la primera la primera lucha, cuando quisieron cerrar en 2016. Nos movilizamos nosotros, nos autoconvocamos nosotros y es lo mismo que estamos haciendo hoy en día”.

En sus redes sociales, el Centro de Estudiantes conducido por la Liga Federal Universitaria – Juventud Universitaria Peronista, comunicó que mantuvo una reunión con las autoridades de la carrera, pero no convocaron a los estudiantes de la misma ni informaron de qué se trató ni qué posición llevaron. Mucho menos convocaron a asambleas para discutir, votar y organizar un plan de lucha. Una vez más repelen la participación estudiantil y defienden las medidas de ajuste del rectorado. El Departamento, por su parte, hizo una publicación reafirmando el cierre de las inscripciones, defendiendo el ajuste. Si se ven obligados a posicionarse y ensayar respuestas y quedar expuestos, es solamente por la organización y el repudio de lxs estudiantes.

VER: Comunicado de la Facultad de Ingeniería respecto al cierre de TESG

No hay consenso para el ajuste

Así como lo hicimos desde nuestra agrupación, el MST UNLaM en el Frente de Izquierda Unidad, cientos de estudiantes, docentes y también trabajadores del ámbito expresaron su apoyo y solidaridad. Resulta al menos contradictorio que mientras se promociona -una vez más- la apertura del Centro Universitario de la Innovación en el Km. 32 con una campaña que ya tiene características electorales, los mismos actores políticos impulsen el cierre secreto de una carrera pública, única en su rubro en la zona. Es que la orientación del rector Martínez tiene consenso en el Municipio y en Nación, pero encuentra un repudio contundente en la comunidad universitaria que rechaza el rumbo elitista de una universidad para pocos.

VER: Solidaridad de MST UNLaM en defensa de TESG

“Vamos por: en una primera instancia, las autoridades del departamento para que nos den una explicación, a que la cosa la manejen, de una vez por todas, con trasparencia; y no vamos a parar hasta llegar hasta el rectorado, por lo menos, porque estamos dispuestos y dispuestas a no dejar que la carrera se cierre, porque la carrera es un bien común y la facultad, al ser una institución pública, es de todos, de toda la comunidad educativa.

La verdad que con el contexto que estamos viviendo ahora hacerse presente de forma física en un reclamo es la última medida, y hay que tratar de evitarla lo más que se pueda. Estamos dispuestos en todo caso a acercamos a la facultad y si hay que ir a visibilizar esto en las inmediaciones de la facultad, lo vamos a hacer. En una primera instancia estamos esperando una respuesta de parte de las autoridades para concretar una reunión mínimamente con los que designamos en la asamblea del domingo como los representantes de los alumnos”.

Contra el cierre, en defensa de la profesionalización

Seguiremos acercando todo nuestro apoyo a lxs estudiantes que hoy se están organizando, quedando a disposición para encontrarnos en instancias amplias de organización que decidan convocar, para intercambiar ideas y defender con todas nuestras fuerzas nuestra universidad y la educación pública, gratuita, científica, masiva y de calidad.

Ana Paredes Landman – Estudiante de Trabajo Social

Noticias Relacionadas