lunes, 22 julio 2024 - 05:29

Entre Rios. Fortalecer a la izquierda frente al cambio de signo político y las promesas de ajuste

La crisis del régimen político mostró una de sus caras en nuestra provincia y tras 20 años de gobiernos del PJ, Frigerio de JxC fue electo gobernador. Decir que en Entre Ríos ganó JxC es una verdad a medias, ya que resultó ser una de las provincias que le dio una ventaja a Massa en la elección presidencial y que muestra otras particularidades.

En términos de democracia burguesa y formal hay que destacar las «dificultades» que tendrá Frigerio para gobernar. Si bien tiene la mayoría en la cámara de diputados, porque rige la cláusula de gobernabilidad que le da la mitad más uno de la cámara legislativa a quien gane, tendría una Cámara de Senadores «en contra», el PJ retuvo gran parte de esas bancas. Otra novedad es la incorporación de diputados de La Libertad Avanza, todos asociados al agronegocio, que le agregan un tinte aún más rancio a la política entrerriana.

Claro está que esas «dificultades» en el escenario provincial se disiparían rápidamente si Massa es electo presidente: el llamado a un gobierno de unidad nacional es un déjà vu del gobierno Macrista donde Bordet, el actual gobernador, y todo el PJ tuvieron más que una relación cordial con Frigerio, ministro del interior en aquel momento. Negociaron, por ejemplo, los votos para la reforma jubilatoria, un adelanto del camino que juntos querrán emprender, porque lo que es seguro es que seguirán al pie de la letra el acuerdo con el FMI y por la tanto el 82% móvil y el trabajo estatal está en peligro en nuestra provincia. Frigerio reforzo esta ideas en los primeros discursos como gobernador electo, y sentencio que tendra el gobierno mas austero de la historia.

Hoy el PJ festeja retener Paraná y Concepción del Uruguay y sabe que perder Concordia y Gualeguaychú fue la clave de Frigerio. El despliegue de la campaña de obras y de gestión apelando a la “entrerrianidad” no fue suficiente para Bahl; y Frigerio supo aprovechar el agotamiento con un gobierno que sobre discursos sabe mucho pero en los hechos gobierna para la concentración de las tierras y medios de producción, con trabajadores bajo la línea de pobreza, privatizando espacios públicos, atacando sistemáticamente nuestros bienes comunes, todo esto entrecruzado con escándalos de corrupción, contratos truchos, y una clase política con niveles de vida que no puede explicar en sus declaraciones juradas. Claro está que con Frigerio no vamos a tener un cambio en ese sentido, sino una aceleración en los ritmos de explotación y saqueo.

Incluso Milei que recibió un fuerte golpe electoral el pasado 22, frente a la evidencia de su techo electoral sale a buscar aliados y felicitó al electo gobernador Frigerio en su discurso. Alertamos que la alianza Milei y Frigerio. si se diera, es un peligro absoluto para todos los derechos laborales y ambientales, sería una declaración de guerra contra el pueblo entrerriano que vamos a enfrentar en las calles.

Para estos escenarios hay que prepararnos, por eso es central fortalecer a la izquierda en los lugares de trabajo, en las calles y como fuerza política.

La elección y rol de la izquierda

Si bien fue una elección marcada en todo el país por un espacio de tercios, en las principales ciudades de nuestra provincia se polarizó mucho más. Esto se suma a la campaña de malmenorismo y el voto útil que impusieron los oficialismos, y el intento de acallar las voces de la izquierda. Por poner solo un ejemplo, la provincia no adhiere a las leyes de espacios gratuitos en los medios de comunicación y encorseta a los espacios que nos autofinanciamos, imposibilitando que nuestras políticas lleguen a más entrerrianos y entrerrianas

Los millones en aparato publicitario que gastaron tanto Bahl del PJ como Frigerio de JxC son vergonzantes para la delicada situación que estamos viviendo. Aun así, desde el FIT-U pudimos, con mucho sudor militante, consolidar un espacio a izquierda en la provincia y sostener nuestra fuerza que sigue creciendo.

Tanto la elección del FIT-U en Entre Ríos, como en todo el país, muestra que los y las trabajadoras, la juventud, las mujeres y disidencias, cuentan con una fuerza política que siempre va estar en la lucha. La elección que Cele Fierro hizo en CABA y la incorporación de nuevos diputados nacionales demuestran que incluso cuando todo el arco político gira a derecha, hay miles de trabajadores que apuestan a que la izquierda esté. Por ellos seguiremos luchando y construyendo esta herramienta, hasta que el gobierno sea de los que nunca gobernamos.

Noticias Relacionadas